Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

13 Dic 201719:33

Moda sostenible y responsable: el pulso de la industria de la moda

 

La industria de la moda tiene una clara oportunidad para actuar diferente, obtener ganancia y generar crecimiento y, a la vez, crear valor para la economía mundial. Esta posibilidad llega con una necesidad urgente de colocar las mejoras ambientales, sociales y éticas en la agenda de los directivos.

 

En la última década, la industria mundial de la moda ha sido un motor para el desarrollo global y logró avances en sostenibilidad. El conocimiento está creciendo y de forma individual, las empresas están optimizando las prácticas comerciales para limitar su impacto negativo. Pero para mantener su trayectoria de crecimiento actual, la industria de la moda en su conjunto debe abordar y actuar sobre su huella ambiental y social. Los recursos naturales del planeta están bajo presión y, si bien la industria de la moda no es el único contribuyente, sí es uno de los más considerados. Las condiciones sociales en la misma también están lejos de lo que se estableció como meta por las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible.

 

Existe una justificada necesidad de actuar diferente. La buena noticia es que, al cambiar las prácticas, la industria puede detener el impacto negativo y generar una alta cantidad de valor para la sociedad, a la vez que resguarda su rentabilidad a largo plazo. Si la industria logra crecer al ritmo proyectado sin deteriorar su huella social y ambiental, tiene la oportunidad de generar el valor anual total de 160.000 millones de euros para la economía mundial, lo cual representa la actividad económica humana, el capital social y el natural.

 

Sin embargo, hasta el momento, el pulso ambiental y social de la industria es débil. El reciente y mundialmente desarrollado Pulse Score (1), una medida sobre salud del sector, es de sólo 32 puntos sobre 100. Aunque muchas empresas están progresando en la optimización de sus prácticas comerciales, claramente, no es suficiente. Si la industria de la moda sigue en el camino actual de mejoras graduales, es muy probable que experimente un aumento de sus costos por las nuevas normativas sobre los materiales utilizados, el trabajo y los procesos. Según proyecciones conservadoras, los niveles de rentabilidad de las marcas de moda están en riesgo en al menos 3 puntos porcentuales si no actúan pronto y con determinación. 

 

Para hacer una diferencia, las empresas y marcas de la moda deben hacer más que actualizarse para imitar lo que hacen los líderes del sector. Eso no es suficiente. Si así no se hiciera, según suposiciones optimistas y ambiciosas, solo menos de la mitad de los 160.000 millones de euros podrían ser capturados por el sector. La industria necesita una consolidación y realineación de los esfuerzos y los recursos hacia ventajas de alto impacto, con menos iniciativas, pero mucho más sólidas. Para llegar a ello, el sector debe promover nuevos estándares de operación e impulsar las innovaciones en todas las organizaciones, ubicaciones, orígenes y cadenas de abastecimiento. Al reunir a los participantes de todos los eslabones de la cadena de valor bajo un mismo objetivo, la moda puede garantizar un fuerte crecimiento en el futuro y a largo plazo.

 

Nada más que agregar. Como les decía al principio del artículo, el análisis es profesional, actual y certero. Lo que nosotros debemos hacer ahora es trabajar férreamente y a conciencia para lograr que la industria textil y de la moda sea cada día más sostenible y socialmente responsable. En el próximo artículo describiremos el escenario para el cambio y enumeraremos esas acciones concretas.

 

¡Aquí nos volveremos a encontrar!

 

 

Nota: (1) El Pulse Score es una base de referencia mundial y holística de performance sostenible en el sector de la moda. Se basa en el Higg Index, registrado por Sustainable Apparel Coalition (SAC). El Pulse Score extiende el Higg Index extrapolando los hallazgos para incluir a toda la industria. El Higg Index es la herramienta de medición más amplia y representativa que existe para la industria de la moda actual. Abarca a la mayoría de las grandes compañías y se amplió para que incluyera una visión sobre las pequeñas y medianas empresas, actualmente con baja representación.

...