Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Feb 201901:24

La neo-relocalización de la moda

La neo-relocalización de la moda

 

 

¿Vuelve a ser local la producción de indumentaria? 


Comenzando con este interrogante, McKinsey origina su reporte- Is apparel manufacturing coming home? – a través del cual analiza la actualidad y las tendencias de la producción de indumentaria y moda.

 

En este blog hemos analizado exhaustivamente este nuevo fenómeno de la industria que personalmente he denominado “la neo-relocalización de la producción de moda”, refiriéndome a la vuelta de la producción desde Oriente a cercanía de los mercados occidentales. Para una mayor comprensión y lograr una visión integral de la situación, les recomiendo leer estos dos artículos anteriores y abrir los links adicionales que encontrarán al final del primero de ellos: El futuro aprovisionamiento de la moda | Las plataformas on-line personalizan la moda, el abastecimiento responde

 

Producción en cercanía, automatización y sostenibilidad: establecer una cadena de valor de la moda centrada en la demanda

Las empresas de indumentaria exitosas del mañana serán las que tomen la iniciativa para mejorar la cadena de valor de la moda en dos frentes: la producción en cercanía y la automatización. No puede ser sólo una de ellas y debe hacerse de forma sostenible. Estas organizaciones ya no pueden hacer negocios como de costumbre y esperar a prosperar.

 

 

 

 

Debido a Internet y al estancamiento de los mercados claves, la competencia es más fuerte que nunca y la demanda de los consumidores es más difícil de predecir. Las marcas de la moda para el mercado masivo y los minoristas están compitiendo con start ups en línea y, las más exitosas de éstas, pueden replicar estilos de moda y llevarlos a los clientes en cuestión de semanas.

 

A este panorama debemos agregar que las empresas del sector de la indumentaria han perdido gran parte de su influencia en el establecimiento de las tendencias de la moda. En la mayoría de las categorías del mercado masivo, las tendencias más populares de hoy en día están determinadas por los influenciadores individuales y los consumidores en lugar de por los departamentos de marketing y diseño de las marcas.

 

La presión sobre la rentabilidad debido a la disminución de las ventas a precio completo, así como la creciente preocupación por el impacto medioambiental de la sobreproducción, exigen una fabricación ágil en lotes más pequeños y un reabastecimiento a demanda.

 

 

 

 

La moda necesita velocidad reactiva

A la luz de estos factores, la velocidad de llegada al mercado y la reactividad durante la temporada son ahora más importantes que nunca para el éxito de los actores de la industria de la moda. El problema es que la mayoría de los actores de la industria de la moda establecidos están desbordados por la lentitud de los procesos comerciales y las configuraciones de la cadena de suministro y el aprovisionamiento tradicional, por estos motivos tienen enormes dificultades para mantener el ritmo de los competidores más hábiles.

 

Las marcas de indumentaria para el mercado masivo y el retail no pueden ganar en la próxima década si no se aceleran y se transforman en un modelo centrado en la demanda. Las empresas del sector de la moda están aplicando cuatro palancas claves para apoyar la transformación.

 

1. Mejora de los procesos actuales, por ejemplo, equipos centrales de marketing multifuncionales, reducción de las muestras de aprobación y una colaboración más estrecha con los proveedores.

 

 

 

2. Digitalización de los procesos en todas las fases del ciclo de la moda: desde la visión inteligente del consumidor hasta el diseño y la creación de prototipos virtuales, pasando por las herramientas integradas de gestión de proveedores y la venta digital.

 

3. Se replantearán la logística de entrada, con el objetivo de lograr un equilibrio eficaz entre el transporte aéreo y el marítimo y establecer procesos de almacenamiento altamente eficientes.

 

4. Optimización del modelo de producción de prendas de vestir, en el que nos centraremos en este artículo y los posteriores, incluyendo elementos como la producción en cercanía, la automatización de nuevos modelos de entrega en torno a la personalización y los cambios hacia cadenas de valor circulares y sostenibles.

 

 

 

 

Deslocalización vs. neo-relocalización

Hace dos décadas, las marcas de ropa y los minoristas de los mercados masivos de EE.UU. y Europa se apresuraban a trasladar la mayor cantidad de producción posible a Asia con el fin de obtener una ventaja competitiva a través de costos más bajos. Desde entonces, ha sido un juego de costos unitarios, donde el foco estuvo puesto en ajustar la huella del aprovisionamiento y pasar de China a mercados fronterizos u otros países aún más rentables.

 

Los fabricantes de prendas que lo han hecho con éxito, sin dejar de garantizar la calidad, la rapidez y el cumplimiento de las normas, han sido capaces de entregar productos relevantes a los consumidores a los mejores precios. Por lo tanto, la pregunta ahora es: ¿vuelve a ser local la producción de indumentaria?


Velocidad Vs. costos

Hoy en día, la industria se encuentra en una encrucijada, donde la velocidad vence a la ventaja de los costos marginales y la RSC se convierte en una estrategia de sostenibilidad integrada.

 

Mientras que la configuración tradicional de la cadena de suministro está siendo desafiada y a medida que los costos de mano de obra convergen, las marcas del mercado masivo y los minoristas están comenzando a repensar más ampliamente sus modelos de sourcing, abastecimiento y producción. Las medidas para aumentar la producción en cercanía y los modelos de producción más automatizados tienen el potencial de permitir una mayor sostenibilidad y apoyar la generación de una economía circular en el sector de la moda.

 

 

 

 

Los fabricantes de ropa del mercado masivo que adopten las tecnologías de automatización para ser más rápidos y sostenibles serán probablemente los ganadores de mañana.

 

Conclusión: este nuevo desafío actual generará la ventaja competitiva futura

Para muchas empresas de la moda, este nuevo desafío puede parecer una tarea desalentadora. Sus plazos de entrega son largos, sus procesos de producción laboriosos y lineales. Entonces, ¿qué pueden hacer? La respuesta es: hacer inversiones audaces, disciplinadas y equilibradas en la producción en cercanía, automatización y sostenibilidad y hacerlo de inmediato.

 

Las marcas del mercado masivo y los minoristas que analicen su viabilidad económica actual, sus perspectivas futuras y decidan embarcarse en este viaje, generarán un sinfín de posibilidades. Hacerlo ahora mismo, antes que la competencia, les permitirá interpretar, ganar tiempo y generar experiencia en la utilización de los futuros modelos de producción y abastecimiento de indumentaria impulsados por la demanda.

 

¡Nos encontramos en el próximo artículo y seguimos analizando este extraordinario reporte!

...