Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Nov 201715:02

El cliente digital cambia el ciclo de la moda

El cliente digital cambia el ciclo de la moda

 

 

 

Compradores más exigentes e impredecibles

En los últimos años, los consumidores de moda se han sentido cada vez más cómodos con las interacciones digitales y con sus compras en línea. Impulsados por las nuevas tecnologías, las necesidades y los patrones de comportamiento de los compradores se están volviendo cada vez más sofisticados y, aunque las empresas intentan seguirles el ritmo, son cada vez más difíciles de predecir.

 

Los consumidores de hoy en día están “siempre conectados”

Por este motivo, están más informados y en contacto permanente con otros consumidores. Así se vuelven más conocedores de los valores y la autenticidad de las marcas y, por supuesto, más exigentes y menos predecibles. Se trata de un consumidor totalmente nuevo que, al tener acceso global permanente e inmediato a la información, no es leal a una misma marca, compra en distintos segmentos del mercado, desea personalización y se conecta a valores profundamente arraigados.

 

El desafío de descubrir el deseo del consumidor es la gran oportunidad

Lo que en principio se supone como un difícil reto, no es más que una excelente oportunidad para aquellas empresas que logren descifrar que es lo que quiere y desea el consumidor en este preciso momento. A medida que los consumidores utilicen la tecnología para mejorar su experiencia de compra, las marcas deberán aprovechar esto para obtener más información y generar perspectivas definidas de sus consumidores. Más que nunca, las marcas de moda necesitan una visión global de sus consumidores para comprender qué desean, qué les gusta, dónde y cómo compran.

 

A partir de ahora, probablemente, las marcas ganadoras serán aquellas que inviertan en la tecnología adecuada que les ayude a comprender y a atender las necesidades actuales y no satisfechas de los consumidores.

 

Gratificación instantánea significa velocidad para la cadena de abastecimiento

Un consumidor más exigente y el constante intento de las marcas de moda por crear demanda adicional han obligado a la cadena de abastecimiento a aumentar la velocidad en la entrega del producto. Las empresas tratan de incrementar las ventas respondiendo más rápidamente a la demanda del consumidor.

 

Este modelo no muestra signos de desaceleración, por el contrario las marcas se han lanzado valientemente hacia la era digital, ya sea generando gratificación inmediata o creando nuevos canales de distribución; donde por ejemplo, los clientes globales tienen acceso virtual a los shows de moda y compran modelos de las colecciones vía internet, bajo el nuevo modelo “veo ahora, compro ahora”.

 

En el horizonte, las sofisticadas plataformas de venta “on line”

Durante 2016 observamos cómo las plataformas y las estrategias digitales se desarrollaron, se hicieron mucho más sofisticadas y se integraron.  El mejor ejemplo es Amazon, que ha entrado estratégicamente en el negocio de la moda de la mano de sus propias competencias. Ya cuenta con siete marcas propias de moda que se venden exclusivamente en su sitio web.

 

Está muy claro que las compras en línea están acelerando el metabolismo competitivo de la industria de la moda, cambiando nuevamente su ciclo de vida, y vemos un surgimiento del uso innovador de herramientas digitales para vincularse con los consumidores de una nueva manera, en pos de aumentar las ventas. Todos estos cambios tienen repercusión directa sobre el aprovisionamiento de la marca,  sus oficinas en origen y sus proveedores.

 

Cambio de ciclo y un nuevo modelo de concepción del producto

De esta situación se desprenden una serie de consecuencias totalmente disruptivas para el sector. Llegaremos a ellas a través de estos interrogantes que analizaremos en el próximo artículo del blog.

 

¿Qué ventaja competitiva posee una plataforma de venta “on line” sobre las marcas tradicionales para “producir moda” y ser exitosa? ¿Por qué este nuevo modelo alterará el ciclo de la moda y cambiará definitivamente la creación del producto y su aprovisionamiento? ¿Por qué gran parte de la industria de la moda, seguramente,  pondrá su atención en las tendencias definidas por esta empresa y sus marcas?

 

 Nos reencontraremos en el próximo artículo analizando estos cambios disruptivos de nuestra apasionante industria de la moda.

¡Aquí nos vemos! ¡Gracias!

...