Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

11 Jul 202012:15

Exceso de puntos de venta en Estados Unidos: reconversión para unos, oportunidad para otros

Exceso de puntos de venta en Estados Unidos: reconversión para unos, oportunidad para otros

 

 

El pasado viernes, los gestores de Nine West presentaron chapter 11 (el equivalente estadounidense al concurso de acreedores español). Una más de una lista que sigue creciendo en Estados Unidos. Son varias las razones que han llevado a este monstruo del calzado norteamericano a verse obligado a cerrar todos sus puntos de venta, pero el factor común que se repite en la mayoría de los casos de bancarrota es el de tener que cargar con un exceso de puntos de venta improductivos.

 

Mi socio y amigo, Larry Meyer, ex directivo de Uniqlo y Forever 21 entre otras empresas, se sienta en algunos consejos de empresas en reestructuración dedicando la mayor parte de su tiempo a revisar como salir de contratos de alquiler de tiendas con cuentas de resultados negativas. Esta situación de mercado se va a convertir en una nueva oportunidad de distribución para marcas (o servicios) que quieren entrar o expandirse en el mercado de Estados Unidos.

 

Basta con leer algunas noticias que han aparecido en prensa los últimos seis meses:

- Lord and Taylor va a alquilar parte de su ‘flagship’ en Manhattan al grupo WeWork

- Kohls cederá espacios de sus tiendas a la expansión de Aldi en Estados Unidos

- Macy’s ha desarrollado un concepto ‘market place’ donde alquila parte de sus tiendas

 

 

 

 

Para marcas con exceso de espacio comercial, la reducción de tráfico en tienda física (o la migración del consumidor a comprar online, depende como se quiera ver) genera dos consecuencias interconectadas: la oportunidad de incrementar la oferta (y si es posible la experiencia de compra) a un mismo cliente y la necesidad de incrementar la productividad: venta por metro cuadrado.

 

Para estas empresas, la fórmula ideal (que no la única) para conseguir resolver los dos puntos anteriores es la de ceder parte de su espacio de tienda física a marcas o servicios que compartan el mismo perfil de cliente. Este modelo está más avanzado en otros sectores (solo hace falta darse una vuelta por los food courts de los malls en Estados Unidos) y en el nuestro, sobre todo en Norteamérica, lo vamos a ver con mucha frecuencia en los próximos tiempos.

 

Esta es la oportunidad para empresas de moda que veían inviable hasta ahora abrir tiendas en Estados Unidos: ¿Veis alguna marca con la que podáis compartir espacio físico?, pues quizás este es el momento de hacer una llamada. Por cierto, nosotros desde SGN estamos trabajando con dos empresas norteamericanas (con más de 400 puntos de venta) que buscan roommate.  

...