Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Nov 201722:26

Cuando no hay un local adecuado: se crea

 

 

Los últimos movimientos de las grandes marcas en las dos principales calles prime de España, Paseo de Gracia y Serrano, se han llevado a cabo de una forma novedosa en España: las marcas no han ocupado un local existente, lo han creado.

 

Si bien en Europa ha sido algo habitual en ciudades como Múnich, Londres, Milán y ,por supuesto, París, en España no habían sido muy habituales estas operaciones. Las grandes marcas necesitan grandes locales donde expresar la totalidad de la marca. Y grandes locales, es decir, con al menos varios miles de metros cuadrados útiles comerciales, hay pocos.

 

Se puede optar por reutilizar locales de bancos, tal y como hizo Apple en Paseo de Gracia 1, donde tras una importantísima reforma que llevó a importantes cambios estructurales del edificio se abrió una extraordinaria tienda.

 

Del mismo modo Louis Vuitton acaba de reubicarse en Paseo de Gracia y ha seguido un proceso similar ocupando una antigua oficina bancaria añadiéndole el principal para aumentar la superficie de venta.

 

Y esto no termina aquí para Louis Vuitton, la pasada semana se publicó que han empezado las obras de lo que puede ser nueva tienda en Madrid, en Serrano 66, que ocupará un edificio completo a imagen de lo que la marca ha hecho en otras ciudades europeas.

 

Y seguro que en Serrano 60, edificio que recientemente ha adquirido una empresa de capital riesgo, ocurrirá algo similar para alguna de las marcas que están buscando activamente ubicación en la remozada calle Serrano que, por fin, se está convirtiendo en la arteria comercial premium de Madrid.

 

¿Y qué elementos hacen falta para que todo esto ocurra?

 

En primer lugar, un promotor inmobiliario, pero no al uso, alguien que entienda el retail en profundidad, maneje con habilidad la relación con las marcas, busque la financiación y tenga la visión y valor de arriesgarse a promover este tipo de operaciones. Normalmente son promociones muy apalancadas lo que luego da lugar a que entren, una vez que el local está ocupado por un inquilino premium, empresas patrimonialistas que compran el edificio con un contrato de alquiler a largo plazo.

 

Como elemento lubricante para que la promoción se lleve a cabo hace falta un agente inmobiliario. Pero no uno cualquiera, alguien especialista en retail Prime, que en su vocabulario no exista la palabra imposible y que esté dispuesto a trabajar como un socio y no como un comisionista.

 

A continuación hace falta un estudio de arquitectos especialista en estos temas, capaz de conseguir las licencias y modificaciones de normas urbanísticas para el desarrollo de estos mega proyectos que en muchos casos implican cambios en los elementos estructurales de los edificios, o, aún más importante para la ciudad, devolver al estado inicial edificios protegidos como ocurrió con la tienda de Loewe en Paseo de Gracia. Para todos los proyectos que he mencionado hay otro elemento en común, el excelente despacho de arquitectos de Barcelona BT Arquitectos que de la mano de sus fundadores, Ferran y Ernest, tiene una muy importante representación entre las marcas de lujo.

 

Todo esto se pone en una coctelera, donde se agitan todos los elementos durante el tiempo necesario, que algunos casos pueden ser varios años, y se obtienen estos magníficos emplazamientos de retail donde hacemos realidad nuestros sueños.

...