Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Ene 202115:01

Ulises Mérida: “Las instituciones públicas tienen que ayudarnos para que generemos industria”

Para el diseñador, la moda es un producto que tiene que durar en el tiempo, no comparte el concepto de tendencia, pero tampoco el fenómeno del fast fashion.

20 Abr 2020 — 04:51
A. B. G. B.
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Ulises Mérida: “Las instituciones públicas tienen que ayudarnos para que generemos industria”

 

 

Creatividad, sostenibilidad, big data o Rosalía. El diseño es la piedra angular del sector de la moda. A lo largo de 2020, Modaes.es publicará una serie de entrevistas con los principales diseñadores de moda en el país para debatir sobre las tendencias más relevantes del sector en la actualidad y analizar cómo evoluciona el papel del diseño a medida que el sector se transforma.

 

Ulises Mérida fundó su propia firma después de haber trabajado de Agatha Ruiz de la Prada o Roberto Torreta. Una experiencia que para el diseñador resultó “esencial” de suma importancia para poder iniciar su camino en solitario. Fiel defensor del diseño de autor, a Mérida le gustaría que el consumidor empezara a creer en este tipo de moda y entienda que si el precio es más caro es porque son prendas de un valor más alto. Para el diseñador, la moda es un producto que tiene que durar en el tiempo, no comparte el concepto de tendencia, pero tampoco el fenómeno del fast fashion.

 

Pregunta.: Lanzó su firma en 2012 y su primera colección le valió un premio. ¿Las condecoraciones tempranas hacen más fácil el camino o son un hándicap?

Respuesta.:  Rápidamente vi claro que para crecer y desarrollar mi carrera tendría que hacerlo desde Madrid y me fui allí a estudiar. Estudié en la Politécnica, luego me fui a Milán y volví a España y empecé a trabajar para otras marcas. Estuve con Jesús del Pozo y Roberto Torreta, y después de llevar varios años junto a ellos tomé mi propia iniciativa y decidí crear mi marca con un discurso más personal.

 

P.: Ha trabajado, entre otros, para Roberto Torreta y Agatha Ruiz de la Prada. ¿Qué ha aprendido?

R.: Muchísimo, y de cada ellos cosas muy distintas que es lo más interesante. Con Jesús del Pozo tenía mucha conexión a la hora de desarrollar ideas, de entender un poco cómo se construyen las prendas. Con Agatha realicé un trabajo mucho más empresarial, con ella desarrollaba la parte de imagen de las colecciones en un taller interno donde tenía a cargo cinco personas. Y con Roberto, desarrollé durante cuatro colecciones en las que los patrones eran muy importantes. El trabajo junto a marcas tan importantes me ha servido un poco de escuela y de experiencia para poder lanzarme y generar mi propia marca.

 

 

 

 

P.: ¿El diseñador tiene que ser también gestor?

R.: En mi caso no me tocó más remedio cuando decidí impulsar mi propia marca. Gestionar un equipo que está a tu cargo, preocuparte de las ventas y de toda la parte burocrática no es fácil. Para mí es más fácil enfrentarme a un folio en blanco que a un banco, en este caso. Antes tenía un trabajo concreto como diseñador y ahora tengo un trabajo que tiene que ser de 360 grados.

 

P.: Hay diseñadores independientes que crearon su firma homónima tras finalizar los estudios. ¿Se lo recomendaría a un estudiante hoy?

R.: Es relativo. Yo he tenido durante muchos años alumnos que al acabar han desarrollado sus propios productos, a unos les ha ido muy bien y a otros no tanto. No es una cuestión de que haya una verdad absoluta, todo depende de cómo sea tu personalidad y de hasta dónde quieras llegar. En mi caso, quise tener un bagaje con otras marcas para entender un poco cómo funcionaba el sistema.

 

 

 

 

P.: ¿El diseñador tiene que adelantarse a la calle?

R.: Nunca he compartido el concepto de tendencia inmediata que después de tres meses desaparece y aparece otra. Entiendo la moda como un producto que tiene que durar más en el tiempo. Mis clientas saben que la pieza que se va a llevar les puede aguantar en el armario mucho más tiempo que otras que están de rigurosa actualidad. Más que adelantarte, tienes que escuchar a tú cliente. Yo tengo la suerte que tengo el taller justo detrás de la tienda y puedo acercarme a hablar con ellos directamente. Me interesa mucho esta relación porque las necesidades ajenas de mis clientes tienen que estar colgadas en el perchero para que se las pueda llevar.

 

P.: ¿Para tener identidad hay que huir de tendencias?

R.: Es importante creerte lo que estás contando, no sé si eso es huir de las tendencias o no. Este sistema comercial de la moda que ha exigido durante muchísimo tiempo la compra de más, y más y más, hace que muchas marcas no se identifiquen. Cuando me formé en esto me enseñaron que era muy importante tener señal de identidad, y es muy importante. A mí me gustaría que el público identifique mis prendas sólo con verlas. Si consigo eso, habré conseguido que mis diseños tengan identidad.

 

 

 

 

P.: ¿Para qué sirven hoy las pasarelas?

R.: Para nosotros, poder presentar una colección dentro del marco de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid nos da una repercusión mediática que nos ayuda a que la clienta final nos vea. Hoy por hoy estamos bombardeados de información, somos tantos y con tanta información a la vez que nos ayuda mucho a llegar a un público que sin las pasarelas no podríamos alcanzar.

 

P.: ¿Sobran pasarelas en España?

R.: En España hay muchas pasarelas. A nosotros nos han invitado a pasarelas locales como la de Pamplona o Oviedo, y también nos ayuda porque nos hace llegar a un público que ve en nuestra firma algo lejano. Nos ayuda a crear un feedback con otras provincias y es una buena manera de comunicarte con la realidad que existe fuera de Madrid.

 

P.: ¿Sobran diseñadores en España?

R.: Para nada. Lo que hace falta es un mayor consumo de cultura española. Me gustaría que el consumidor español creyera más en la moda de autor español y entendiera que una camisa mía tiene un precio más elevado que si la compras en una gran cadena de distribución, pero que hay una diferencia. La mía es una producción muy limitada y me gustaría que esa exclusividad se valorara y que entendiera que el precio es mayor porque el valor también lo es.

 

 

 

 

P.: ¿De quién depende que la etiqueta made in Spain genere atracción entre el público?

R.: Tiene que haber un trabajo del diseñador, que tiene que dar una buena calidad a un precio razonable para que llegue al público que quiere llegar. Pero, por otro lado, las instituciones públicas también tienen que ayudarnos y apostar por nosotros para que generemos esa industria que es necesaria para el mantenimiento de España.

 

P.: ¿Quién cree que marca hoy las tendencias, Prada o Rosalía?

R.: Ahora mismo, la repercusión que puede tener Rosalía con sus imágenes, apariciones públicas o comentarios en redes sociales tiene un mayor impacto en el público que Prada. Sin embargo, hace quince años era al revés, una de las que marcaba las tendencias era Prada.

 

P.: Muchos diseñadores independientes centran su modelo de negocio en la fiesta. Con Inditex en el mercado, ¿se puede vivir haciendo otro tipo de moda?

R.: Sí que se puede. A nosotros nos vienen a buscar porque quieren una prenda para un momento especial. La mayoría de mi venta es pret-â-porter, prendas colgadas que las vendo en el momento y en el día a día. A no me gusta que se lleven mis prendas para utilizarlas una vez, máximo dos. A mí me gusta cuando la gente viene y se lleva mi ropa para el día a día.

Publicidad
Relacionados
Comentar
Compartir
...