Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Abr 202115:42

‘Travel retail’, un mercado de 70.000 millones de dólares pilotado por la perfumería

El ‘travel retail’, que tiene como motores a la perfumería y a la moda, se ha convertido en uno de los pilares de la industria turística y, en la actualidad, se encuentra en proceso de transformación.

18 Mar 2019 — 04:54
Silvia Riera
Compartir
Me interesa

‘Travel retail’, un mercado de 70.000 millones de dólares pilotado por la perfumería

 

 

El comercio libre de impuestos orientado al turismo ha crecido a la par que la propia industria turística, llegando a ser en la actualidad uno de sus pilares, con una cifra de negocio de cerca de 70.000 millones de dólares en 2017. La perfumería y la moda son el motor de este subsector turístico y del retail: entre ambos suman la mitad de su facturación. No obstante, pese a su despegue, en los últimos años el gasto medio de los turistas ha iniciado una tendencia bajista que contrasta con las elevadas previsiones de incremento del volumen global de turistas.

 

 

Lee el reportaje completo en el Modaes.es Dossier

Travel Retail, el sexto continente

 

 

Este desajuste se debe sobre todo al boom de las aerolíneas low cost, a la incorporación de los millennials al mercado turístico y a la entrada de una nueva generación de viajeros procedentes de mercados emergentes. Ante este cambio de tendencia, el negocio del travel retail pone rumbo a una nueva era basada en el segmento low cost, la apertura al mass market y la implantación de la digitalización para mejorar la experiencia del viajero.

 

Los orígenes del turismo de compras se remontan a 1947. Aquel año, el aeropuerto irlandésde Shannon logró la primera licencia para comercializar artículos libres de impuestos. En 1951, se alzaba la persiana de la primera tienda de licores duty free. S

 

in embargo, hay quien incluso se remonta más atrás y sitúa el inicio del travel retail en el siglo XVIII, cuando los caballeros del Grand Tour de Europa (los viajes que realizaban a través del continente los jóvenes británicos de familias acomodadas) solicitaban alcohol y vino para su viaje desde los puertos por los que pasaban. Se permitió entonces la importación de licores. Más adelante, ya en el siglo XX, empezaron a venderse en trasatlánticos a precios más bajos y, con la entrada de la aviación, se extendió a los vuelos internacionales.

 

 

 

 

Después de la Segunda Guerra Mundial empezaron a proliferar los customs free airports (aeropuertos libres de impuestos). El aeropuerto de Shannon, que por su ubicación es un enlace entre Europa y América, fue el primero en acogerse a este régimen.

 

 Ya en los sesenta, cuando el turismo empezó a despegar, la industria del travel retail comenzó también a proliferar a medida que las zonas libres de impuestos iban ganando superficie en los aeropuertos. En esta década, tenían ya zonas de duty free los aeropuertos de Bruselas, Düsseldorf, Osaka, Olso, Londres, Frankfurt, Miami, Ámsterdam y Tel Aviv.

 

En las últimas décadas, apoyándose en el fenómeno de la globalización, los desplazamientos a lo largo y ancho del planeta se han disparado. Con ellos, se han catapultado las cifras de vuelos internacionales, las escalas y las estancias en los aeropuertos. Estas instalaciones han sido hasta ahora el pilar del travel retail y el duty free, y continúan generando el grueso de las ventas minoristas a turistas en todo el mundo.

 

 

 

 

Sin embargo, cada vez más, como si de una mancha de aceite se tratara, ha ido extendiéndose a otras áreas, como cruceros y ferries en aguas internacionales, ventas a bordo de los aviones en vuelos internacionales, algunas estaciones de tren internacionales, algunos comercios de ciudades turísticas y zonas francas.

 

En este sentido, se entiende por travel retail el comercio en un entorno de viaje. El término está estrechamente vinculado al de duty free, que implica demostrar la realidad del viaje mostrando la tarjeta de embarque para no pagar impuestos. De ahí también que los datos precisos sobre el gasto de los turistas se basen en las cifras de duty free, a pesar de que no lleguen a cubrir todas las operaciones.

 

 

‘Duty Fre’’: un negocio de 68.500 millones de dólares en 2017

El mercado del travel retail ha ido creciendo a medida que lo ha hecho el turismo. De hecho, la evolución del negocio duty free en las últimas décadas ha ido en línea con la evolución del turismo, siendo igualmente sensible a los vaivenes políticos, sociales y económicos.

 

En este setido, según datos del Duty Free World Council (Dfwc), desde 1985 hasta 2017, los descensos en el gasto de los turistas en travel retail ha coincidido con acontecimientos de fuerte impacto, como la crisis económica asiática del 1998; los atentados del 11 de septiembre; la guerra de Irak en 2002; la crisis económica global de 2008, o la tensión entre Rusia, Ucrania y la Unión Europea de 2014.

 

 

 

 

A pesar de ello, el negocio del duty free entre 1985 y 2017 se ha multiplicado por siete, pasando de registrar ingresos por 6.000 millones de dólares a mitad de la década de los ochenta a alcanzar la cifra récord de 68.500 millones de dólares en 2017.

 

Según Fung Business Intelligence Center, se estima que en 2020 este negocio llegue a situarse en 85.000 millones de dólares. Por categorías de producto, el negocio de las fragancias y la cosmética lidera el gasto de los turistas, según Dfwc. En 2017, este sector generó el 35,8% del total de los ingresos del travel retail.

 

El vino y las bebidas espirituosas copan el 16,7% de la facturación global, y la moda y los accesorios, el 14,1%. Les siguen el tabaco, con el 10,9% de los ingresos; la relojería, joyería y artículos de escritura, con el 8,3% del total; la artesanía, con el 7,3%, y la electrónica de consumo, regalos y otros artículos, con un 7% del total.

 

 

 

 

Las fragancias y la cosmética también fueron la categoría que más creció en 2017, con un avance de casi el 14%, junto con el vino y las bebidas espirituosas, cuyas ventas se alzaron un 9%. La facturación de la moda y los accesorios en travel retail ascendió un 6%, y la de relojería, joyería y artículos de escritura lo hizo en cerca de un 5%.

 

Por regiones, es en Asia-Pacífico donde se concentra el mayor negocio vinculado al travel retail. Sólo en esta área geográfica se generó en 2017 el 44,6% del conjunto de los ingresos globales en duty free. Europa le sigue en la clasificación a cierta distancia, con el 29,2% del total. El continente americano copa el 16,5% de este mercado; Oriente Próximo, el 8,6%, y África, el 1,2%.

 

En 2017, también ha sido la región de Asia-Pacífico la que ha registrado el mayor incremento en la cifra de negocio que genera el travel retail, con un ascenso interanual de cerca del 12%. En Europa, las ventas en duty free crecieron en 2017 un 6%; en el continente americano se situaron por encima del 4%; en Oriente Próximo rozaron el 6%, y en África, se acercaron al 2%.

 

 

 

 

Asia-Pacífico, de hecho, ha sido el máximo dinamizador del travel retail en los últimos cinco años. Mientras que, en el resto de regiones, la evolución se ha mantenido más o menos estable entre 2013 y 2017, el continente asiático ha despegado, marcando un ascenso del 37,2%, pasando de unos ingresos de 22.300 millones de dólares seis años atrás a 30.600 millones de dólares en 2017.

 

En Europa, en cambio, el travel retail remontó en 2017, con un incremento del 6,4% respecto al año anterior, hasta 20.000 millones de dólares. No obstante, está por debajo de la cifra récord registrada en 2014, cuando las ventas ascendieron a 20.600 millones de dólares. En el caso del continente americano, la facturación en travel retail también remontó en 2017, con un alza del 3,7%, después de encadenar dos años de descensos.

 

En América, los ingresos por travel retail en 2017 se situaron en 11.300 millones de euros, por debajo aún del pico de 11.700 millones de euros registrado en 2014. En Oriente Próximo y África, por último, la tendencia también dejó atrás en 2017 dos años de bajadas con una subida del 9,8%, hasta 6.700 millones de dólares.

 

Lee el reportaje completo en el Modaes.es Dossier

Travel Retail, el sexto continente

 

 


Publicidad
Comentar
Compartir
...