Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201716:19

h Back Stage

‘Too much’ Pierre Cardin

Estudiantes de diseño nerviosos, profesionales del mundo de la moda y algún que otro curioso. Se notaba que algo iba a pasar en la plaza del Rey, en Barcelona. No es un actor de cine ni una de las cantantes del momento, sino que Pierre Cardin, uno de los creadores del prêt-à-porter y de los pocos testigos vivos de la época dorada de la alta costura, acudió el sábado a la pasarela de moda 080 Barcelona Fashion.
30 Ene 2012 — 04:43
Modaes
Compartir
Me interesa

Estudiantes de diseño nerviosos, profesionales del mundo de la moda y algún que otro curioso. Se notaba que algo iba a pasar en la plaza del Rey, en Barcelona. No es un actor de cine ni una de las cantantes del momentos, sino que Pierre Cardin, uno de los creadores del prêt-à-porter y de los pocos testigos vivos de la época dorada de la alta costura, acudió el sábado a la pasarela de moda 080 Barcelona Fashion para celebrar el acto de clausura con estudiantes de diseño y deleitarlos con una masterclass sobre moda.

 

Las familias de los estudiantes esperaban en la sala para ver como Pierre Cardin aconseja a los jóvenes diseñadores. La ubicación escogida, la Capilla de Santa Àgueda, estaba completamente abarrotada de gente. Al fondo de la sala, nueve maniquíes con los diseños de los jóvenes creadores, que más tarde revisaría, contemplaría e incluso criticaría el maestro Cardin.

 

Uno de los estudiantes sentados en las mesas, que había preparado la organización para los participantes, no dejaba de mover la pierna. “Su visión es muy importante para nosotros –aseguraba uno de los estudiantes de diseño-; al fin y al cabo, todos soñamos con estar algún día donde está el”.
Tras media hora de espera, Pierre Cardin entró en la sala disculpándose en un castellano no muy bueno: “Disculpar mi retraso”, exclama Cardin. El creador se dirigió hacia el final de la sala donde le esperaban los nueve estudiantes de diseño con sus correspondientes maniquíes.

 

Imaginación, sintético, estilizado, fácil de llevar y contemporáneo fueron algunas de las palabras que Cardin regaló a los estudiantes de diseño. Cuando Pierre Cardin se disponía a revisar el cuarto maniquí rompió el silencio exclamando: “No estoy aquí para mentir, sino para decir la verdad, y si no me gusta un diseño, me veo en la obligación de decirlo”.

 

Acto seguido, Cardin empezó a calificar los diseños de los jóvenes talentos de “recargados” y, hasta en algún caso, de “poco talentosos”. La palabra “too much” (demasiado en inglés) fue una de las más repetidas por Cardin durante la ceremonia, mientras repetía, una y otra vez, que “lo difícil es encontrar la sencillez”.
A Cardin, que ha logrado construir una empresa millonaria alrededor de su marca (que ahora se encuentra en venta), tampoco se le olvidó recordarle a los jóvenes creadores que se está viviendo una situación económica complicada, por eso mismo les preguntaba por el coste de los materiales o, simplemente, exclamaba: “¿Muy caro?”.

 

Para finalizar, Pierre Cardin reconoció ser muy crítico con los alumnos de diseño, pero el creador futurista les dio un consejo a todos ellos para terminar la clase maestra: “No queráis ser tan imaginativos, en la vida moderna no se permite mucha sofisticación”.

 

La complicada situación de los estudiantes de diseño

“Los alumnos de diseño siguen viviendo un sueño”, aseguraba una de las profesoras que han acompañado a sus alumnos en la masterclass de Pierre Cardin.  La iniciativa que ha llevado a cabo 080 Barcelona Fashion durante esta edición ha sido muy bien acogida por las escuelas de diseño, pero “los alumnos deben de ser conscientes de que para llegar donde está Pierre Cardin deben marcharse del país”.

 

“Nosotros les recomendamos a todos nuestros alumnos que estudien durante tres años aquí y luego se marchen a Londres, Nueva York o París, ya que aquí el sector está muy complicado”, explicaba la docente a Modaes.es.

 

“Cuando van a trabajar se dan cuenta de lo difícil que es este sector ya que la gestión de una firma no se aprende en la escuela –decía la profesora- pero es que aquí vienen a estudiar diseño, no economía”.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...