Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

26 Sep 201713:04

Back Stage

Tokio 2020, entre marcas anda el juego

10 Sep 2013 — 04:53
S. García
Compartir
Me interesa

La carrera por acoger la XXXII Olimpiada en 2020 ha terminado. Tras la decepción de Madrid y la victoria de Tokio en la final ante Estambul, la capital japonesa tiene por delante siete años de preparación y de obras que le llevarán a gastarse más de 4.300 millones de euros en nuevas infraestructuras. Pero además, la ciudad más poblada del mundo con sus más de 34 millones de habitantes deberá encontrar a patrocinadores que respalden el evento. Por el momento ya cuenta con 21, cinco de ellos relacionados con la industria de la moda: Asics, Mizuno, Rakuten, Descente y EH.

 

Estos cinco colaboradores, que han apoyado a la candidatura en todo el proceso de elección, tienen garantizado un sitio preferente en la organización y desarrollo de los Juegos Olímpicos. Además, se verán beneficiados por un incremento de visibilidad, que en el caso de los operadores más desconocidos, puede permitirles salir al exterior y potenciar su imagen internacional.

 

Asics es uno de los patrocinadores que cuenta con más presencia a nivel mundial. La compañía, que tiene una red de distribución de más de 150 puntos de venta, entre ellos dos ubicados en España, ha forjado su trayectoria a través de multitud de deportes, empezando por el baloncesto. El fundador de la empresa, Kihachiro Onitsuka, decidió en 1949 poner en marcha su propia compañía e inició la historia de Asics desarrollando zapatillas de baloncesto.

 

Desde entonces, la empresa ha incrementado su volumen hasta concluir 2012 con una cifra de negocio cercana a los 2.000 millones de euros y con una plantilla de más de 4.000 personas en todo el mundo.

 

Estos serán los segundos Juegos Olímpicos para Japón, tras las de 1964, y también los segundos en los que Asics tendrá un papel protagonista. La marca calzó con zapatillas Tiger a las mujeres del equipo de voleibol japonés en 1964, cuando consiguieron la medalla de oro.

 

Mizuno es otro de los patrocinadores que forma parte de la candidatura de Tokio 2020. La compañía, especializada en fabricación y distribución de material técnico para deportes como el golf, el running o el fútbol, cuenta con presencia en más de medio centenar de países de todo el mundo.

 

Hace dos meses, la empresa decidió integrar su negocio en España y creó una filial: Mizuno Iberia. A partir de entonces, Mizuno pasó a gestionar su distribución en el mercado español, en el portugués y en Andorra. Hasta entonces, Vilella Sports, división dedicada a distribución de material técnico de la compañía Vilella Rahn, era la encargada de gestionar el negocio de Mizuno en los tres países.

 

Mizuno abrió su primera tienda a principios del siglo XX en la ciudad japonesa de Osaka. Inicialmente, la empresa se dedicada a la fabricación y distribución de ropa deportiva, aunque pronto varió su estrategia y se especializó en el desarrollo de equipamiento técnico de beisbol.

 

Más tarde, Kenjiro Mizuno, hijo del fundador, diversificó e introdujo líneas de productos más técnicos para deportes como el fútbol o el golf.

 

Rakuten ha sido la última incorporación a la lista inicial de empresas que han apoyado la candidatura de Tokio para acoger los Juegos Olímpicos de 2020. La compañía es una de las líderes asiáticas del comercio electrónico y una de las principales del mundo en este sector, con oficinas en países como Francia, Austria, Reino Unido o Alemania.

 

La empresa, que cuenta con más de 10.000 trabajadores en todo el mundo, anunció en mayo su intención de abrir una filial en el mercado español con Marc Vicente al frente. La compañía explicó entonces que la sede de Rakuten en España también se utilizará en un futuro como base para la expansión en Portugal y Latinoamérica.

 

La japonesa Descente, especializada en fabricación y distribución de material técnico para esquí, es la cuarta colaboradora procedente de la industria de la moda. La compañía, fundada en 1935 en Osaka, empezó produciendo tejido técnico para deportes de acción, aunque en 1957 se especializó finalmente en el esquí. Actualmente, Descente distribuye sus productos en todo el mundo tanto a través de tiendas propias como de puntos de venta especializados en distribución de moda deportiva y material técnico.

 

EH es quizás la compañía menos conocida de las cinco que han apoyado la candidatura de Tokio 2020 en su fase de elección. La empresa, ubicada en la ciudad de Sakai, está especializada en la fabricación y desarrollo de productos para sectores como la moda, la comida o las bebidas.

 

Con más de cuatro décadas de trayectoria, EH cuenta con una red de distribución propia de medio centenar de tiendas en Japón, así como con presencia en puntos de venta de países como Estados Unidos. Además, la empresa es propietaria de varias compañías especializadas en distintos sectores. En el caso de la moda, EH controla Odona Style, centrada en muebles y moda.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...