Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

05 Dic 202105:27

Smartphones, ¿la salvación del retail?

02 Jul 2012 — 04:45
Modaes
Compartir
Me interesa

Los teléfonos inteligentes se han convertido en el mejor aliado del retail. Las ventas de las compañías de moda se han desplazado hasta las pantallas de los dispositivos de los consumidores, poniendo a su alcance tiendas virtuales abiertas las 24 horas del día. Dos tercio de los usuarios de smartphones en Estados Unidos dicen que compran con su móvil dentro de las tiendas.

 

Según el estudio The dawn of mobile influence, elaborado por Deloitte, un 48% de los encuestados aseguran que sus teléfonos inteligentes han influido en sus últimas decisiones de compra dentro de una tienda, mientras el 61% admite utilizar el dispositivo en el punto de venta para hacer compras directamente desde su smartphone.

 

En 2016, los teléfonos móviles inteligentes influirán en compras por un valor de 689.000 millones de dólares (552.978 millones de euros) en Estados Unidos gracias a la información que aportan al consumidor, un 19% del total de las ventas que se realizarán en el mercado durante ese año. Según se desprende del estudio, las ventas realizadas directamente por el móvil dentro de cuatro años superarán los 30 millones de dólares (24 millones de euros).

 

Durante 2012, un 5,1% del total de las ventas al por menor, por un valor de 159 millones de dólares (127,6 millones de euros), se realizarán a través del smartphone. iPhone, Blackberry o dispositivos con sistema Android servirán a millones de usuarios para informarse antes de hacer sus compras o consultar las aplicaciones oficiales creadas por grandes cadenas como Zara, Mango o Gap.

 

El informe revela que “el 14% los compradores que acuden a la tienda con un smartphone tiene más probabilidades de consumir que los que lo hacen sin teléfono inteligente”. Esta diferencia procede de, por ejemplo, la consulta de las prendas, la comparación de precios y otras herramientas utilizadas por los consumidores dentro de las tiendas, ya que en la actualidad, algunas aplicaciones móviles pueden informar incluso del stock que posee el establecimiento.

 

Pero, aunque el consumidor ya sepa cómo utilizar su propio teléfono móvil y sacarle el máximo provecho a la hora de informarse y realizar compras, los retailers tienen aún mucho trabajo por delante.

 

“Se debe crear una conexión con el consumidor, los minoristas deben entender a su cliente, saber qué prendas deben ofrecerle a través de sus aplicaciones y personalizar su estrategia móvil alrededor de las necesidades del comprador y la experiencia de compra que quieren transmitir”, señala el estudio de Deloitte.

Publicidad
Comentar
Compartir
...