Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

30 Nov 202011:24

Savelli, los ‘Vertu’ para mujer, entran en España y refuerzan su consejo con María Eugenia Girón

Si el precio inicial de la última versión de iPhone es de unos 700 euros, el de los smartphones de la marca Savelli se sitúa en 6.000 euros. Y, de ahí, hasta cantidades que pueden rondar los 100.000 euros.
21 Oct 2014 — 04:50
P. Riaño
Compartir
Me interesa

Savelli

 

 

Si el precio inicial de la última versión de iPhone es de unos 700 euros, el de los smartphones de la marca Savelli se sitúa en 8.350 euros. Y, de ahí, hasta cantidades que pueden rondar los 100.000 euros. Savelli, con sede en Ginebra y especializada en el diseño, producción y distribución de teléfonos con un alto componente de joyería dirigidos al público femenino, inicia su entrada en España y engorda su consejo de administración con una española, la experta en lujo María Eugenia Girón.

 

Siguiendo el modelo de la compañía británica Vertu (que produce teléfonos de lujo dirigidos al público masculino), Savelli inició su desarrollo en 2010 de la mano Alex Savelli, un ex trabajador de UBS y ABN Amro que decidió lanzar la empresa mientras estudiaba un MBA en la universidad de Columbia.

 

Utilizando tecnología Android, los smartphones de Savelli se fabrican en Suiza y, según explica la empresa, se utilizan las mismas técnicas que en el mundo de la relojería y la alta joyería. Oro, diamantes, cerámica, pieles exóticas o cristal son algunos de los materiales con que se fabrican los teléfonos, cuyos precios van de 8.350 euros a más de 160.000 euros.

 

Ketty Maisonrouge, la profesora que animó a Savelli a lanzar su proyecto, se convirtió en el primer inversor de la compañía. Maisonrouge aportó su conocimiento del sector del lujo (dirige una firma especializada en asesoramiento a empresas del negocio) a Savelli, que desde entonces ha captado otros socios como los fondos Innogest SGR y Rho Ventures y la inversora africana Hixonia Nyasulu, fundadora de Ayavuna Women’s Investments, que se unió al capital a principios de octubre y actualmente tiene una participación del 2,5%.

 

El capital de Savelli se reparte hoy entre Innogest, Rho, Hyasulu y ex directivos de Vertu, De Beers, Gianfranco Ferré, Emi Music y LVMH, así como el fundador de la compañía. La entrada de Hyasulu, que tomó el 2,5% del capital, valoró a la empresa en alrededor de 14 millones de euros.

 

La entrada de socios a la empresa ha supuesto también la formación de un nuevo consejo de administración. Una de las últimas incorporaciones ha sido la de María Eugenia Girón, directora ejecutiva del Observatorio del Mercado Premium de la escuela de negocios IE, además de inversora en diversas empresas del sector. Girón se ha sumado al órgano de dirección de Savelli como representante de Rho.

 

Los fondos captados en las rondas de financiación, que superan los nueve millones de euros, serán utilizados por Savelli para financiar su expansión internacional, con planes para abrir tiendas en Oriente Medio, Rusia y Asia. Aunque estos tres mercados son los focos de la expansión de la empresa, también ha recalado en España.

 

Savelli, que se distribuye en joyerías pese a ser un producto tecnológico (como también hace Vertu), ha comenzado a operar en España de la mano de Distribuidora Internacional de Alta Relojería y Joyería (Diarsa), fundada en 1982 por el italiano Marzio Villa. Con oficinas en Madrid y Lisboa, la compañía española es propietaria de la casa de alta relojería Cuervo y Sobrinos y distribuye en la Península Ibérica las enseñas Hublot, Boucheron, Ulysse Nardin, Eberhard, Parmigiani, Clerc y, ahora, Savelli

Publicidad
Comentar
Compartir
...