Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Nov 201715:52

h Back Stage

Rebajas sí, rebajas no: el periodo oficial ahonda la polarización en la moda española

Ante la inminente llegada de las rebajas de verano, el sector se encuentra polarizado entre la gran distribución, optimista por la época de descuentos, y las compañías de mediano y pequeño tamaño, que argumentan que la guerra de precios ha provocado la pérdida de relevancia del periodo de rebajas tradicional.

26 Jun 2017 — 04:54
L. Molina/ I. P. Gestal
Compartir
Me interesa

Rebajas sí, rebajas no: el periodo oficial ahonda la polarización en la moda española

 

 

Rebajas sí, rebajas no. El periodo oficial de descuentos, liberalizado desde 2013, continúa enfrentando a grandes grupos y compañías de tamaño mediano, que se debaten entre si es o no apropiado dejar las rebajas a la decisión de cada comerciante. Mientras grupos como Desigual, Mango o Grupo Cortefiel consideran que es positivo que cada compañía decida su calendario, empresas como Boboli, Cuplé o Naulover piensan que la decisión sólo ha servido para multiplicar los descuentos y ahogar más los márgenes. En lo que muchos coinciden es que el precio es axial en la compra y las ventas con descuento, aunque repartidas durante el año, tienen un peso fundamental.

 

El fin de las rebajas reguladas llegó hace ya cuatro años y abrió la veda al auge de las mid seasons, los periodos con descuentos a mitad de temporada. Este año, incluso compañías que habían respetado el periodo tradicional hasta ahora, como El Corte Inglés e Inditex, se adelantan a la tradicional fecha del 1 de julio: ambos grupos iniciarán sus rebajas 30 de junio. “Por efecto del calendario”, justifican desde Inditex.

 

Muchas compañías sostienen que estas campañas han acostumbrado al consumidor a ignorar el producto a precio completo en el punto de venta, puesto que la espera para los descuentos es cada vez menor.  Para Acotex, la liberalización ha polarizado a las compañías del sector. “Lo que sí que está claro es que los márgenes se han reducido mucho y que si se quiere prestar una atención profesionalizada, esta política de precios es insostenible”, subrayan desde la patronal. Rebajas sí, rebajas no: la polarización de la moda española

 

Pero, incluso desde las distintas agrupaciones profesionales, las opiniones discrepan. El Clúster Catalán de la Moda y el Textil (Modacc) se muestra claramente a favor de que cada comerciante escoja cuándo ofrecer descuentos. “No creemos en direccionar la economía, sino en trazar buenas estrategias,” argumenta Francesc Maristany, presidente de Modacc.

 

Desde Grupo Cortefiel afirman que la liberalización ha supuesto “una dinamización del mercado”, y que “contribuido además a la contención de la inflación”. En la misma línea de apoya a la medida se han manifestado desde otras compañías como Scalpers, Trucco y Sprinter, quien añade que la liberalización “va en pro del consumidor”.

 

Mango apunta a la idoneidad de la liberalización porque “permite adaptar la estrategia de rebajas a la de la empresa y a las necesidades de nuestros clientes, como ya pasaba en gran parte del mundo”. Alberto Cebrián, responsable de ecommerce de El Ganso, muestra una postura intermedia y sostiene que, pese a haber supuesto entrar en una espiral de guerra de precios, “la clave será encontrar el equilibrio entre la venta full price y la venta en rebajas”.

 

Rebajas sí, rebajas no: el periodo oficial ahonda la polarización en la moda española“Estamos atravesando una transición natural”, señala Carlos García, de Bestseller. “Puede haber altibajos durante el proceso, con unos beneficiados y otros perjudicados dependiendo del momento, pero en el largo plazo, cuando hayamos atravesado esa fase, se creará una situación propicia para el consumidor, una competencia sana que atraerá más demanda y dinamismo al sector, como pasó con los vuelos o los hoteles”, añade el directivo de la multinacional danesa.

 

Frente a todas estas empresas, se alzan muchas de menores dimensiones que critican la liberalización duramente. “Ha hecho desaparecer el efecto ocasión, hundido bastante la época antes definida y no ha hecho incrementar las ventas anuales,” explica Javier Lapeña, director general de Dolores Promesas. “Ha hecho girar al mercado español aún más hacia un mercado low cost”, añade.

 

Francisco Sánchez, director general de Cuplé, apunta al efecto negativo que la liberalización ha provocado en el consumidor. “Hemos acostumbrado al cliente final y los picos de compras se están acumulando en promociones y rebajas”, afirma.

Rebajas sí, rebajas no: el periodo oficial ahonda la polarización en la moda española

 

En la misma línea en contra del descuento continuo se manifiestan Alberto Carrascosa, responsable de expansión de Misako, y Mónica Algàs, consejera delegada de Boboli, quien añade que la liberalización “desconcierta al consumidor y se pierde el impacto del inicio”, además de perjudicar a las marcas porque “estar demasiado pendiente de qué hacen los otros y haber cierto pánico por no quedarse atrás”, añade. 

 

El libre albedrío imperante con respecto a las temporadas de descuentos en las tiendas de moda ha provocado en opinión de algunos la pérdida de relevancia del periodo clásico de rebajas. “No es más que una fotografía o una noticia en los informativos”, explican desde Pikolinos. “El consumidor ya no espera a ese periodo”, concluye.

 

Desde Condor y Naulover también perciben un giro hacia la irrelevancia del periodo tradicional de los descuentos. Desde esta última empresa señalan que “ahora los clientes buscan rebajas todo el año, lo cual perjudica directamente el margen”.  

 

Rebajas sí, rebajas no: el periodo oficial ahonda la polarización en la moda españolaFuentes de Desigual apuntan también a la menor importancia de las rebajas tradicionales, ya que se “han consolidado otros momentos promocionales como las mid seasons y el Black Friday”.

 

En la misma línea se muestra German Bernat, copropietario de Kaotiko, quien dice que “las rebajas ya no son lo que eran, se ha perdido la magia”. No obstante, pese a la pérdida de esa chispa, la compañía catalana prevé aumentar su plantilla durante el inminente periodo, aunque matiza que “mucho menos que los años anteriores”, algo que también suscriben desde Dolores Promesas.

 

 

¿Comprar o no comprar? El precio es la cuestión


En periodo de rebajas, el precio continúa siendo el mayor determinante para la decisión de compra para la mayoría de compañías del sector. Para Kaotiko y Naulover, es uno de los principales impulsores a la hora de realizar una adquisición. Ángel Segarra de Sprinter añade que “hay consumidores que la mayor parte del gasto lo realizan en esa fecha” dado que es “el momento principal de los que buscan chollos”.

 

Para Misako y Scalpers, el precio determina en un 90% y un 80% la decisión de compra. Mango, por su parte, cree que lo que marca la etiqueta tiene mucha relevancia porque “hay más competidores en el mercado y porque el crecimiento del canal online y el acceso rápido a toda la información en Internet permite a los clientes comparar más fácilmente”. 

Javier Lapeña de Dolores Promesas apunta a un paulatino cambio en la percepción del consumidor: “Poco a poco se va convirtiendo en algo importante pero no único, yendo más hacia el concepto de compra inteligente y emocional”, explica. En la misma línea, Cebrían de El Ganso apunta que “cuanta más marca tengas y más capaz seas de provocar emociones en tu cliente, menos impactará el precio”. Cortefiel señala que “el driver esencial es la propuesta de valor, el precio en proporción al valor intrínseco y al valor percibido”.

 

 

El fin de las grandes contrataciones por rebajas


El aumento de la plantilla para las rebajas de verano también lo vaticina Modacc. Sin embargo, algunas de las compañías contemplan realizar refuerzos de plantilla solamente en las primeras semanas o en puntos de venta concretos, o incluso mantener el mismo equipo durante el periodo.

 

El Ganso contratará más personal en tiendas específicas de la compañía, no de manera generalizada, y “sobre todo, en el canal online y atención al cliente, para dar salida a pedidos”, explica Cebrián. En Misako, el refuerzo de plantilla tendrá lugar sólo duramente los primeros quince días, al igual que en años anteriores, una medida similar a la que adopta Pikolinos, con “refuerzos puntuales en periodos pico”.

 

Rebajas sí, rebajas no: el periodo oficial ahonda la polarización en la moda españolaCuplé prevé incrementar su número de empleados un 20% durante las rebajas, algo más que Sprinter, que anticipa un 15% más de contrataciones, y por debajo de Naulover, que aumenta su fuerza laboral un 25% en estas fechas. Condor y Trucco, en cambio, afrontaran las rebajas con los mismos equipos en tienda que el resto del año.

 

En línea con el generalizado acuerdo sobre la pérdida de relevancia de las rebajas en detrimento de otras épocas de descuentos como las mid seasons y el Black Friday, entre otros, las expectativas de facturación para la inminente campaña son positivas entre los principales actores de la gran distribución, mientras que se mantiene estables o ligeramente a la baja para el resto de compañías del sector.

 

Para Dolores Promesas, las rebajas siguen teniendo un peso importante, “pero han bajado del orden de un 30%”, según Lapeña. En cambio, para Cuplé, compañía para la que las rebajas copan el 30% de la cifra de negocio anual, porcentaje que “ha crecido en los últimos años”, según Sánchez. Rebajas sí, rebajas no: el periodo oficial ahonda la polarización en la moda española

 

Cortefiel y Mango vaticinan una buena campaña, esta última gracias a la positiva evolución de la temporada primavera-verano, “en la que nuestra venta a precio completo ha sido mayor que en otros años.” Alberto Cebrián de El Ganso también espera una mejora en el consumo durante el periodo, aunque el directivo matiza “con el adelanto de las ventas privadas por muchas marcas el efecto se diluye en el tiempo”. Borja Vázquez de Scalpers cifra ese incremento de la facturación en torno al 5% con respecto al periodo de rebajas de verano del año anterior.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...