Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

13 Dic 201710:27

h Back Stage

Más Joy Division y menos Beach Boys: la moda se despega de la fiebre californiana

Cadenas como Brandy Melville y Subdued comienzan a evidenciar los primeros síntomas de que el boom de la inspiración californiana ha pasado de moda.

10 Oct 2016 — 04:55
I. P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Más Joy Division y menos Beach Boys: la moda despierta del ‘California dream’

 

 

La moda despierta del sueño californiano. Pink Floyd y Joy Division han reemplazado a los Beach Boys en las camisetas, y los chokers han ocupado el espacio que antes ocupaba la bisutería dorada y los tonos empolvados. Brandy Melville, la compañía que lideró el fenómeno de la moda californiana, ya ha comenzado a virar el rumbo, abriendo el camino a Double Agent, Subdued y el resto de firmas que vinieron detrás.

 

Entre la calle Roselló de Barcelona y Rambla Catalunya se concentran muchas de estas marcas para teens en la ciudad. Aquí se encuentra el primer establecimiento que Brandy Melville abrió en España pero, en sus escaparates, algo ha empezado a cambiar.

 

Aunque en la pared cuelgan todavía placas de california y la bandera del estado estadounidense, en las sudaderas se puede leer New York Soho y London, y los estampados de las camisetas incluyen portadas míticas de grupos como Joy Division, Rolling Stones o Pink Floyd.

 

Una dependienta lo explica gráficamente asegurando que “el rollo grunge está muy de moda”. El de Brandy Melville es un grunge versión siglo XXI, pero no como el revisitado por Hedi Slimane en su breve periodo en Saint Laurent, sino más bien como el que exhibe Kendall Jener en las calles y las redes.

 

 

Más Joy Division y menos Beach Boys: la moda despierta del ‘California dream’ 

 

 

Fundada en Roma en 1970, Brandy Melville hizo del estilo californiano su punta de lanza. Su comunicación, que se concentra en redes sociales como Instagram, está plagada de fotografías con un aspecto analógico en la que jóvenes de melenas lacias e interminables, pantalones cortos, cropped tops y jerséis anudados a la cintura ríen con amigas en playas que bien podrían ser las de Santa Mónica.

 

En las tiendas, carteles con frases como Bitch don’t kill my vibe o Queen West decoran las paredes yen los burros cuelgan prendas de talla única, vestidos fluidos, jerséis rosas y blancos y abrigos de peluche color pastel. Las adolescentes enloquecieron y California invadió las calles de Europa.

 

El grupo incluso apostó por desembarcar en el mercado estadounidense y seducir a las teens que, de hecho, sí viven en Huntington Beach, a golpe de aspiracionalidad hasta colarse en el número uno de las tiendas preferidas por las adolescentes.

 

En España, la empresa desembarcó en marzo de 2012, cuando abrió su primera tienda propia en Barcelona. La sociedad Brandy Barcelona SL, constituida ese mismo año, cerró 2014 con una facturación de 9,23 millones de euros, frente a los 5,09 millones de euros del año anterior, según consta en el Registro Mercantil.

 

 

Más Joy Division y menos Beach Boys: la moda despierta del ‘California dream’

 

 

Pero las mechas californianas han pasado de moda, los tops han comenzado a alargarse y el sol de San Diego ha empezado a aburrir a las adolescentes. El primero en subirse a la ola de la tendencia también ha sido pionero en comenzar a abandonarla.

 

Subdued o Double Agent, que se sumaron más tarde a la tendencia, todavía nohan comenzado a virar el rumbo.  Subdued es propiedad del grupo Osit, con sede en Albano Laziale, en Italia, y especializado en la fabricación y distribución de prendas de vestir femenina. La compañía se dirige a un tipo de público de nivel adquisitivo medio

 

La empresa, que factura en torno a cincuenta millones de euros, cuenta con una presencia dilatada en Italia, su mercado local, donde tiene más de un centenar de puntos de venta. En el resto de Europa, la compañía cuenta con nueve tiendas monomarca, mientras que en Estados Unidos opera con un establecimiento en Santa Mónica, en Los Ángeles. En España, el grupo opera con dos establecimientos en Barcelona e Ibiza.

 

La colección de invierno de Subdued también deja entrever la influencia del grunge e, igual, que Brandy Melville, los colores oscuros y tejidos como la franela y la pana dejan atrás la época más dulce de los setenta californianos.

 

El tercer vértice de esta moda en España es Double Agent, propiedad del grupo Comdipunt, que también controla Shana. La cadena ha cerrado su establecimiento temporal en Los Ángeles, con el que desembarcó en el mercado estadounidense, y ha comenzado la búsqueda de un local en Nueva York para abrir una tienda permanente. ¡La costa oeste ha muerto, viva la costa este!

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...