Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

29 Nov 202017:38

Publicidad

Marie Castellvi-Dépée (Tendam): “Las directivas tenemos la obligación de dar visibilidad a nuestros logros”

La directora general de las cadenas Cortefiel y Pedro del Hierro opina que la moda está mejor posicionada que otros sectores en materia de igualdad, pero que es necesario que las mujeres en puestos de responsabilidad den un paso adelante.

08 Mar 2019 — 04:37
Iria P. Gestal
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Marie Castellvi-Dépee (Tendam): “Las directivas tenemos la obligación de dar visibilidad a nuestros logros”

 

 

 

 

Marie Castellvi-Dépee es, junto con Eva Romeo, una de las dos mujeres que forman parte del nuevo dream team de Tendam. La ejecutiva se incorporó al grupo en 2017 como directora general de las cadenas Cortefiel y Pedro del Hierro, tras una amplia trayectoria en compañías como Levi Strauss o American Eagle Outfitters. La ejecutiva defiende que, a lo largo de su carrera, no ha percibido desigualdad en el negocio de la moda, pero que es necesario que las mujeres que ocupan puestos directivos se pongan en valor para abrir camino a las nuevas generaciones.

 

Pregunta: Hace un año que empezó el movimiento Me Too. ¿Ha cambiado algo desde entonces?

Respuesta: En general, es un movimiento que ha permitido dar visibilidad a una situación oculta. Representa romper el silencio para muchas mujeres y eso es un cambio significativo. Además, el hecho de que haya sido un fenómeno global ha contribuido a su visibilización.

 

P.: ¿Ha tenido impacto en el ámbito empresarial?

R.: Sí, porque ha sido un movimiento viral y universal. Existen compañías, como es nuestro caso, que ya estamos trabajando en favorecer la igualdad de las mujeres. En Tendam tenemos  desde 2012 un plan de igualdad y esto es una muestra de nuestro compromiso . Es importante tener un plan, pero también implementarlo y sobre todo seguirlo. El reflejo de todo este compromiso es que, en nuestra plantilla, aproximadamente setenta por ciento son mujeres.

 

P.: ¿Por qué faltan mujeres en los puestos de dirección de las empresas?

R.: Poco a poco las empresas se están transformando y hay cada vez más mujeres preparadas para asumir puestos de responsabilidad. En mi vida profesional siempre he trabajado con equipos directivos con presencia de mujeres y lo sigo viendo en Tendam, donde ocupan el 57% de los puestos directivos e intermedios. Por otra parte, para que más mujeres puedan asumir puestos de dirección es necesario que tengan apoyo desde su ámbito personal y familiar.

 

 

 

 

P.: Actrices y cantantes han tomado la voz con el movimiento Me Too. ¿Cuál debe ser el papel de las empresarias y directivas?

R.: La mujer debe visibilizarse por su profesionalidad, pero también por los resultados de gestión y talento. En España tenemos ejemplos inspiradores como Pilar López, Dolores Dancausa o María Blasco, que a veces pasan más desapercibidas socialmente pero su mensaje está calando entre las jóvenes estudiantes y también entre los profesionales. Las mujeres que, como yo, estamos en puestos directivos, tenemos la obligación de dar visibilidad de nuestros logros profesionales a la más jóvenes para motivarles.

 

P.: ¿La moda es más desigual que otros sectores?

R.: Sí, pero en el sentido positivo. Trabajamos justamente en uno de los sectores más privilegiados, con un alto porcentaje de mujeres tanto en la plantilla como en puestos directivos.

 

P.: ¿Qué consecuencias económicas tiene la falta de igualdad?

R.: La falta de igualdad siempre tendrá una consecuencia negativa económicamente. No podemos dejar a un lado el 50% de la población. Esto habla por sí mismo.

 

 

 

 

P.: Dígame las tres medidas que toda empresa que quiera hacer avances en materia de igualdad debería tomar

R.: El punto de partida es tener un plan de igualdad y definir qué se entiende por un plan de igualdad. Una vez tienes ese papel, hay que aplicarlo y, después, seguir los resultados y compartirlos con los responsables de equipo. Con pequeñas medidas, como que cuando haya un puesto abierto haya currículums tanto de mujeres como de hombres, se puede avanzar mucho. Otro aspecto importante es desdramatizar el impacto que producen las bajas por maternidad o paternidad, porque al final son periodos muy cortos en la vida laboral de una persona.

 

P.: ¿Y la administración?

R.: Ya han empezado, se está empezando a trabajar. Lo vemos en varios ámbitos como los permisos, o las brechas salariales. Además, las administraciones tienen que ser un ejemplo. Las nuevas medidas tienen que apoyar tanto a la madre como al padre en sus responsabilidades parentales. Hay que evitar pensar que sólo es la madre quien tiene la responsabilidad.

 

P.: ¿A la mujer le falta ponerse en valor en el entorno empresarial?

R.: Sí, a veces nos supone un poquito más de pudor, pero está cambiando. Tenemos que tener claro cuáles son nuestros objetivos y nuestras metas y aprovechar las oportunidades, porque existen. Cada mujer tiene su propia definición de cuál es el equilibrio activo entre trabajo, responsabilidad y familia. No existe una respuesta correcta o incorrecta.

 

P.: ¿Por qué cuesta que se pongan más en valor? ¿Es cultural?

R.: Puede ser que haya algo en este sentido. Cada mujer tiene que ser libre de elegir lo que mejor la representa. Las que quieren crecer o hacer carrera dentro de la empresa lo tienen que hacer saber. Por cultura, algunos pueden pensar que una mujer que acaba de ser madre no busca un ascenso inmediato. No hay que juzgar, pero hay que preguntar e informar.

Publicidad
Relacionados
Comentar
Compartir
...