Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Oct 201807:27

h Back Stage

Macali, o cómo colgar la bata de farmacéutica por vestidos y patucos ‘made in Spain’

13 Oct 2015 — 04:40
I. P. Gestal
Me interesa

Unos 20.000 euros fue el peaje que Alicia Carbonell tuvo que pagar para dejar la farmacia por la moda. Con esa inversión inicial, sin formación previa en gestión y motivada por su pasión por el sector, Carbonell puso en marcha hace tres años Macali, especializada en moda infantil. La semana pasada, la compañía ya subió la persiana de su primer punto de venta y va camino de duplicar su facturación este año, según ha explicado Carbonell a Modaes.es.

 

“Vivía en el extranjero, y, a causa de una situación personal, volví a España y decidí empezar Macali”, explica Carbonell. “No sabía nada del sector, fui totalmente autodidacta, pero era mi pasión y con los años he aprendido mucho”, continúa la emprendedora.

 

En marzo de 2012, comenzaron a venderse las primeras prendas de Macali a través de Internet. Más tarde, apostó por la distribución física en puntos de venta multimarca, hasta sumar una veintena. Aun así, hasta un 70% de sus ventas continúan generándose a través de la web.

 

Ahora, la compañía se dispone a reorientar su estrategia y comenzar a crecer con establecimientos monomarca. “Queremos cuidar mucho la imagen de marca, y por eso nuestro plan es continuar creciendo a través de tiendas propias, donde tenemos todo el control”, explica Carbonell.

 

La compañía ya ha subido la persiana de su primer punto de venta propio en el número 12 de la calle Sorní en Valencia. El espacio, de 120 metros cuadrados, incluye las colecciones de moda infantil para niños y niñas de uno a doce años, y cuenta con una sala de juegos.

 

Macali, con sede en Valencia, cuenta con tres personas en plantilla y subcontrata la producción a talleres españoles. Entre sus próximos planes está ampliar su oferta de producto con la incorporación de una línea de trajes de comunión y vestidos para damas de honor.

 

La empresa cerró 2014 con una cifra de negocio de 100.000 euros y, en lo que va de año, la compañía ya ha duplicado la facturación respecto al pasado ejercicio. El objetivo de Macali es cerrar este año con unas ventas de 200.000 euros. 

Publicidad
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...