Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Ene 202120:19

Las operaciones corporativas esquivan la incertidumbre: continúa el ‘boom’ en 2017

Después de cinco años a la baja, el número de fusiones y adquisiciones de empresas creció un 9% en todo el mundo en 2016. Este año, el auge de este tipo de transacciones continuará en Europa, Estados Unidos y Japón aupado por el mayor acceso al capital.

23 May 2017 — 04:54
Lorenzo Molina
Compartir
Me interesa

Las operaciones corporativas esquivan la incertidumbre: continúa el ‘boom’ en 2017

 

 

Las operaciones corporativas toman impulso. Tras cinco años consecutivos a la baja, el número de fusiones y adquisiciones de empresas de retail y gran consumo creció un 9% en todo el mundo en 2016, al calor de la recuperación económica global y el mayor acceso al capital, según el informe Off to New Peaks in Uncertain Times 2017 de la consultora A.T. Kearney. Este nuevo boom de operaciones corporativas se sustentará en megaoperaciones como la fusión entre Essilor y Luxottica y absorciones de start ups tecnológicas que ofrezcan un gran potencial de crecimiento en el largo plazo.

 

De los ejecutivos del sector retail y gran consumo consultados por A.T. Kearney, solamente un 1%  prevé que el número de fusiones y adquisiciones vaya a la baja en 2017, frente al 67% que afirmó que irán a más durante al año. El ascenso de las operaciones en 2016 vino acompañado de un aumento del valor, que se disparó un 31%, hasta 469.000 millones de dólares, frente a los 358.000 millones de 2015. De media, el importe global de las operaciones corporativas ha crecido un 12% anual desde 2010.  

 

Europa copó el 44% del total de fusiones y adquisiciones registradas en 2016, su cuota más alta de la última década. Le siguieron Norteamérica, con un 30% de las operaciones totales, y Asia y Oceanía, con el 21% de la actividad.

 

 

 

 

Además del renovado optimismo fruto de las mejores previsiones de crecimiento global, el impulso de las operaciones corporativas vendrá también motivado, en el caso de Estados Unidos, por la desaceleración en las ventas de muchas cadenas de retail en el país, según el informe.

 

En cuanto al perfil de los compradores, el año pasado las firmas de capital riesgo protagonizaron el 16% del total de las operaciones corporativas en retail y gran consumo a escala global. Se trata del porcentaje más bajo anotado desde 2005. El informe señala como causas el continuado descenso en los precios del crudo, que refrenó la inversión de los fondos soberanos y el incremento de los tipos de interés a principios del año pasado que condujeron al alza los costes del endeudamiento, el método de muchas empresas de capital riesgo para financiar sus adquisiciones.

 

Desde el arranque del año, la delicada situación del retail estadounidense ha colaborado al auge de las operaciones. Abercrombie&Fitch, que desplomó su beneficio en 2016, trabaja desde hace un mes con un banco de inversión para la venta de su negocio, para la que ya mantiene negociaciones con varios interesados entre los que figuran American Eagle Outfitters. En febrero, American Apparel fue adquirida por Gildan Activewear, asegurando así su continuidad tras salir de un proceso concursal.

 

 

 

 

En 2017, el escenario de las operaciones corporativas experimentará una polarización entre las de gran envergadura y las compras de start ups de tamaño reducido pero gran potencial de crecimiento, según el informe. En esta última categoría se insertarían compañías españolas del entorno digital como Hawkers, que abrió su capital a Tuenti y la venezolana O’Hara y captó 50 millones el pasado otoño; 21 Buttons, que cerró una ronda de tres millones de euros en febrero; Runnics, que dio entrada a la agencia de márketing Internet República, o Chicisimo, que recibió una inyección de un millón de euros a principios de año para continuar desarrollando dos nuevas soluciones tecnológicas que el grupo ya había patentado en Estados Unidos.

 

En el caso de los megadeals, se tratará de operaciones entre grupos cuya rama de actividad permita o favorezca el surgimiento de sinergias en ámbitos como la distribución, la logística o la cadena de suministro. Essilor y Luxottica entrarían dentro de la categoría, tras constituir un gigante de la óptica mundial valorado en 49.000 millones de euros.

 

Como broche final a su informe, A.T. Kearney enfatiza que muchas de estas operaciones corporativas no generarán rentabilidad en el largo plazo, puesto que la mitad de los encuestados señalaron que las inversiones realizadas en los últimos dos años no ofrecieron el valor esperado. Para la elaboración de Off to New Peaks in Uncertain Times 2017, la consultora entrevistó a más de 100 ejecutivos de fondos de capital riesgo y compañías de retail y gran consumo.

 

 

Los precios de las operaciones regresan a niveles pre-crisis


El mercado de fusiones y adquisiciones se enfrenta a una revolución en los múltiplos habituales del sector de la moda, marcado por los elevados precios que los inversores han pagado por compañías como Hawkers, Bonobos o, esta misma semana, Blue Nile.


A cierre de 2014 el múltiplo de valoración en el negocio de la moda en Europa se situó en 12,1 veces el beneficio bruto de explotación (ebitda), según señalaba la consultora EY en el informe Fusiones y adquisiciones en el sector del consumo. En España, el precio de las fusiones y adquisiciones en el sector del consumo se situó en 11,1 veces el ebitda, volviendo a situarse los precios por encima de los niveles pre-crisis. El año anterior, este ratio había alcanzado 11,7 veces el ebitda.

 

En moda, una operación significativa en términos de valoración fue la de entrada del fondo galo Eurazeo en el capital de Desigual. El grupo de inversión pagó 285 millones de euros a Thomas Meyer, fundador de la empresa, y se hizo con el 9,8% del capital. Según el documento elaborado por Eurazeo en el momento de la operación, el fondo galo valoró Desigual en 2.700 millones de euros, o 10,2 veces ebitda previsto.

Publicidad
Comentar
Compartir
...