Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

26 Ene 202122:42

La moda vuelve a mirar al parqué: online y segunda mano dominan (otra vez) el ‘pipeline’ de OPVs en 2021

Dr Martens, controlada por el fondo Permira, es una excepción en una lista dominada por pure players y de la que se han retirado Cole Haan o Madewell en el último año.

13 Ene 2021 — 04:51
I. P. G.
Compartir
Me interesa

La moda vuelve a mirar al parqué: online y segunda mano dominan (otra vez) el ‘pipeline’ de OPVs en 2021

 

 

La moda de toda la vida se resiste a la bolsa. Dr Martens, que saldrá al parqué este año, según ha confirmado esta semana su propietario, Permira, será una rara avis en una lista de operaciones públicas de venta (OPV) dominada por nuevos formatos, de la segunda mano al comercio electrónico, tras un año en que el golpe del Covid-19 en el brick ha alejado del parqué a la moda más tradicional.

 

Permira quiere capitalizar el impulso que ha dado a la empresa desde 2014, posicionando el negocio a la altura del reconocimiento de marca de la firma. Sólo en los dos últimos años, la empresa ha duplicado su facturación y ha triplicado su beneficio con un modelo relativamente tradicional, con más de la mitad de sus ventas procedentes del wholesale y un 30% del canal online.

 

Pero hay pocos como Dr Martens en el pipeline de salidas a bolsa. Los retailers, especialmente los que contaban con una elevada dependencia del brick, se encontraban ya en reestructuración antes de la pandemia, y el coronavirus, que ha afectado particularmente a la moda, los ha alejado todavía más del parqué.

 

De hecho, sólo en el último año suspendieron su salto al parqué empresas como la estadounidense Cole Haan, especializada en calzado, o Madewell, propiedad de J. Crew. El grupo pretendía sacar Madewell a bolsa en marzo de 2020, pero la pandemia obligó a suspender los planes y llevó a la compañía a concurso.

 

 

 

 

Antes del estallido del Covid-19, Gap también decidió suspender la salida a bolsa de Old Navy citando “el coste y la complejidad” de separar el negocio. El plan era un proyecto del anterior consejero delegado, Art Peck, y fue suspendido por la nueva dirección.

 

En cambio, sí mantienen sus planes de salto al parqué MyTheresa, ThredUP y Poshmark. Las tres son compañías de comercio electrónico y las dos últimas están especializadas en la venta de moda de segunda mano.

 

MyTheresa ha presentado ya la documentación en el regulador bursátil estadounidense (SEC, en sus siglas en inglés) con el objetivo de levantar 150 millones de dólares. La empresa nació como el spin off online de una tienda multimarca de Múnich, pero el negocio digital es hoy el pilar de la compañía.

 

ThredUp también saldrá a bolsa a principios de este año. Fundada en 2009, la empresa de San Francisco ha acuñado el término resale-as-a-service para definir su modelo, especializado en el desarrollo y gestión del negocio de segunda mano para compañías como Walmart, H&M o Abercrombie&Fitch.

 

 

 

 

Poshmark también está especializada en segunda mano, aunque con un modelo de marketplace. La empresa, con sede en Redwood City, California, presentó el año pasado la documentación con el objetivo de levantar cien millones de dólares. La empresa cuenta con 31,7 millones de usuarios, de los cuales el 80% pertenecen a la generación millennial o Z.

 

Los pure players y operadores de segunda mano también fueron mayoría en 2018 y 2019, cuando salieron a bolsa Farfetch, de comercio electrónico de lujo; Revolve, especializada en ropa y accesorios para millennials y generación Z, y The Real Real, de segunda mano de lujo.

 

De los tres, sólo The Real Real cotiza hoy por debajo del día de su salto al parqué: Farfetch se ha revalorizado un 121%, Revolve ha escalado un 3,1% y el grupo de segunda mano ha caído un 10,2%.

 

En 2019 también salieron al parqué Levi Strauss, que regresó a la bolsa veinticuatro años después de ser excluida, y Kontoor Brands, el spin off de denim de VF Corporation.

 

Aunque los grupos estadounidenses han sido mayoría en las salidas a bolsa de moda de los últimos años, las siguientes en la lista podrían venir de Italia. En el ránking de compañías con mayor potencial para salir a bolsa, elaborado cada año por Pambianco, el podio está ocupado en 2020 por Golden Goose (propiedad, como Dr Martens, de Permira), Stone Island (propiedad desde este año de Moncler) y Ermenegildo Zegna.

Publicidad
Comentar
Compartir
...