Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Sep 201717:04

Back Stage

La crisis acelera los cambios en los hábitos de consumo en Alemania, Reino Unido e Italia

22 May 2013 — 16:35
Modaes
Compartir
Me interesa

El consumo de moda en Europa cambia. Entre 2008 y 2012, la crisis ha incentivado nuevos hábitos de compra entre los consumidores europeos. En Alemania, son los más jóvenes los que tiran del consumo de moda; mientras que en Reino Unido, los ciudadanos se vuelcan en el precio y en la búsqueda de gangas, y en Italia se sacrifica la calidad por precios más bajos, según la última encuesta del Global Lifestyle Monitor 2012, que elabora el Cotton Council International.

 

Alemania continúa siendo el mayor consumidor europeo de moda. En 2011, el gasto en moda de los alemanes supuso el 19% del total en Europa y las previsiones indican un aumento del 2% en 2012, hasta los 59.500 millones de euros. A diferencia de británicos e italianos, el consumidor alemán es optimista en la evolución económica personal y del país, lo que da una mayor predisposición al gasto en ropa, sobre todo entre los jóvenes.

 

La ropa es uno de los productos favoritos de los consumidores alemanes, sobre todo entre los más jóvenes, que a diferencia de los demás, compran más a menudo, de manera más impulsiva y dan mayor importancia al estilo y la marca. En general, el consumidor joven en Alemania gasta más dinero en ropa que el resto.

 

Reino Unido es otro de los grandes consumidores europeos de moda. En 2011, el gasto en moda de los británicos fue el 17% del total en Europa. La ralentización económica de los últimos años ha frenado el incremento del consumo en el mercado británico, que cayó un 2% en 2011 y se prevé que descienda un 1%, hasta los 43.400 millones de libras (51.193 millones de euros), en 2012, según datos de Euromonitor International.

 

La situación económica en Reino Unido ha provocado cambios en los hábitos de consumo de los británicos, que tienden a decisiones de compra más pragmáticas y que prestan una mayor atención al precio. Los compradores ingleses acuden a las tiendas con menos frecuencia, buscan gangas y se desplazan a los comercios de precios más bajos.

 

Otra de las conclusiones del estudio señala que, a pesar que los consumidores británicos buscan prendas de precio más bajo, dan una mayor importancia a la durabilidad. Esta tendencia no sólo se da entre los ingleses, sino que también se aprecia en otros países desarrollados, como Estados Unidos y Japón.

 

En cuanto a Italia, a pesar de la situación económica, sus ciudadanos continúan cuidando su estilo y mantienen su pasión por las compras y la ropa bien hecha. Aún así, según estimaciones de Euromonitor International, se prevé que en 2012 el gasto en ropa descienda un 2%, hasta los 55.200 millones de euros.

 

El contexto económico también ha influido en el consumidor italiano, según la encuesta de Cotton Council International, que ha dejado de comprar por impulsa y a sacrificado la calidad al precio. Aún así, el estudio concluye que los amantes de la ropa continúan dando prioridad al gasto en sus armarios. En 2012, el 87% de los consumidores italianos encuestados aseguraron comprar ropa en rebajas. En 2008, el porcentaje era del 76%. Por otro lado, aunque la mayoría de los italianos (63%) asegura estar dispuesto a pagar más por una prenda de calidad, el compromiso se ha debilitado en los últimos cuatro años, cuando lo afirmaba un 74%.

 

Cambios en la distribución

En Alemania, los consumidores jóvenes están transformando la distribución. Mientras que el consumidor de más de treinta años opta por las cadenas y los establecimientos independientes, los jóvenes optan por las tiendas especializadas en busca de una mejor selección y variedad. Por último, en Alemania, las compras por Internet han aumentado un 8% en los últimos cuatro años.

 

En los últimos cuatro años, los compradores en Reino Unido han cambiado su lugar de compras. Los consumidores británicos acuden cada vez menos a cadenas de tiendas y grandes almacenes a favor de tiendas de descuento e Internet, en busca de precios bajos. De hecho, Internet se perfila como el canal de distribución con mayores perspectivas de crecimiento en el país. Casi nueve de cada diez consumidores, el 89%, asegura comprar ropa online, un porcentaje mucho más alto que en Alemania (64%) o Italia (26%).

 

En Italia, a diferencia de Reino Unido o Alemania, la distribución continúa siendo muy fragmentada, en el que continúan teniendo un peso relevante el establecimiento independiente y el mercadillo ambulante. Aún así, estos dos canales han reducido su relevancia en los últimos cuatro años, pasando de tener una cuota del mercado del 48% en 2008 al 34% en 2012. En contra, las tiendas especializadas y las cadenas han incrementado su protagonismo, sobre todo entre consumidores más jóvenes.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...