Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Dic 201701:46

h Back Stage

Joaquín Villalba (Nextail): “Con la tecnología en tienda se descarga al empleado de tareas mecánicas”

El empresario, uno de los cofundadores de la empresa tecnológica, había sido responsable de operaciones para Europa de Inditex. Nextail está especializada en la gestión de stocks de los retailers de moda.

27 Abr 2017 — 04:18
Silvia Riera
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Joaquín Villalba (Nextail): “Con la tecnología en tienda se descarga al empleado de tareas mecánicas”

 

 

Joaquín Villalba es uno de los fundadores de Nextail. La compañía tecnológica está especializada en analítica predictiva y optimización para mejorar la gestión de los stocks de los retailers de moda. La pusieron en marcha Villalba, antiguo responsable de operaciones de Inditex para Europa; Carlos Miragall, ex senior manager en AT Kearney, y Javier Lafuente, fundador de Decide, de analítica. La empresa, con una plantilla de treinta personas y presencia en cinco países, ha levantado dos millones de dólares de financiación, dando entrada en su accionariado a Nauta Capital y Realiza Business Angels, entre otros inversores. Entre sus clientes se encuentran AmichiGoccoKiko Milano y Melon Fashion Group.

 

Pregunta: ¿Falta inversión en el comercio minorista en España?

Respuesta: En los últimos diez años, la inversión se había destinado al ecommerce mientras que ahora se enfoca al omnichanel. Sí es cierto que se ha invertido menos en la tienda física, pero no debemos olvidar que el ecommerce tiene un límite. En moda, este límite se ha fijado, como mucho, en el 25% del mercado de la distribución. Esto quiere decir que habrá un 75% de la venta que continuará centrándose en la tienda física.

 

P.: ¿Prevé así un retorno de la inversión en la tienda física?

R.: No puede ser de otra manera porque el mayor porcentaje de venta se realiza aquí. El consumidor busca mayor experiencia y mejor servicio. Se irá invirtiendo más en tienda a medida que se alcance la cota del ecommerce. Ahora vemos a los pure players abrir tiendas físicas.

 

P.: ¿Está el empleado de tienda cualificado para asimilar la innovación en el punto de venta?

R.: Con la tecnología, se busca descargar al empleado de tareas más mecánicas y dotarle de tecnología para darle más tiempo para la atención al cliente. En nuestro caso, introducimos aplicaciones móviles para los empleados de tiendas para que tengan información sobre todos los productos que hay en el establecimiento.

 

 

 

 

P.: ¿Están los empresarios y los altos directivos del retail preparados para la transformación tecnológica de su sector?

R.: Podría ser un movimiento más rápido, pero se produce en un cambio generacional y debe convivir con él. Este cambio facilita la adopción de las nuevas tecnologías. Pero no es más lento que en otros países.

 

P.: ¿Vamos con ventaja en este ámbito?

R.: El retailer estadounidense, por ejemplo, se ha quedado atrasado porque todavía trabaja con una sola colección a inicio de campaña. En Europa, en cambio, la mentalidad ha cambiado, es mucho más ágil, de tres colecciones mínimo por temporada. Aquí, el retailer ha querido acercarse al fast fashion.

 

P.: ¿Cómo prevé que será la tienda del futuro?

R.: Veremos formatos de tiendas mayores, más experienciales, que ayuden más al cliente. Las tiendas más pequeñas cierran, así como todos aquellos que no sepan adaptarse. Estamos en un sector de transformación drástica, que debe aportar un modelo ágil.

 

 

 

 

P.: ¿Será un escenario sólo para grandes jugadores?

R.: No necesariamente, porque también se valora el poder de las marcas diferenciadoras, de nicho. Veremos, por un lado, un mix de cadenas que crecen y, por otro lado, jugadores más pequeños y de nicho, con flagship stores en el centro de las ciudades y pequeños centros de distribución en las afueras.

 

P.: Estuvo al frente de operaciones logísticas en Inditex. ¿Qué tiene Nextail de la operativa del gigante textil?

R.: Hacía cosas similares en Inditex, cierto. Y ahora hemos desarrollado Nextail para que lo use cualquier retailer. Se trata de una solución para el retail para conseguir un mayor retorno de la gestión del stock, es decir, que su colección se venda a precio completo.

 

P.: ¿También es válido para los retailers de menor tamaño?

R.: También para pequeñas empresas. Empezamos con retailers a partir de cien tiendas, pero a partir de veinte y treinta ya tiene sentido. Empezamos de manera básica, analizando la información de la caja registradora del punto de venta con la tecnología de inteligencia artificial. Cogemos los datos de la caja y los exprimimos al máximo. Medimos la demanda que tiene un producto en cada tienda y lo relacionamos con el stock que hay en cada momento en el establecimiento.

 

 

 

 

P.: ¿Y el resultado…?

R.: Conociendo la demanda, crece la disponibilidad del producto en tienda. Estimamos el nivel de stock de una tienda, de la demanda y movemos el stock a las tiendas con mayor demanda para venderlo cuanto antes. Nosotros lo hacemos con datos que el retailer ya tiene, sólo debe darnos acceso a los patrones de ventas de un producto.

 

P.: ¿Cómo se gestionaba esta información hasta ahora?

R.: Había mezcla de intuición o sistemas básicos de reposición a través de software de gestión de la caja o ERPs, que en sí son muy limitados. Estas son herramientas estáticas y el retail va hacia modelos más ágiles, teniendo en cuenta, eso sí, las peculiaridades de cada tienda.

 

P.: La gestión del stock es precisamente uno de los retos del omnichanel

R.: Respecto de la omnicanalidad, uno de los grandes retos que vemos está en tener una visión única y fiable del stock y en utilizar sistemas inteligentes y tecnología que permitan hacer un uso eficiente de él. Por poner un ejemplo, tradicionalmente cuando un consumidor compra una prenda online, se le envía desde un centro de distribución del ecommerce, ubicado en muchos casos en otro país. Cuando lo que tendría más sentido es enviarlo desde la tienda en la misma ciudad que tenga la unidad disponible con la menor probabilidad de venta, para así no afectar a las ventas de la red. Son esos pequeños matices los que permitirán hacer la experiencia omnicanal verdaderamente eficiente. 

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...