Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 May 202221:58

Joan Gabarró (Fitex): “Estamos preparados para la relocalización”

El presidente de la Fundació Privada per a la Innovació Tèxtil (Fitex) señala que la industria española está preparada para la vuelta a cercanía, “aunque eso no significa que no implique problemas, como la falta de abastecimiento o personal cualificado”.

12 May 2022 — 04:49
Carmen Juárez
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Joan Gabarró

 

 

Relocalización y sostenibilidad, las esperanzas de futuro de la industria española del textil. Joan Gabarró presidente de la Fundació Privada per a la Innovació Tèxtil (Fitex) y propietario de la compañía especializada en la producción de género de punto Gavipunt, sostiene que la relocalización de la industria textil es una realidad. Según el empresario, la industria española está preparada “porque estamos bastante por debajo de nuestro tope de producción”. Sin embargo, Gabarró señala que la vuelta de la producción no significa que no implique problemas, como “la falta de abastecimiento o personal cualificado”.

 

 

Pregunta: Fitex cumplió el año pasado veinte años. ¿Cómo valora la trayectoria?

 

Respuesta: Han cambiado muchísimas cosas en estos veinte años, aunque los mayores cambios se han dado en los últimos siete, en los que llevamos una derivada hacia producir de otra manera. Esto tiene nombre, y es sostenibilidad. Otro de los aspectos que más ha cambiado en la industria es que, de ir perdiendo cada vez más clientes en 2001, las marcas están volviendo. No es algo exagerado ni para tirar cohetes, pero sí que se valora el hecho de que produzcamos en cercanía y de manera sostenible. La pandemia nos ha ayudado en parte por la crisis en el transporte. En general, estamos respirando momentos de cambio, que van a favorecer la producción en España. Sin embargo, esto también implica problemas como falta de abastecimiento o falta de personal cualificado. El personal se está jubilando y hay que sustituirlo muy rápido, y falta gente.

 

 

P.: Entonces, ¿la relocalización es una realidad?


R.: Sí. Sin lugar a dudas. Aunque es cierto que no a todos los niveles, las prendas más básicas todavía se fabrican lejos, y esa producción no va a volver. Además, tampoco hay tanto tejido productivo en España para absorber todo lo que se hace fuera. El presente y el futuro de nuestra industria es la producción de calidad, que es lo que más se valora.

 

 

 

 

P.: ¿Está preparada la industria española para ello?

 

R.: Estamos preparados para la relocalización porque estamos bastante por debajo de nuestro tope de producción. Aunque eso no significa que no debamos estar muy atentos a los cambios tecnológicos, incorporar personal y mejorar procesos como conseguir más certificaciones y ser más sostenibles.

 

 

P.: ¿Cómo puede apoyar la administración?


R.: Facilitando, siempre hemos pedido eso. Lo que debe hacer el Gobierno es poner en marcha más leyes y eliminar trabas. También deberían hablar con todos los sectores y pedir su opinión para que luego las leyes sean más fáciles de aplicar.

 

 

P.: ¿Es un buen momento para invertir en el sector?

 

R.: Sí, hace cinco años hubiese dicho que no, pero ahora sí que es un buen momento. El sector tiene muy buenas expectativas de futuro, y las empresas que lo hagan bien ahora serán las que consigan salir adelante.

 

 

P.: ¿Se innova lo suficiente en el sector?

 

R.: Siempre se puede innovar más y mejor. No hay que ponerle un techo a la innovación ni quedarnos de brazos cruzados. Es cierto que no tenemos una bola mágica, pero tenemos que saber intuir cómo evolucionará el futuro. Nuestra misión como asociación es esa, además de hacer incidencia en las empresas agrupadas para que tiren adelante y saquen más proyectos.

 

 

 

 

P.: ¿La sostenibilidad es parte de la innovación?

 

R.: Ahora sí. La sostenibilidad hay que verla de dos maneras. La primera, es qué hacemos con el producto que tenemos que reciclar, ya que dentro de poco estaremos obligados a ello. Eso crea un problema enorme para el sector, al que estamos intentado dar salida. Tenemos que empezar fabricando materias y fibras a partir de necesidades y que se adecúen a lo que quiere el mercado. La segunda manera de ver la sostenibilidad es entrar en el mercado de segunda mano, que tendrá mucho recorrido en el futuro. Al final, se trata de hacer prendas muy bien hechas, de calidad y que duren a lo largo del tiempo.

 

 

P.: ¿Cuál es su balance sobre la situación actual que atraviesa el sector?

 

R.: Hacer un balance ahora es complicado. El sector tiene que asumir las pérdidas de los dos últimos años y hacer frente a los créditos que se han pedido. A partir de ahí tenemos que darnos un par de años para coger aire y ver cómo irá el futuro. Lo que nos está ayudando es que cada vez más hay más pedidos.

 

 

P.: ¿Cuáles son las recetas para la supervivencia del sector?

 

R.: Calidad e innovación. También es importante seguir lo que nos manda el mercado, tanto las directivas europeas como los propios consumidores, hay que estar al día en todo y escuchar y escuchar. Se trata de saber coger el camino de la forma más acertada.

 

 

 

 

P.: ¿Hay más unión en el sector tras la pandemia?

 

R.: Siempre hay competencia entre todas las empresas, como ocurre en todos los sectores. En nuestro caso, nos conocemos todos y tengo que decir que hay mucha sintonía y nos ayudamos mucho. Hemos aprendido que ir de la mano es más fácil para hacer la guerra.

 

 

P.: ¿Y en cuanto a asociaciones?

 

R.: Siempre hablamos y nos pasamos información entre todos. Estoy muy contento porque si necesitas ayuda, te suele llegar. Ahora estamos trabajando en conjunto para el Perte del textil, que espero que salga. Lo que tenemos que hacer las organizaciones es ponernos de acuerdo sobre cómo pedirlo para que llegue a las pymes y micropymes, que al final es el tejido empresarial que conforma al sector textil.

 


P.: Igualadafil celebra en julio su próxima edición. ¿Por qué poner en marcha ahora una feria de hilatura?

 

R.: Fue por una propuesta que nos hicieron los propios representantes de empresas de hilatura. Hasta ahora el formato normal de cualquier empresa textil era desplazarse a París o a Florencia para las ferias de Première Vision o Pitti Filati. Hemos visto que hay otras maneras y se pueden acercar las propuestas aquí. Igualadafil tiene mucho futuro.

Publicidad
Comentar
Compartir
...