Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Dic 201815:21

Jack Ma: el profesor de inglés que cimentó Alibaba para romper barreras con Internet

El cofundador y presidente ejecutivo de Alibaba ha anunciado que se desvinculará de la compañía dentro de un año. Tras él deja todo un imperio en el mundo del ecommerce y un gigante del sector de los pagos electrónicos.

12 Sep 2018 — 04:45
Daniel López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Jack Ma: el profesor de inglés que cimentó Alibaba para romper barreras con Internet

 

 

Se va. Dentro de un año, Jack Ma dejará de ser presidente ejecutivo de Alibaba Group, empresa de comercio electrónico que cofundó en 1999. Tras él, el directivo dejará un verdadero imperio en el mundo del ecommerce, cuyo éxito lo ha llevado a convertirse en uno de los hombres más ricos de China. Antes de eso, el magnate, que provenía de una familia humilde de Hangzhou, era un docente universitario que lo dejó todo por amor, en su caso, a Internet.

 

Nacido en Hangzhou el 10 de septiembre de 1964, Ma (cuyo auténtico nombre es Ma Yun) estudió inglés desde una edad temprana y lo practicó frecuentemente con los turistas que visitaban su ciudad. Con dichos conocimientos, el empresario estudió en la hoy conocida como Hangzhou Normal University, obteniendo en 1988 su licenciatura en Letras Inglesas.

 

Ma encontró dificultades para encontrar un puesto de trabajo, e incluso para seguir estudiando (fue rechazado por Harvard una decena de veces). El directivo terminó impartiendo clases de inglés, aunque no tardó en cambiar el rumbo de su vida cuando descubrió las posibilidades de negocio que ofrecía Internet.

 

 

 

 

En 1994, Ma fundó China Yellow Pages, una compañía dedicada a la creación de sitios web para terceros y que, en tres años, produjo una ganancia cercana al millón de dólares. Pese al potencial adquirido a través de este negocio, el empresario chino continuó pensando en nuevos modelos con que explotar en la Red.

 

Fue en un viaje a Estados Unidos cuando el directivo dio con la tecla. Ma no conseguía encontrar su cerveza favorita en los bares del país norteamericano, por lo que concibió la idea de crear un negocio que sacase provecho de la globalización y acercara los productos chinos a los distintos países del mundo.

 

La semilla de Alibaba había sido plantada, pero faltaba mucho dinero para hacerla crecer. No fue capaz de convencer a los primeros inversores a los que contactó, pero sí a un grupo de amigos con los que cofundó la compañía, con un capital inicial de 50.000 dólares (43.271 millones de euros). Alibaba nació en 1999 para acercar las empresas chinas al resto del planeta.

 

 

 

 

En los tres primeros años, la start up no generó apenas ingresos, pero esa situación no impidió que Ma continuara creyendo en la viabilidad del proyecto. El grupo comenzó a operar en el segmento business to business y acabó convirtiéndose en una compañía muy valorada por los empresarios locales de China. Después, Ma apostó por el mercado de las ventas a particulares, estrategia que aceleraría el crecimiento de la compañía y la posicionaría al frente del comercio electrónico del país asiático.

 

Con el tiempo, Ma comprendió que la diversificación hacía la fuerza. El empresario lanzó Alipay, una subsidiaria dedicada a los métodos de pago electrónico. Con este sistema dio paso a un nuevo proyecto llamado Taobao, un portal dedicado principalmente al negocio de consumo, donde empresas y particulares pueden vender sus productos. Como no podía ser de otra manera, Alipay se convirtió en la solución de pago por excelencia de la plataforma.

 

Con el paso del tiempo, el imperio de Ma se alzó en China y también en el extranjero. En octubre de 2014, el antiguo profesor de inglés sacó Alibaba a bolsa, protagonizando la mayor oferta pública de venta de una compañía china. El precio de salida de las acciones del grupo le generó una valoración de 168.000 millones de dólares (145.390 millones de euros). La empresa decidió cotizar en Nueva York después de rechazar Londres y Hong Kong como posibles candidatas.

 

 

 

 

Alibaba es hoy en día una de las mayores empresas del mundo, con una capitalización bursátil de aproximadamente 404.000 millones de dólares (349.627 millones de euros). El éxito de sus negocios catapultó a Ma hasta la élite de China. El magnate cuenta con una fortuna estimada de 36.600 millones de dólares (31.674 millones de euros), según Forbes, lo que lo convierte en el tercer hombre más rico del país.

 

La retirada de Ma de la presidencia de Alibaba supondrá el ascenso del actual consejero delegado, Daniel Zhang. “Debido a los límites en la capacidad y la energía de uno mismo, nadie puede asumir las responsabilidades de presidente y consejero delegado para siempre”, aseguró Ma en una carta esta semana. “Trabajaré estrechamente con Daniel para garantizar una transición exitosa”, indicó. La sucesión se hará efectiva el mismo día que Alibaba cumplirá veinte años.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...