Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

11 Dic 201716:07

h Back Stage

J. Crew, Urban Outfitters y American Apparel, los nuevos ‘sueños americanos’ de la moda

La moda estadounidense vive una segunda juventud. Levi’s, Tommy Hilfiger, Abercrombie & Fitch, Gap o Ralph Lauren son marcas que han marcado una época, aunque en algunos casos el fenómeno se ha deshinchado.
21 Ago 2014 — 05:57
Custodio Pareja
Compartir
Me interesa

La moda estadounidense vive una segunda juventud. Levi’s, Tommy Hilfiger, Abercrombie & Fitch, Gap o Ralph Lauren son marcas que han marcado una época, aunque en algunos casos el fenómeno se ha deshinchado. Ahora, el país de los sueños y de las promesas vuelve a poner en el mercado una segunda hornada de marcas cool y con el sello made in America que han despertado el interés de todo el sector. J.Crew, American Apparel, Forever 21 o Urban Outfitters se han convertido, en los últimos años, en los nuevos sueños americanos de la moda.

 

Han sabido dirigirse a un tipo de público que quería lo que ellas ofrecían. Hipsters en el caso de marcas como J.Crew o Urban Outfitters o jóvenes trendsetters que quieren prendas de máxima tendencia a precios competitivos, como es el caso de Forever 21.

 

Estas nuevas cadenas parecen haber aprendido de los errores de las generaciones precedentes, como centrarse exclusivamente en su mercado local, y han abierto, de forma más temprana, ambiciosos procesos de internacionalización.

 

Un fundador o líder muy polémico, un equipo de gestores experimentado, una gran inversión en expansión en su mercado local y una gran visión de internacionalización. Esta es la fórmula del éxito para las marcas americanas que, en pocos años, se han coronado como las preferidas para el consumidor más joven.

 

Urban Outfitters

The Free People’s Stores, fundada en Filadelfia en 1970 de la mano de Richard Hayne, es el germen de Urban Outfitters. La cadena de moda comenzó siendo una tienda de venta de muebles antiguos y objetos de decoración kitsch. Aunque la empresa ha mantenido el espíritu original y hippie de los fundadores, su líder también ha sabido rentabilizar esta fórmula, vendiendo en sus establecimiento moda a precios más elevados y decoración para el hogar de diseño.

 

Ahora, Urban Outfitters se ha convertido en una compañía que cuenta con un total de 230 tiendas en Estados Unidos, Canadá y Europa, además de haber diversificado y haber creado nuevos conceptos como Anthropologie, con 187 establecimientos, y Free People, marca que la compañía resucitó y que en la actualidad cuenta con noventa establecimientos. El siguiente paso de la compañía es adentrarse en el mercado español, en Barcelona, donde abrirá a finales de año su primer establecimiento en el país.

 

 

J.Crew

Si hay alguna enseña estadounidense que se haya inspirado en el american way of life para crear las bases de su marca, esa es J.Crew (con el permiso de Ralph Lauren). Fundada en Nueva York, sus inicios datan de 1947, aunque el sector de la moda comenzó a fijarse en ella cuando Mickey Drexler, ex presidente de Gap, se incorporó a la gestión de la compañía.  Desde entonces, hasta los Obama se han vuelto seguidores de la enseña.

 

Dirigida a un público de un nivel adquisitivo medio-alto, la compañía ha llamado la atención de grupos como el gigante japonés Fast Retailing, dueño de Uniqlo, que se interesó por adquirir la empresa. Con una red de distribución formada por más de 300 establecimientos, J. Crew facturó 2.428 millones de dólares (1.759 millones de euros) en 2013, un 9% más que el ejercicio precedente.

 

En la actualidad, J.Crew se encuentra buscando oportunidades fuera de su mercado local y apuesta por Europa como su próximo objetivo. En los dos últimos años, la compañía ha abierto cuatro establecimientos en Londres y ya ha anunciado que ha puesto en marcha la búsqueda de locales en París.

 

 

American Apparel

Canadiense de 45 años, Dov Charney, fundador de American Apparel, siempre fue un “enamorado” de los productos hechos en Estados Unidos. Fan de la variedad de marcas de cereales para el desayuno del mercado estadounidense, Charney se decidió a emprender con su propia marca de moda a finales de la década de los ochenta.

 

Con el mantra de producir en Estados Unidos y sin que en el proceso de fabricación se viera envuelta ninguna práctica de explotación, American Apparel se ha convertido con el paso de los años en una de las firmas estadounidenses más controvertidas.

 

Aun así, ninguna polémica ha hecho tanto daño a la compañía como la última en la que se ha visto envuelta. Dov Charney fue despedido el pasado julio de su compañía por presunta “conducta indebida” con los empleados de la empresa.

 

Con una red de 250 establecimientos en todo el mundo, American Apparel se enfrenta ahora a una de sus mayores disyuntivas de toda su historia: readmitir a su líder e intentar  seguir cosechando éxitos en el sector de la moda o, por el contrario, aislar a Charney y buscar alternativas para sobrevivir sin el emprendedor que dio a luz a la compañía.

 

 

Forever 21

Nueve millones de fans en Facebook, 1,61 millones de seguidores en Twitter y 4,2 millones de followers en Instagram. Forever 21 se ha convertido para los estadounidenses en la versión patria de las cadenas de moda joven de Inditex.

 

Fundada en 1984 por el empresario Won Do-Chang y su esposa, Jin-Sook, Forever 21 abrió su primera tienda bajo el nombre de Forever Fashion en Figueroa Street, en Los Angeles, California, con una inversión de 35.000 dólares. El concepto de moda joven a precios bajos tuvo tanto éxito que logró registrar en su primer año de actividad una facturación de 700.000 dólares.

 

En 1989, Forever Fashion pasó a llamarse Forever 21 y logró tejer una red de once tiendas en diferentes puntos de California. El siguiente paso fue entrar en los principales malls de Estados Unidos y, de ahí, al mundo. Desde entonces, la cadena cuenta con tiendas en Canadá, China, Reino Unido, Indonesia, Japón, Arabia Saudi, Corea del Sur, Kuwait, Malasia, Singapur, Omán, Tailandia y Emiratos Árabes, entre otros mercados.

 

La compañía también se fijó en España en 2011 para crecer, aunque su aterrizaje en este mercado ha sido, cuanto menos, accidentado. La empresa abrió una tienda de 3.000 metros cuadrados en Barcelona, ubicada en uno de los centros comerciales con más tráfico de toda España, La Maquinista, que ha cerrado sus puertas.

 

Operar en el reino de Inditex, número uno mundial de la distribución de moda, tiene sus riesgos, y Forever 21 lo ha experimentado en sus propias carnes. Una estrategia errónea y unos precios, y unos productos, que no han encajado en su público objetivo han llevado a la compañía a llevar a cabo el cierre apresurado de su única tienda en España. La compañía asegura que continúa buscando ubicaciones en Barcelona, donde dice que volverá a abrir después de verano, o en ciudades como Valencia o Madrid.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...