Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Ene 202201:02

Isabel Gómez (Ayto. Ubrique): “El reto de Ubrique es diseñar marcas propias y no depender de terceras siempre”

El municipio gaditano de Ubrique busca catapultarse con los fondos europeos para hacer crecer su industria más allá de la fabricación para terceros, y que el consumidor final conozca su industria.   

03 Dic 2021 — 04:56
Marta Tamayo
Compartir
Me interesa

Isabel Gómez (Ayto. Ubrique): “El reto de Ubrique es diseñar marcas propias y no depender de terceras siempre”

 

 

Chanel, Dior, Loewe, Givenchy, Prada, Lanvin o Comme des Garçons son habituales en el día a día de Ubrique. El municipio gaditano, enclavado entre dos parques naturales, fabrica artículos de piel para algunas de las mayores marcas de lujo del mundo. Aunque su alcaldesa, Isabel Gómez (1974), del grupo socialista, asegura que el siguiente paso del municipio es crecer con sus propias marcas y que el consumidor final los conozca. Para ello, la gran esperanza son los fondos europeos, que pueden dotar de gasolina a los proyectos de innovación de los artesanos ubriqueños.

 

 

Pregunta: Ubrique es un ejemplo de la transformación de la industria española. ¿Cuál es el secreto?


Respuesta: La clave ha estado en la adaptación a las demandas de la producción. Nosotros contamos con características muy especiales, ya que producimos para grandes marcas. A través esta gran locomotora nos ha llegado la innovación de manera indirecta, y con ella nos ha llegado a la transformación y la implantación de nuevos métodos. La clave del éxito está en el know how y seguridad jurídica y laboral que ofrecemos a las empresas.

 

P.: El público final no sabe que los gigantes del lujo fabrican ahí. ¿Falta crear marca?


R.: Es uno de los retos que tenemos como sector, añadir más marcas propias y no depender siempre de terceros. A través del centro tecnológico o el centro de artesanos del municipio estamos trabajando para crear una marca paraguas que englobe la producción del municipio. Para ello, uno de nuestros objetivos es conseguir la Indicación Geográfica Protegida (IGP) que concede la Unión Europea (UE). Es una denominación que normalmente se otorga al sector alimentario y ahora se está abriendo a otros productos y se está analizando el caso de Ubrique.

 

P.: ¿Hay una buena convivencia entre la actividad industrial y la residencial?


R.: Aquí hay un buen entendimiento, son 69 kilómetros cuadrados de municipio y 70% son parques naturales, junto a un gran espacio de dominio público hidráulico. Hay una gran convivencia entre industria y ciudadanía porque tenemos que compaginarlo.

 

 

  

 

P.: ¿La marca Ubrique como polo industrial del lujo es también un atractivo turístico?


R.: Sí, sin duda. Estamos haciendo muchos esfuerzos en este sector. Queremos ser una referencia en el turismo industrial y sabemos que tenemos potencial, ya que todas las veces que recibimos visitas hay buenas experiencias. Hay que expandir el mensaje para despertar la curiosidad.

 

P.: La pandemia ha reorganizado el mapa del aprovisionamiento. ¿Se ha notado en Ubrique?


R.: Sí, la problemática del aprovisionamiento afecta a todos los sectores. La pandemia nos ha puesto a prueba: el volumen de pedidos está en aumento y hacen falta más materias primas. Ubrique tiene una gran demanda, pero nos estamos encontrando con estos problemas. Para solucionarlo, las empresas están proponiendo ampliar los plazos de entrega de veinte a 35 días.

 

P.: ¿Cómo afectó la pandemia al sector?


R.: El dato del paro nos viene a indicar la evolución. Febrero fue el único mes en el que hubo una subida en el número de empleados. Desde enero se han incorporado al mercado laboral de la piel más de 800 personas. El lujo es anticíclico, por lo que no nos afectan tanto las crisis y está pandemia le ha dado valor añadido y atractivo al producto artesano que fabricamos.

 

P.: ¿Han notado la falta de trabajadores?


R.: Es una de las demandas del sector. Necesitamos formación de la mana de obra. En Ubrique se creó una iniciativa público-privada en la escuela de artesanos para atraer a más trabajadores. A través de la Junta de Andalucía se ha impulsado un módulo de Formación Profesional en formación dual, que cuenta tanto con formación teórica como práctica, especializado en la piel de Ubrique. Lo que tenemos claro es que el cuero ha sido el pasado y presente de este municipio y también será el futuro.

 

 

 

 

P.: Con el avance de la sostenibilidad, el cuero no tiene muy buena fama y cada vez más se apuesta por opciones veganas. ¿Es una amenaza para el sector?


R.: No, nos adaptamos a los tiempos. Todos nuestros productores pueden trabajar cualquier tipo de material, y más tras la pandemia. Trabajamos pieles veganas y hemos tenido muy buen resultado. La sostenibilidad es un objetivo para las grandes marcas y nos lo han trasladado. Además, nosotros no curtimos las pieles aquí, que es la actividad más agresiva y quiero recordar que la industria de la piel usa los deshechos del sector cárnico.

 

P.: ¿Qué puede hacer la administración por la industria del cuero en Ubrique?


R.: Hay que apostar por la colaboración y comunicación para reforzar las necesidades que se van planteado. El sector debe tener muy claro los objetivos para pedirlos. Además, se tienen muchas expectativas en los fondos europeos. Por ejemplo, establecer el IPG depende de la UE, pero tiene que venir apoyado por la Junta de Andalucía y el Gobierno, igual que la formación.

 

P.: ¿Y los Ayuntamientos?


R.: Nosotros nos dedicamos más a promoción y turismo industrial para ser el foco del turismo de la comarca. Al final, queremos el consumidor final de las grandes marcas sepa que se producen aquí.

 

P.: ¿Hay que crear más industria en España?


R.: Sí, es uno de los sectores más apreciados por los trabajadores. La industria da calidad de vida, se puede conciliar más y en España hay una clara falta de ella.

 

P.: ¿Qué esperan de los fondos europeos?


R.: Nosotros pretendemos obtener financiación a través del Centro Tecnológico de la Piel de Andalucía que se ubica en Ubrique. Para seguir innovando, el centro necesita contar con las últimas tecnologías y la última maquinaria disponible, algo que no todas las empresas pueden hacer por sus propios medios. Con ello podemos mejorar las relaciones con otras industrias y mejorar los procesos de fabricación, algo que requiera una alta inversión. Además, con estas innovaciones captamos más talento. Cada vez más creativos y diseñadores se fijan en Ubrique porque sabemos darles forma a sus proyectos. Con nuestras manos fabricamos los sueños de otros.

Publicidad
Comentar
Compartir
...