Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Abr 202113:51

Groau, de buscador a ‘marketplace’ sostenible

La start up fue fundada en 2016 de la mano de Francesc Alsina, que ya venía del sector del ecommerce. La empresa funciona como un marketplace digital para marcas emergentes que ponen el foco en la sostenibilidad.

03 Mar 2021 — 04:56
L. J. G.
Compartir
Me interesa

Groau, de buscador a ‘marketplace’ sostenible

 

 

Prueba, error, repeat. Con esta máxima, propia de muchas start ups, la española Groau echó a andar en 2016, aunque no acabó de culminar hasta hace tres años, en 2018. Francesc Alsina lanzó la empresa concibiéndola como un buscador de marcas emergentes que ponen el foco en la sostenibilidad. Pero poco después el proyecto tomó un camino muy distinto, hasta acabar convirtiéndose en un marketplace para terceros.

 

Pese a haber estado gestando Groau durante varios años, no fue hasta abril del año pasado que la start up se lanzó al mercado. En septiembre, la empresa entró en la aceleradora AticcoLab, y desde entonces ha dado un giro a su modelo de negocio. “Iba a ser un híbrido entre buscador y marketplace, pero nos dimos cuenta de que esto no funcionaba”, señala Alsina. “Captábamos al usuario y, cuando lo redirigíamos a la web de una marca en concreto, se perdía y había problemas”, continua el emprendedor.

 

Después de lanzar varios pilotos, y de haber invertido hasta el momento alrededor de 20.000 euros, la start up empezó a tomar forma a inicios de este año. En la actualidad, Groau cuenta con una cartera de entre veinte y treinta marcas, y una oferta de 2.000 productos. ¿Los requisitos para entrar en el marketplace? Que sean empresas sostenibles y responsables y cumplan con ciertos criterios de diseño y calidad. Por cada producto que se vende a través de la plataforma, Groau se lleva un 20% de comisión.

 

 

 

 

La start up cuenta con siete accionistas, entre los que se encuentra Alsina, que tiene la participación mayoritaria, del 87% del capital. En la actualidad, la empresa se encuentra inmersa en un plan de expansión con el que prevé ampliar su cartera de marcas hasta unas 300 a finales de este año, e incrementar sus referencias hasta 25.000 artículos.

 

Para ello, Groau está preparando su primera ronda de financiación, con la que prevé levantar 150.000 euros. De forma complementaria, la empresa está captando también un préstamo público, con el objetivo final de disponer de 250.000 euros para seguir desarrollando y avanzando en su plan estratégico.

 

La start up vertebra su plan de expansión en tres factores: el alquiler de un almacén propio para poder gestionar el stock de las marcas con las que opera de forma directa; el canal online, que es su principal eje de actividad, y el márketing, que copa el 70% del presupuesto.

Por el momento, el centro logístico sólo está sobre papel, aunque Groau se encuentra en negociaciones con un proveedor para el alquiler de una nave ubicada en Barcelona. “Si esto llegara a funcionar, nos plantearíamos comprar un centro”, apunta Alsina.

 

 

 

 

A día de hoy, el marketplace de Groau, que no planea lanzarse a fabricar artículos propios, está abierto a escala mundial, aunque concentra el 100% de las ventas en España. La start up, que está centrada en afianzarse en el mercado nacional, prevé desembarcar en varios países europeos durante el próximo año, especialmente en Alemania, Francia o los países nórdicos, entre otros. “En Reino Unido, con el Brexit, no sabemos qué vamos a hacer”, sentencia Alsina.

 

Como parte de su estrategia en España, la empresa planea crear una “comunidad de usuarios”, con el objetivo de que un consumidor acabe comprando, como mínimo, tres veces a lo largo del año en Groau. “Esperamos que las ratios de conversión vayan subiendo, a la vez que los costes vayan bajando”, apunta el emprendedor.

 

Pese a que la start up se lanzó al mercado en un contexto convulso en España, a raíz de la crisis del coronavirus, Groau no se vio penalizada. “Al contrario, nos vimos impactados positivamente, porque antes, cuando intentábamos sumar al barco a las marcas, les costaba más”, explica el fundador de la empresa.

 

Groau cerró el año pasado con una facturación de 15.000 euros, atendiendo a que sólo pudo operar durante la segunda mitad del año. Este 2021, la start up prevé cerrar con una cifra de negocio de 600.000 euros, y el año que viene espera superar el millón y medio de euros. La empresa prevé alcanzar el break even en 2023, y ese año estima superar la barrera de los tres millones de euros.

Publicidad
Comentar
Compartir
...