Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Ago 201800:34

h Back Stage

Generales 2015: Mariano Rajoy, el clásico gris que pasa desapercibido

Mariano Rajoy, actual inquilino de La Moncloa, es más que un clásico en lo que a estilo se refiere. El candidato del PP, que opta a la reelección como presidente del Gobierno español en las próximas elecciones generales del 20 de diciembre, mantiene un look gris que apenas le permite sobresalir y que le relega, en...
04 Dic 2015 — 04:45
F. Marín-Camp/ S. Riera
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

 

Mariano Rajoy, actual inquilino de La Moncloa, es más que un clásico en lo que a estilo se refiere. El candidato del PP, que opta a la reelección como presidente del Gobierno español en las próximas elecciones generales del 20 de diciembre, mantiene un look gris que apenas le permite sobresalir y que le relega, en muchos casos, al anonimato entre sus homólogos europeos e incluso entre sus contrincantes, según los expertos.

 

Modaes.es realiza durante los días previos a las elecciones generales del próximo 20 de diciembre una serie especial de artículos para analizar la imagen de los candidatos de los principales partidos a la presidencia del Gobierno español. En una segunda fase, la serie se volcará en el análisis de sus propuestas políticas. El candidato del PSOE, Pedro Sánchez, fue el protagonista de la anterior entrega de esta serie.

 

Nacido en 1955 en Santiago de Compostela, Mariano Rajoy es el candidato de mayor edad en estos comicios, donde destacan los líderes jóvenes. Licenciado en derecho en su ciudad natal, antes de instalarse en La Moncloa, el candidato del PP ocupó la cartera de Administraciones Públicas durante el Gobierno de José María Aznar y la vicepresidencia del Ejecutivo.

 

Traje, camisa y corbata, corte clásico, sin estridencias pero también sin carácter. Correcto hasta el extremo, tanto que llega hasta al anonimato. “Mariano Rajoy es la no imagen”, sentencia Laura Cervi, que imparte clases de comunicación política en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). “Si yo fuera su consultora no sabría cómo modernizarlo –añade–; su principal problema es que su estilo lo hace totalmente anónimo”.

 

 

La experta, que es también doctora por la Università di Pavia, define la imagen que proyecta el líder en este ejemplo: “si estuviera en una reunión con Rajoy y más personas, al salir de la sala no me acordaría de él; es el anónimo del traje gris aunque se vistiera de azul eléctrico”.

 

El estilo de Rajoy no le favorece en su función de liderazgo. Sin embargo, la socia fundadora de Sofoco Media, Inmaculada Urrea, encuentra aciertos en el look del candidato: “creo que se hace los trajes a medida, porque le quedan perfectamente”, afirma. La consultora asegura que “Rajoy tiene la imagen correcta para la edad que tiene y para lo que representa, aunque sin duda en su partido hay personas mucho más atrevidas vistiendo”. Esta opinión es compartida por Montse Guals y Elisabet Olivé, fundadoras de Qué me pongo: “Rajoy viste con lo que toca, no cuida su imagen”.

 

El estilo del candidato popular es definido por Urrea como “la elegancia clásica inmovilista, nada moderna”. Lo tradicional parece primar en el armario del líder popular. “El estilo de Mariano Rajoy es un clásico vetusto, de abuelo, un clásico de la Meseta –detalla la experta–; es el señor de ciudad de provincias que sale el domingo a tomar el aperitivo: nada innovador”. Cervi, por su parte, asocia al político con “la imagen impersonal de un contable de Valladolid o de un trabajador de Correos”.

 

 

Olivé y Guals detectan algunos aspectos a mejorar: “Mariano Rajoy a veces lleva los trajes desestructurados, algo que le proyecta una imagen de hombre cansado –subrayan–; un hombre con traje estructurado transmite los mismos valores que su vestimenta, de firmeza y de seguridad”.

 

“Si con tu ropa das una imagen de debilidad y abatimiento, también es lo que transmite tu liderazgo”, advierten Guals y Olivé. “Debería dar una imagen más seria –añaden las fundadoras de Qué me pongo–; su postura no es correcta, mira hacia abajo y tiene una mirada débil: debería ser más intensa, porque si no da la sensación de que es un señor mayor, una persona abatida, cansada”. En la misma línea, Urrea le regala un piropo: “cuando se viste más de sport, le favorece”.
Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...