Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Nov 201712:14

h Back Stage

Generales 2015: del ‘sí, quiero’ al ‘no’ rotundo, el TTIP desata posturas extremas

15 Dic 2015 — 04:55
S. RIERA/ F. MARÍN-CAMP
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

 

Fomentar o limitar la globalización. El tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos es una de las cuestiones clave en la política económica europea de los próximos años y, en consecuencia, se ha colado en la mayoría de los programas de los partidos políticos que compiten en estas elecciones para alcanzar la presidencia del Gobierno de España. Las posturas ante esta negociación son claras y extremas: del sí rotundo de PP, PSOE y Ciudadanos, al no imperativo de IU y Podemos.

 

Modaes.es realiza durante los días previos a las elecciones generales del próximo 20 de diciembre una serie especial de artículos para analizar las propuestas políticas de PP, PSOE, IU, C’s y Podemos en torno al sector de la moda. Estos análisis sobre los programas electorales vinieron precedidos de una primera serie dedicada a la imagen de los candidatos a presidente del Gobierno de cada una de las formaciones políticas. La última entrega de la serie estuvo dedicada a las medidas que van a tomar para liberalizar o no los horarios comerciales.

 

Los cinco partidos recibieron un cuestionario para tratar cuestiones como la reindustrialización, el comercio o la globalización, que IU, C’s y Podemos declinaron responder. En estos casos se ha recurrido al programa electoral de cada una de las formaciones políticas para conocer cuál es su postura en torno al tratado de libre comercio entre la UE y EEUU, el Transalantic Trade and Investment Partnership (TTIP).

 

 

Además de eliminar y rebajar aranceles, el pacto implica armonizar normas, controles y exigencias administrativas, coordinar la legislación comercial y facilitar la inversión. Desde que se iniciaron conversaciones en 2013, el acuerdo ha generado a partes iguales grandes partidarios y detractores. La postura favorable defiende la creación de la que será la mayor zona de libre comercio del mundo; en contra, se denuncia la opacidad en las negociaciones y la pérdida de poder de Europa frente a Estados Unidos.

 

En el fondo de este debate están las posiciones en torno al fenómeno de la globalización del comercio internacional e incluso del propio modelo capitalista liberal. ¿Cuál es entonces la postura de los partidos sobre el TTIP? ¿Beneficiará o perjudicará a la industria de la moda en España? ¿Hay líneas rojas en la negociación? ¿Cuál es su actitud ante la globalización? En el espectro político en España se abren dos frentes opuestos. Por un lado, los acérrimos defensores, como PP, PSOE y C’s; por otro lado, los partidarios del no, IU y Podemos.

 

Los populares consideran que el acuerdo beneficiará en particular a la industria de la moda, porque “cuenta con un potencial de crecimiento grande”, según explica el secretario cuarto del Congreso de los Diputados, Teófilo de Luis Rodríguez.

 

Según el diputado popular, “las barreras de entrada hoy parecen desfasadas y la posición en los mercados depende de la relación calidad-precio de nuestra oferta”. En este sentido, Rodríguez considera que la economía y la industria en el país “están en magníficas condiciones para ocupar posiciones importantes en los mercados internacionales”.

 

El PSOE, por su parte, apoya al TTIP por “el potencial y las oportunidades que podría ofrecer”. La portavoz de Industria del partido, Patricia Blanquer, señala que el TTIP favorecerá en especial al sector del calzado español por el descenso de los aranceles que el pacto conllevaría.

 

En cuanto al textil, la política señala la necesidad de que las administraciones estadounidense y europea acuerden la misma nomenclatura para las fibras para reducir la normativa en el proceso productivo y, en concreto, en el etiquetaje. “Consideramos que, en el marco de la imparable globalización, precisamos de acuerdos comerciales justos e inteligentes, que nos permitan garantizar la posición estratégica de la UE en el mundo, señala Blanquer.

 

 

A pesar de su posición, el PSOE ha trazado una serie de líneas rojas en ámbitos sociales, medioambientales, de derechos y salud de los consumidores, de la protección de los datos, el respeto a los procesos legislativos y capacidad regulatoria o la protección de la diversidad cultural europea, entre otras.

 

Ciudadanos también está a favor del tratado. La formación de Albert Rivera recoge en su programa electoral que el Ttip favorecerá al textil junto a un conjunto de sectores, que se verán beneficiados por el abaratamiento de las importaciones. Para Ciudadanos, el acuerdo de libre comercio ente la UE y EEUU, junto con otros tratados con los países americanos, suponen “una oportunidad para que las democracias liberales puedan tener una influencia decisiva en la gobernanza global”.

 

Izquierda Unida, en cambio, está radicalmente en contra del Ttip. En su programa, el partido considera que “degrada” la normativa europea en materia social, laboral, alimentaria, medioambiental, sanitaria y energética; denuncia que se negocie sin transparencia y que supone una “desregulación de los mercados”.

 

Podemos, por último, también es contrario al pacto. La formación de Pablo Iglesias considera que el tratado representa una “amenaza” para el país y la economía. El partido también se muestra contrario a otros pactos de liberalización de mercados, como el TISA (en comercio de servicios) y el CETA (Acuerdo Integral de Economía y Comercio), así como los tratados bilaterales de promoción y protección de inversiones (Apri).

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...