Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Nov 201715:44

h Back Stage

Españoles en Oxford Street

29 Mar 2016 — 04:51
C. Pareja
Compartir
Me interesa

 

Es una de las calles más caras de Europa y de las más cotizadas por las empresas de moda de todo el mundo. Oxford Street es un punto caliente para las compras de la capital británica que ha conseguido congregar en sus 2,5 kilómetros a un gran número de retailers que invierten en abrir sus templos para conquistar al público local y al turista. En los últimos meses, la moda española ha vuelto a interesarse en esta vía comercial, con la entrada de operadores como Stradivarius, del grupo Inditex, o Double Agent, propiedad de la catalana Comdipunt.

 

Una macrotienda de Primark reina esta vía comercial, que se ha convertido en uno de los pasos obligados de todo turista que se acerque a Londres. En esta calle se mezclan los flagships stores de grandes retailers como H&M o Uniqlo, con cafeterías, restaurantes y casas de apuestas. Son más de 550 establecimientos los que aglutina esta zona de Londres, que es la calle más cara de la ciudad por detrás de New Bond Street.

 

El alquiler de los locales comerciales en Oxford Street se sitúa en 8.660 euros anuales el metro cuadrado, un 16,6% más que el año anterior, según se desprende del estudio Main Streets Across the World, elaborado por la consultora inmobiliaria Cushman&Wakefield. Por detrás de Oxford Street, las calles más caras de Londres para abrir una tienda son Covent Garden y Brompton Road, con unas rentas anuales por metro cuadrado de 7.361 euros y 6.586 euros, respectivamente.

 

La moda española cuenta con una fuerte presencia en Oxford Street y sus alrededores. Allí se encuentran Inditex, con sus cadenas Bershka, Pull&Bear, Zara o Massimo Dutti, la catalana Mango o la menorquina Pretty Ballerinas, propiedad del grupo de calzado Mascaró y que cuenta con uno de sus establecimientos insignia en la capital británica en Brooks Street, a escasos metros de Oxford Street.

 

La última en anunciar su entrada en esta vía comercial ha sido Double Agent, propiedad del grupo Comdipunt, que también opera con las marcas Shana, Friday’s Project y SHN. El primer punto de venta de Double Agent en la capital británica abrirá sus puertas el próximo 24 de marzo, y estará situado en el número 33 de Oxford Street. En el establecimiento, que contará con una superficie comercial de cien metros cuadrados, la compañía distribuirá todas sus colecciones de moda femenina de inspiración californiana.

 

 

El punto de venta de Double Agent estará ubicado en un tramo comercial en el que operan gigantes del sector como la irlandesa Primark, la cadena de complementos Accessorize o Zara, propiedad del grupo Inditex.

 

A principios de marzo, Bershka, propiedad de Inditex, reabrió su tienda en la emblemática calle con un nuevo concepto. El establecimiento, que cuenta con una superficie comercial de 800 metros cuadrados, comparte tramo comercial con otras cadenas de distribución de moda como la catalana Mango o las estadounidenses Gap y Urban Outfitters.

 

El gigante gallego también llevó a cabo el mes pasado el desembarco de Stradivarius en Oxford Street, que prepara la apertura de su primer punto de venta en el centro de la capital británica para antes de verano. De todos modos, la compañía ya operaba en este mercado desde 2014, cuando abrió su primera tienda en el centro comercial Westfield Strattford City, el mayor de Europa por superficie comercial.

 

Oxford Street se ha convertido también en un objetivo para inversores españoles, como es el caso de Amancio Ortega, fundador del grupo Inditex, que adquirió en 2015, a través de Pontegadea (brazo inversor del empresario), otro inmueble en Oxford Street por 400 millones de libras (550 millones de euros). El edificio se encuentra en la confluencia con Tottenham Court Road y cuenta con una superficie total de 20.000 metros cuadrados. Casi la mitad del inmueble está ocupado por su competidor Primark, que cuenta en estas instalaciones con su tercer mayor establecimiento en Londres.

 

Esta vía comercial es, además, cambiante, dando cabida a nuevos operadores gracias al movimiento de los propios retailers. El último en pedir cita en Oxford Street ha sido la compañía alemana de equipamiento y moda deportiva Adidas, que ha atado el alquiler de un nuevo local para abrir un nuevo flagship store en 2017.

 

La nueva macrotienda de la compañía en Londres estará ubicada frente a los grandes almacenes Selfridges y contará con una superficie comercial cercana a los 2.800 metros cuadrados. Adidas ya tiene un establecimiento en el número 415 de Oxford Street.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...