Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

27 Oct 202103:08

El ‘made in’ proximidad vende entre los consumidores

Los estadounidenses prefieren el made in America. Según un estudio realizado por Boston Consulting Group (BCG), los consumidores estadounidenses y los...
27 Nov 2012 — 11:37
Modaes
Compartir
Me interesa

Los estadounidenses prefieren el made in America. Según un estudio realizado por Boston Consulting Group (BCG), los consumidores estadounidenses y los chinos están dispuestos a pagar más por productos producidos en Estados Unidos. El 65% de los consumidores franceses y alemanes también preferirían gastar más dinero en un producto elaborado en su propio país.

 

De acuerdo con este estudio, el 80% de los estadounidenses pagaría más por un producto fabricado en Estados Unidos. La sorpresa del estudio es que un 60% de los consumidores chinos harían lo mismo, sobre todo en cuanto a moda y tecnología se refiere, sin importar si son más caros que los mismos productos fabricados en China.

 

“Este estudio demuestra que existe una gran oportunidad para los fabricantes y minoristas para aumentar el precio de un producto si se justifica con su país de fabricación”, asegura Harold L. Silkin, coautor de la investigación de BCG.

 

Los resultados del estudio demuestran que los consumidores no penalizarían a las grandes compañías del sector si el producto se fabrica en el país de origen. “El valor de la marca y su país de fabricación son hechos que empiezan a ser considerados por los consumidores antes de comprar”, añaden desde BCG.

Publicidad
Comentar
Compartir
...