Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Nov 202018:12

El lujo, en menos manos: los diez gigantes del sector copan casi la mitad del mercado

Kering ha arrebatado la cuarta posición a Luxottica en el ránking de los diez mayores grupos de la industria del lujo que elabora cada año Deloitte, y que por primera vez incluye a Chanel, que toma la posición número seis.

24 Abr 2019 — 04:51
S. Riera
Compartir
Me interesa

El lujo, en menos manos: los diez gigantes del sector copan casi la mitad del mercado

 

 

El lujo continúa concentrándose. Los diez gigantes del sector sumaron en 2017 ventas en artículos de lujo de 118.909 millones de dólares (105.687 millones de euros), copando ya el 48,2% del total de mercado. Si se toma el conjunto de su facturación total, que en 2017 ascendió a 146.071 millones de dólares (129.829 millones de euros), representa el 52,8% del sector.

 

La suma de las ventas de artículos de lujo de las cien principales empresas del sector (que representan casi la totalidad de este mercado) generó en 2017 un total de 246.664 millones de dólares (219.236 millones de euros). En su conjunto, la cifra de negocio de estas compañías alcanzó el año pasado 276.754 millones de dólares (245.980 millones de euros), según el último informe Global Powers of Luxury Goods, publicado por la consultora Deloitte.

 

El ritmo de crecimiento de las ventas de productos de lujo de las diez mayores empresas se encuentra ligeramente por encima del resto del sector. Así, mientras la facturación de los gigantes de la gama más alta avanzó el año pasado un 14,2%, el conjunto de las empresas de este segmento lo hizo un 10,8%. La subida media anual de las diez primeras entre 2015 y 2017 ha sido del 7,5% mientras que las del conjunto del sector ha sido del 5,3%.

 

 

 

 

Los sectores que más tiran del lujo

La cosmética y la perfumería es la categoría que más tira de las ventas de lujo. En 2017, este subsector incrementó su facturación un 16,1%. La segunda categoría dentro del lujo que más elevó la cifra de negocio fue la que corresponde a múltiples bienes de lujo (aquí se incluyen LVMH, Chanel, Kering o Hermès, entre otros), que avanzó un 15,9% en el último año analizado.

 

En cambio, los bolsos y los accesorios, que en otras ocasiones habían sido el tractor, en 2017, marcaron un ascenso de sólo el 1,5% en 2017. La ropa y el calzado, por su parte, incrementó sus ventas un 3,2%, mientras que la joyería y la relojería las aumentó un 9,7%.

 

El grueso de las ventas lo concentra la categoría de múltiples bienes de lujo, que abarca el 30,8% del total; le sigue la joyería y la relojería, que suma el 29,6% del conjunto del negocio de lujo, y la ropa y el calzado, con el 17,1% del total de la facturación. En cuarto lugar se sitúa la cosmética y la perfumería, con el 16,4% de las ventas, y por último, los bolsos y los accesorios, con el 6,1% del total del mercado.

 

El informe señala que el subsector de la ropa y el calzado, a pesar de ser el que más empresas reúne (con un total de 38 sociedades), está lejos de liderar el lujo, donde sólo las diez empresas que reúne el subsector de múltiples bienes de lujo representan un tercio de este mercado. La joyería y la relojería es la segunda categoría con más empresas, un total de 32.

 

 

 

 

Los Henrys, en el punto de mira

Henrys es el acrónimo de high earners not rich yet (ganan mucho pero aún no son ricos) y el nuevo perfil de consumidor a conquistar por el lujo porque engloba al segmento más acomodado de los millennials y la generación Z. Lo que diferencia a los Henrys del resto de consumidores de gama alta es el uso que realizan de la tecnología y la presión que están ejerciendo sobre las empresas del sector en adaptarse a sus nuevos métodos de consumo.

 

El informe de Deloitte subraya que las empresas de lujo están reexaminando sus valores de marca y su heritage para acercarse a este nuevo colectivo de consumidores. En este sentido, el estudio hace hincapié en el uso cada vez más cotidiano de herramientas como la inteligencia artificial y el big data para buscar una mayor cercanía, en lo que se resume como una aproximación entre lo nuevo y lo antiguo.

 

Además de la tecnología, la entrada de este nuevo consumidor en el mercado del lujo también acelera la transformación de las empresas hacia nuevas fórmulas de comunicación social y hacia una mayor transparencia y sostenibilidad.

 

 

 

 

Las mayores empresas

En el último año, el top ten de la clasificación se vio sacudido por la entrada de Chanel (que por primera vez hizo públicos sus resultados financieros), colocándose en la posición número seis, y por el avance de Kering, que le arrebató el cuarto puesto a Luxottica. L’Oréal y Swatch bajaron también un peldaño por la entrada de Chanel.

 

Por último, la joyería china Chow Tai Fook adelantó a PVH, relegándola a la décima posición. Ralph Lauren salió del top ten tras bajar cuatro puestos hasta la plaza doce; mientras que Tapestry (antes Coach) avanzó dos posiciones, hasta el puesto trece. En esta ocasión, además de Chanel, han entrado en la clasificación la japonesa Kosé Corporation; Revlon; Samsonite; Vera Bradley; Zadig&Voltaire; Van de Velde y Giuseppe Zanotti.

 

La española Puig, por su parte, descendió un peldaño hasta el puesto 28; Tous, en cambio, se mantuvo en el puesto 76, mientras que Sociedad Textil Lonia cayó tres puestos, hasta la plaza ochenta. Festina Lotus, en cambio, subió uno, hasta el 89.

 

Según el informe, la evolución de las empresas españolas en el ránking apenas varió respecto el ejercicio anterior. En total, los cuatro únicos representantes del lujo español en el mundo elevaron sus ventas en 2017 un 9,8%, por debajo del avance global, hasta 813 millones de dólares (722,5 millones de euros).

 

Por último, el informe también subraya las empresas que más han crecido en el último año, con Canada Goose en cabeza, con un avance del 43% en 2017. Le sigue Coty Luxury y, en tercer lugar, Furla. En esta clasificación se encuentran tres empresas indias: Titan Company, PC Jeweller y Joyalukkas.

Publicidad
Comentar
Compartir
...