Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

11 May 202105:06

El consumo en 2020: nuevo perfil, llegada del 5G y economía colaborativa

Según el informe Consumidor Futuro 2020 de la agencia de predicción de tendencias WGSN, esta será la era de la inteligencia híbrida (inteligencia humana y artificial).

04 Jul 2018 — 04:17
C.Juárez
Compartir
Me interesa

El consumo 2020: nuevo perfil, llegada del 5G y economía colaborativa

 

 

El consumo de 2020 tendrá tres protagonistas globales: habrá un punto de inflexión en el perfil étnico y religioso de las mayorías; la fuerza transformadora de la red 5G implicará que el comercio móvil será dominante, y economía colaborativa surgirá como fuerza a tener en cuenta, según el informe Consumidor Futuro 2020 publicado por WGSN.

 

En 2020 comenzará la era de la inteligencia híbrida: inteligencia humana más inteligencia artificial. Para las empresas las mayores oportunidades se encuentran en torno a las nuevas mayorías étnicas, raciales y religiosas, aunque las marcas deben esforzarse por comprender cómo son relevantes según los valores y estilos de vida de estos consumidores.

 

El perfil del grueso de los consumidores está evolucionando. La integración étnica es una realidad cada vez mayor y para 2050 se estima, por ejemplo, que la población musulmana constituirá un cuarto de la población mundial.

 

 

 

 

Se prevé que este colectivo gaste 327.000 millones de dólares (281.000 millones de euros) en ropa para 2019. Por otro lado, el gasto de los musulmanes en cosmética alcanzará los 213.000 millones de dólares (183.000 millones de euros) en 2021.


El estudio de WGSN subraya la fuerza transformadora de la red 5G, que implicará que el comercio móvil será dominante. Su despegue acelerará la adopción masiva de las experiencias de realidad aumentada y realidad virtual.

 

Para 2020, se pasará del ecommerce al mcommerce, ya que la venta a través del móvil supondrá la mitad de todas las compras realizadas por Internet. Las ventas globales a través de esta plataforma alcanzarán los 250.000 millones de dólares (214.000 millones de euros).

 

 

 

 

La red 5G implica una conectividad sin fricciones y será capaz de aumentar la conectividad para industrias como la de realidad aumentada o el Internet de la cosas. En Asia y Estados Unidos se empezará a implementar la tecnología 5G durante 2018, mientras que Europa y Latinoamérica llegará en 2019 y 2020.

 

El estudio indica que entre 2020 y 2035 habrá un crecimiento global de tres billones de dólares derivado de la tecnología 5G. La Generación Z, nativa digital, será el grupo que mejor se adapte al pago con carteras móviles.

 

El tercer punto de cambio del consumidor 2020 es la fuerza de la economía colaborativa. El mercado entre particulares continuará siendo una fuerza revolucionaria y se estima que su crecimiento alcance los 335.000 millones de dólares (287.000 millones de euros) a nivel global para 2025.

 

 

 

 

Muchas tendencias son compartidas con la Generación Z ya que según el informe, son el grupo generacional más comprometido con las causas sociales. La economía colaborativa surgirá como fuerza a tener en cuenta, porque los consumidores recurren cada vez más al activismo para asegurarse de que su dinero se queda a nivel local.

 

El informe apunta también los hándicaps de la economía colaborativa: los sueldos fluctuantes de los trabajadores cualificados, comportamiento poco ético y las dificultades de las compañías para mantener empleos a largo plazo.

Publicidad
Comentar
Compartir
...