Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Dic 201716:52

h Back Stage

Desigual sigue los pasos de Loewe y desata la polémica en Twitter con su última campaña

Desigual provoca un alud de críticas contra su última campaña en televisión, Tengo un plan. La polémica desatada en Twitter a raíz de tres anuncios de la enseña española de...
10 Dic 2012 — 17:03
Modaes
Compartir
Me interesa

Desigual provoca un alud de críticas contra su última campaña en televisión, Tengo un plan. La polémica desatada en Twitter a raíz de tres anuncios de la enseña española de moda recuerda a la que en marzo sufrió la campaña viral de Loewe. Defensores y detractores del mensaje de la marca han provocado que #tengounplan y #desigual sean trending toppics.

 

Efectiva o no, la polémica contribuye a que la campaña televisiva de Desigual continúe en Internet. El debate gira en torno a la vulgaridad de los argumentos que defienden las protagonistas de los tres anuncios de la enseña de moda. En el caso de Loewe, los twits ardían ofendidos por la visión de España de una nueva generación de pijos; en los anuncios de Desigual, los mensajes en Twitter cargan contra el exceso de carga erótica, la frivolidad respecto a la crisis o una mal entendida liberación femenina.

 

La campaña Tengo un plan de Desigual se compone de tres anuncios. En uno de ellos, una chica explica sus planes para acostarse con su jefe; en otro, una lesbiana confiesa que va a salir del armario, y por último, una joven cuenta qué hará en un año sabático en Tailandia. En los tres casos, las protagonistas van cambiándose constantemente de ropa. Ninguna de las tres propuestas escapa a la polémica.

 

En los anuncios, se recogen expresiones tales como: “Le metía la mano por debajo de las chocolatinas… pasa por tu lado y piensas, ¿me lo tiro ya?”, en el caso de la feminista liberada. “Al principio a mi padre le chocará, aunque luego le encantará. Y a sus amigos también”, en el anuncio de la lesbiana. “Me enrollaré con un surfista cachondo o con un buzo cachas, o con los dos, un trío”, en el de la joven que se toma un año sabático. Para terminar, el lema “Desigual, la vida es chula”.

 

La campaña de Desigual llega a las pantallas cinco meses después del anuncio de Manel Adell, consejero delegado de la compañía, de abandonar el cargo. El directivo, que se incorporó a la empresa en 2002 como consultor, la ha liderado en su etapa de relanzamiento. Tras la marcha de Adell, la directora de márketing de Desigual, Ana Cabanas salía de la compañía a finales de octubre.

 

Desigual, que acaba de completar el traslado a su nueva sede corporativa, concluyó el ejercicio 2011 con unas ventas de 560 millones de euros, con un crecimiento del 27,3% respecto al año anterior. A cierre del ejercicio, la empresa contaba con un total de 252 establecimientos y 1.700 corners, además de presencia en el canal multimarca. 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...