Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Oct 202112:13

De Decathlon a Gocco: quién es quién en la moda infantil en España

Gigantes de la distribución y pymes familiares luchan en España por dominar un sector cada vez más atractivo para el capital. 

09 Mar 2017 — 04:57
Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

De Decathlon a Gocco: quién es quién en la moda infantil en España

 

 

La guerra de la moda infantil está más viva que nunca en España. En un mercado en el que compiten los gigantes de la distribución con un tejido empresarial muy atomizado de empresas familiares, la unión de Canada House y Tuc Tuc bajo el paraguas de Endurance Partners no ha hecho más que avivar la batalla. Entre las empresas españolas continúan reinando Mayoral y Losan, pero una eventual fusión de las compañía riojana y la catalana podría colarse directamente en el top 3.

 

Estos movimientos se producen, paradójicamente, en un mercado que decrece. El año pasado, la infantil fue la categoría de moda que más encogió sus ventas el año pasado, con una caída del 18,2% en volumen y un 18,3% en valor.

 

En un escenario dominado por pymes y operadores internacionales especializadas, la gran distribución ha irrumpido dispuesta a quedarse con un pedazo del pastel. De hecho, según datos de Kantar Worldpanel son estas compañías las que concentran el mayor número de compradores de moda infantil.

El líder absoluto es el gigante francés de la moda deportiva Decathlon, con 3,5 millones de consumidores en 2016. Primark y Zara, las dos empresas líderes en moda de adulto por número de compradores, le siguen en el ránking, con 3,1 millones y 2,9 millones de clientes en 2016, respectivamente.

 

El segundo mayor grupo de distribución de moda del mundo, H&M, ocupa la cuarta posición, con 2,01 millones de compradores, seguida de Kiabi (1,7 millones) y C&A (1,4 millones). Sin embargo, el descenso de la natalidad ha tenido un fuerte impacto en la categoría que, en global, perdió un 5,2% de clientes el año pasado.

 

Todas las cadenas sufrieron este descenso excepto Kiabi, que logró ganar un 16,35% más de clientes el año pasado. En cambio, Primark, Zara, H&M y C&A redujeron su número de compradores a doble dígito y Decathlon los disminuyó un 8,18%.

 

 

Mayoral, rey indiscutible

Tras más de setenta años haciendo amigos, Mayoral es la líder de las compañías españolas de moda infantil, a gran distancia del resto. Según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, la empresa cerró 2015 con una facturación de 236,89 millones de euros, frente a los 216,86 millones de euros del año anterior.

 

El beneficio de Mayoral se situó en 40,21 millones de euros en 2014, un 15,6% más que el año anterior. La empresa ha impulsado su negocio a golpe de internacionalización, y ya cuenta con dieciséis filiales en todo el mundo.

A diferencia de otras de sus rivales en el mapa, el retail es el canal principal de la compañía, que abre entre diez y quince nuevas tiendas cada año. Actualmente, la compañía cuenta con 190 establecimientos gestionados directamente, de los cuales 150 se encuentran en su mercado local y cuarenta en el extranjero.

 

 

 

 

 

 

Le sigue en el ránking, aunque a más de cien millones de euros de distancia, Losan, controlada desde 2015 por el grupo portugués Sonae. La empresa, pilotada por Gerd Loewen, orienta toda su estrategia al canal multimarca y a la expansión internacional, donde genera más del 50% de su cifra de negocio. La empresa cuenta con estructura propia en México, Colombia, Turquía, Polonia e Italia y opera en alrededor de cincuenta mercados.

 

En 2015, la empresa facturó 57,41 millones de euros, un 1,79% más que el año anterior. Sin embargo, el beneficio del grupo se encogió, pasando de 5,53 millones de euros en 2014 a 2,11 millones de euros en 2015.

 

El top five lo cierran tres compañías con una cifra de negocio en torno a los treinta millones de euros, de las cualess sólo una permanece íntegramente en manos de la familia fundadora. La mayor de ellas es Gocco, con una facturación de 36,71 millones de euros, que en 2014 vendió el 40% de su capital a la gestora de capital riesgo Diana Capital.

 

El grupo, fundado en 2000 por ex directivos de Continente, se encuentra en pleno proceso de transformación tras incorporar el año pasado a Félix de Iturriaga, ex directivo de Inditex y Telefónica, como nuevo director general.

 

 

 

 

 

Con Iturriaga al timón, la compañía emprendió un cambio de rumbo con un nuevo concepto de tienda, una oferta renovada y un ambicioso plan de expansión que pasa por poner en marcha treinta tiendas al año para duplicar su tamaño en 2020. En 2015, la empresa incrementó su facturación un 1,5% pero casi duplicó sus pérdidas, hasta 2,61 millones de euros, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

 

De consolidarse las sociedades de Canada House y Tuc Tuc, la previsión de Endurance Partners es que la facturación de ambas supere los cincuenta millones de euros, con lo que batirían a Gocco y se colarían directamente en el tercer puesto de la tabla.

 

Actualmente, Tuc Tuc se encuentra en la quinta posición, mientras que Canada House, que fue rescatada de los juzgados por Endurance Partners en 2013, no figura todavía en el top ten, con una facturación que apenas supera los cinco millones de euros.           

 

Según los últimos datos disponibles, la facturación de ambas sumaba en 35,41 millones de euros en 2015, lo que las colocaría por debajo de la empresa madrileña y por delante de Bóboli, una de las pocas empresas del top five que continúa siendo de capital familiar.

 

 

 

 

La empresa, pilotada por las hermanas Algás, cerró 2015 con una facturación de 33,86 millones de euros, y mantiene un ritmo de crecimiento a doble dígito desde 2013. La compañía factura el 40% de sus ventas en el extranjero, aunque espera incrementar el peso de los mercados internacionales hasta el 50% a corto-medio plazo.

 

La compañía opera en España con una red de 55 establecimientos monomarca, medio centenar de corners en El Corte Inglés y presencia en cerca de setecientos puntos de venta multimarca.

 

Fuera de los cinco primeros puestos de la tabla se encuentran empresas como Charanga, que ha tomado de nuevo impulso después de salir del concurso de acreedores y cerró 2015 con una facturación de 21,9 millones de euros, o Neck&Neck, controlada por la familia Zamácola, que ha impulsado su expansión internacional en mercados como Latinoamérica y Oriente Medio y registró unas ventas de 19,4 millones de euros en 2015. 

 

Fuera de los cinco primeros puestos de la tabla, el mercado está todavía mucho más atomizado, con compañías que van desde los 21,9 millones de euros de Charanga a los escasos siete millones de euros que facturó Tutto Piccolo en 2015 (sin tener en cuenta los ingresos por la licencia de la línea de bebé de Agatha Ruiz de la Prada).

 

 

Los gigantes de la moda internacional, a por un pedazo del pastel

Junto a las empresas locales, cada vez son más los grupos internacionales de moda infantil que luchan por hacerse un hueco en los armarios de los niños españoles. Salvo los gigantes estadounidenses como Carter’s, The Children’s Place o Gymboree, que concentran casi toda su distribución en Europa, las principales compañías del sector han apostado por el mercado español.

 

La británica Mothercare, número dos del mundo, ha logrado esquivar en España la mala evolución de sus ventas en el resto del mundo. La compañía cerró 2015 con un crecimiento del 1% en el país, hasta 13,1 millones de euros, y prevé cerrar 2016 con un incremento del 5%.

 

ÏD Kids Group también vive un momento dulce en el país, donde se ha marcado el objetivo de alcanzar sesenta establecimientos en dos años. España es el mercado donde más crece la compañía, que prevé incrementar sus ventas un 8% en el país este año. La compañía, que opera en el país con su cadena Okaïdi, desembarcó en España en 2002 y cerró 2015 con una facturación de 24 millones de euros en el país.

 

La también francesa Orchestra, por su parte, se encuentra en pleno cambio de rumbo en el mercado español, tras nombrar a David Aucouturier nuevo responsable para el país. El año pasado, la empresa tanteó hacerse con la filial española del grupo Prénatal, aunque finalmente la operación no se cerró.

 

 

 

Orchestra, que está centrando su expansión en el país a través de tiendas de grandes superficies que alberguen toda su oferta de moda infantil y puericultura, cerró 2014 con unas ventas de 28,51 millones de euros en el mercado español, según los últimos datos disponibles.

 

Completan la lista de los gigantes internacionales en España CWF y Groupe Zannier, que en los últimos años han potenciado la expansión de sus conceptos de retail en el país. Zannier introdujo el año pasado Kidiliz, un concepto multimarca en el que distribuye sus marcas propias, y nombró a un ex ejecutivo de Guess como nuevo responsable para el país.

 

CWF, por su parte, comenzó en 2015 el desarrollo en España de Kid’s Around e introdujo su otro concepto multimarca, Billie’s Market, en el que distribuye tanto sus marcas propias como las licencias.

Publicidad
Comentar
Compartir
...