Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Nov 201713:59

h Back Stage

Cómo salir en The Sartorialist y no morir en el intento

11 Jun 2010 — 00:00
Compartir
Me interesa
Custodio Pareja.- Tacones de 13 centímetros, maxibolsos y una barretina catalana. Los tacones y los bolsos fueron cosa de los fashionistas que se acercaron ayer ver a Scott Schuman, más conocido como The Sartorialist, a la exclusiva tienda barcelonesa Santa Eulalia. La barretina catalana pertenecía a un hombre que aseguraba no saber quién es el “tal Scott” pero que posaría encantado para su cámara fotográfica.En la entrada de la tienda se fueron encontrando durante la mañana las primeras personas en llegar a la cita. Todo lo que se había planeado fue pospuesto para la tarde, ya que el vuelo de Schuman se retrasó. El hombre de la barretina aseguraba, orgulloso, que él “es cliente habitual” y que siempre que baja a Barcelona se “pasa por la tienda para darse un capricho”. Los dependientes de Santa Eulalia lo confirman: es el alcalde de un pueblo de la comarca catalana del Ripollès y hace años que compra en el comercio.De todas formas, su peculiar look terminó siendo recogido por un fotógrafo de la casa. Al otro lado del establecimiento, un chico con un galgo se preparaba para salir de la tienda. Su intención era volver por la tarde, ya que igual que muchos de los allí presentes, quería ver a Schuman, que se ha convertido en todo un referente entre los adictos a las tendencias. Personas y perros quieren ser captados por la cámara del coolhunter del momento, como se demostró ayer en Santa Eulalia, ubicada en Paseo de Gracia.The Sartorialist ha sido elegido como uno de los blogs más influyentes de la última década, y Scott Schuman como un gurú de la moda en todo el mundo, así que todos los trendsetters de Barcelona esperaban ayer su minuto de gloria junto a él.A las cuatro de la tarde, una niña pequeña vestida como Suri Cruise (la hija de Tom Cruise, conocida por ser toda una fashion victim a pesar de su corta edad), recorría toda la tienda saltando y corriendo. A pesar de las marcas, sigue siendo una niña. Se trataba de la hija de una mujer, parece ser que clienta habitual, que se desplazó hasta allí para conocer a Schuman y, si fuera posible, a que la fotografiaran.Champagne, agua mineral y canapés esperaban en la mesa del catering, mientras toda la atención de los que esperan a Scott en aquel momentos se posó sobre el perro de un hombre, un labrador negro, que vestía un collar de Gucci. Todos lucían con sus mejores trapos para la ocasión y el mejor amigo del hombre no iba a ser menos.Entre los asistentes a la cita encontramos muchas mujeres y chicas jóvenes, todas ellas conjuntadas hasta el último detalle y, cómo no, con nombre y apellido en cada una de sus prendas: Louis Vuitton, Celine, Prada o Lanvin son algunos de los que resultaban más familiares.Schuman bajó las escaleras que comunican la parte de sastrería de la tienda con la primera planta, donde esperaban los invitados. Todo el mundo se levantó y, con libro en mano (el año pasado el blogger lanzó un libro con sus mejores fotografías), se formaron en fila para que les dedicara su ejemplar. La organización de la tienda pidió a los asistentes que escribieran su nombre en un papel. Schuman, estadounidense, no entiende muy bien el español.Una vez acabada la firma de libros, Schuman procedió a realizar su trabajo: fotografiar a la gente más cool de Barcelona. A juzgar por lo que sucedió ayer en Santa Eulalia, la actividad de Schuman se ha desnaturalizado: si antes el blogger paseaba por las calles buscando nuevas tendencias, ahora los fashionistas hacen cola frente a él para ser inmortalizados.El fotógrafo terminó su periplo en Barcelona apadrinando los perfiles de redes sociales con los que la tienda Santa Eulalia quiere emprender su andadura por la Red. La dinámica que utilizó el establecimiento fue innovadora: realizar las preguntas a través de la red social Twitter, algo que dio voz a muchos de los asistentes al evento, pero también a gente que no pudo asistir a él.Entre bloggers, Factbook, Twitter y Youtube acabó una jornada de lo más intensa, acompañada de estilismos imposibles y muchos flashes. Una vez más se reafirma la teoría de que si no estás en la Red no existes, y si no que se lo digan a Scott Schuman, Garance Doré o BrianBoy, las netcelebrities del momento, con una frase por bandera: “no sin mi blog”.
Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...