Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201701:17

h Back Stage

Ciclismo, el deporte que sedujo a LVMH y ahuyentó a Nike y Adidas

Esta disciplina deportiva se encuentra en pleno auge, atrayendo a operadores de todo tipo que no quieren perderse un pedazo del pastel. Además de los ya establecidos gigantes mundiales, italianos y estadounidense, grupos como L Catterton se han sumado a este boom con la compra de Pinnarello.

25 Jul 2017 — 04:53
Martí Ventura
Compartir
Me interesa

Ciclismo, el deporte que sedujo a LVMH y ahuyentó a Nike y Adidas

 

 

Una de las mayores categorías deportivas del mundo, con un volumen de mercado de 45.000 millones de dólares anuales. El ciclismo se ha erigido como uno de los deportes estrella y la moda no ha estado exenta de participar en el boom de las bicicletas que ha sacudido al mundo en los últimos años. Este deporte ha atraído a inversores del sector como LVMH, que se hizo con Pinarello a través de L Catterton, o Lululemon, que entró en el capital de la marca de ropa ciclista 7mesh. Sin embargo, la tecnificación requerida y la lucha con los grupos tradicionales del sector ha obligado a gigantes del deporte como Nike y Adidas a salir de este nicho al poco tiempo de empezar a pedalear.

 

Se prevé que el mercado global del ciclismo crezca un 37,5% entre 2016 y 2024, según un estudio de Persistance Market Research (PMR). La cifra de negocio total de la categoría de las bicicletas, que incluye tanto vehículos como accesorios y ropa, pasará de los 45.000 millones de dólares actuales a 62.000 millones de dólares al finalizar el periodo. La región de Asia-Pacífico será la que más crezca y el sector de la bicicleta eléctrica el que más elevará su mercado en los próximos años.

 

En España, el negocio que generó el ciclismo en 2016 se situó en 1.548 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 5,28% respecto al año anterior, según se desprende del informe El Sector de la bicicleta en cifras 2016, de la Asociación de marcas y bicicletas de España (Ambe).

 

El auge del ciclismo ha ido en ascenso año tras año y, en 2015, en España un 10,3% de la población practicaba este deporte semanalmente, frente al 6,4% que lo hacía en 2010, según se recoge en el Anuario de estadísticas deportivas, elaborado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

 

“Todo fue a raíz de la crisis”, explica José Núñez, director de Ambe, a Modaes.es. “El boom del ciclismo comenzó a cuando el paro comenzó a crecer: la gente lo utilizó como vía de escape porque es un deporte relativamente barato”, añade.

 

 

 

 

Sin embargo, fuentes de la compañía italiana Santini explican que el boom del deporte se había iniciado anteriormente, cuando “la clase media pudo disponer de más tiempo libre”. En este sentido, la empresa explica que “el ciclismo es un deporte relativamente fácil porque no requiere de una gran técnica como el tenis o el esquí”.

 

Las razones principales que da el director de Ambe sobre el aumento de la práctica de esta disciplina son: el ciclismo como nueva acción de ocio a partir de la crisis; el aumento del uso de la bicicleta como nuevo medio de transporte, y la proliferación de la bici eléctrica, que ha ampliado su uso a otras franjas de edad.

 

Por otro lado, el cambio de hábitos en el conjunto de la población, que cada vez se preocupa más por el bienestar y la salud, y modas que han aparecido en la ciudad como la tendencia eco, también han ayudado a impulsar el sector del ciclismo.

 

En 2016, en España se crearon 56 empresas relacionadas con esta disciplina deportiva y el número total de compañías ascendió a 393. En cuanto a las marcas especializadas en el sector, el año pasado operaron 1.036 en el mercado, 204 de las cuales fueron españolas.

 

 

 

 

“En los últimos años está creciendo el número de nuevas marcas relacionadas con el sector que no son necesariamente de nicho”, dice Núñez. “Muchos emprendedores de otros sectores han apostado por el ciclismo: se trata del sector refugio de la crisis”, añade.

 

De la totalidad de enseñas presentes en España, 293 marcas (o el 23,07% de ellas) se dedican al textil y 52 empresas (o el 5,02%) están especializadas en calzado. De hecho, del total de ventas en España de productos relacionados con el ciclismo, uno de los segmentos que más aumentó sus ventas fue el de la ropa para practicar el deporte. Su cifra de negocio pasó de un 6,51% del total de la modalidad en 2015 a un 7,03% este año.

 

 

Los gigantes mundiales del ciclismo

Debido al grado de tecnificación de las prendas y componentes para la práctica del ciclismo, continúa siendo aún un mercado muy de nicho, con pocas empresas que copan todo el negocio. Los líderes del sector son, sobre todo, grandes compañías fabricantes de bicicletas que tienen también una línea de negocio especializada en la fabricación de ropa y complementos para practicar el deporte, sin olvidar a Decathlon, que llega a las masas con marcas propias como B’Twin.

 

Gigantes mundiales del deporte como Nike y Adidas han intentado en los últimos años entrar en esta categoría con colecciones de ropa especializada. Sin embargo, el volumen de este mercado de nicho no justifica la inversión necesaria para hacer frente al alto grado de tecnificación requerida en el ciclismo. Por este motivo, estas empresas han acabado saliendo de este segmento al poco tiempo.

 

Las compañías de artículos relacionados con el ciclismo se concentran sobre todo en dos grandes polos: Estados Unidos e Italia. “En Norteamérica es donde surgió el boom del mountain bike, que revolucionó el mundo del ciclismo y lo acercó a la población no deportista, mientras que Italia simboliza la tradición y es el máximo representante del ciclismo de carretera”, explica David Domingo, gerente e hijo del fundador de Tomás Domingo. “Sin embargo, en el caso de la fabricación propiamente dicha de las bicicletas, el rey es Taiwán: sus fábricas tienen unas características especiales que hacen que sean las mejores”, añade.

 

 

 

 

Entre las estadounidenses destaca Specialized, uno de los fabricantes más importantes y conocidos de bicicletas del mundo. La compañía estadounidense fue fundada en 1974 por Mike Sinyard, actual consejero delegado. Además de modelos de bicicletas que han pasado a la historia como Allez o Sequoia, la empresa produce una gama de accesorios para el ciclismo, como cascos, guantes, ropa y zapatos. En España, el grupo opera mediante la filial Specialized BC España, cuya sede está situada en el número 45 de la Avenida de la Industria, en Madrid.

 

Otro de los grandes operadores del sector comenzó su trayectoria en otro deporte, concretamente el esquí. Scott nació en 1958 de la mano del ingeniero de Idaho, Ed Scott. El fundador creó la primera bota de esquí moderna, que no usaba madera y se ajustaba a la pierda mediante hebillas. Su expansión en Europa comenzó en 1978, estableciendo su sede en Suiza, y en 1978 sacó al mercado su primera bicicleta. Para seguir desarrollando su expansión en el mercado europeo, Scott USA cambió su nombre a Scott Sports. La compañía suiza distribuye sus productos en el mercado español a través de la sociedad BM Sportech, con sede en Zaragoza.

 

 

 

 

Santini es otra de las compañías más reconocidas por su trayectoria en el mundo del ciclismo, aunque por el textil. Fundada en 1965 por Pietro Santini, se especializó desde sus inicios en las prendas de lycra, aunque a lo largo de su historia ha innovado con otros materiales. “Nuestro éxito se basa en poder producir rápidamente en Italia los equipos personalizados de nuestros atletas y clientes”, explicó Monica Santini, consejera delegada de la compañía, a Modaes.es. La compañía es el sponsor oficial de muchos atletas y competiciones en todo el mundo, como el equipo nacional de Eslovaquia y Australia o los eventos Down Under Tour y La Vuelta. En España, la compañía opera con una treintena de tiendas propias, en las principales ciudades, que gestiona a través de una filial propia.

 

Fuera de estos dos polos del ciclismo internacionales se encuentra Assos, nacida en Suiza en 1976, y otra de las mayores empresas del sector del ciclismo en el mundo. La empresa opera con alrededor de 1.330 puntos de venta, entre propios y establecimientos del canal multimarca especializado, de todo el mundo. En España, la empresa está presente en 78 puntos de venta, repartido sobre todo por la costa mediterránea y los archipiélagos balear y canario.

 

Otras compañías especializadas en la fabricación de ropa y complementos para el uso de la bicicleta son las australianas Black Sheep Cycling, Maap y Volero; la brasileña Kirschner Brasil, o la italiana Capo.

 

 

 

 

Uno de los motores de crecimiento del mercado de la bicicleta ha sido el del sector premium, cuyas ventas se expandieron un 24,9% en 2015 en comparación al 30% del año anterior. Perteneciente a este segmento se encuentra Rapha, que abrió el pasado abril en Mallorca su primer establecimiento en España.

 

La empresa fue fundada en 2004 por Simon Mottran en Londres y actualmente opera con una red de unas veinte tiendas en todo el mundo. La compañía se especializó en la confección y venta de moda masculina y femenina, focalizando su negocio hacia la ropa deportiva ciclista de alta gama.

 

Rapha ha creado, además, una línea de negocio dedicada a la ropa de calle, en la que se incluyen elementos como camisas, vaqueros, así como complementos y productos de cosmética y para el cuidado de la piel.

 

Esta misma estrategia de diversificación es la que han seguido empresas como la estadounidense Trek, que opera en el país de la mano de una filial propia, Trek Iberia. La compañía tiene En España alrededor de 250 puntos de venta y, desde hace unos años, también tiene una línea de ropa casual que incluye sudaderas o camisetas.

 

 

Los grandes sobre ruedas en España

“En España hay un mercado muy sano, con mucha oferta”, explica David Domingo. Tomás Domingo es uno de los distribuidores más importantes de bicicletas y equipamiento deportivo de España, con dos puntos de venta en Barcelona y otro especializado en la mujer, en la ciudad catalana. Tomás Domingo fue fundada en 1948 por el empresario homónimo. La empresa tiene su flagship store, de mil metros cuadrados de superficie, en el número 115 de la calle Roger de Llúria.

 

Tomás Domingo, con una plantilla de una treintena de empleados, vende alrededor de 3.000 bicicletas al año y factura anualmente cinco millones de euros. Además de sus puntos de venta la compañía tiene un taller en Sant Boi (Barcelona).

 

Este año, la empresa de distribución ha puesto en marcha la marca Doménica, especializada en ropa y bicicletas femeninas. La tienda de la enseña se encuentra en el número 86 de la calle Bailén, en Barcelona. “Cada vez hay más mujeres que se suman al ciclismo, es un segmento aún por explotar”, dice Domingo.

 

 

 

 

Prooü es otra enseña catalana especializada en moda ciclista, tal como explicó Joan Esteve, fundador de la empresa. La compañía nació en 2012 y se especializó en la distribución online de moda urbana personalizable de inspiración ciclista, como camisetas y gorras. Además, en su plataforma de ecommerce, Prooü también vende ropa técnica de marcas como Bianchi o Santini. “La idea es crear, como en el caso del esquí, el après cycling, que los ciclistas puedan vestir 365 con el estilo que les gusta”, añade. Actualmente, la empresa también está presente en algunos puntos de venta físicos, y prepara una nueva estrategia para ampliar su presencia en el canal multimarca de Europa.

 

El calzado de Prooü se realiza conjuntamente con la catalana Ribó. La compañía es también una reconocida enseña dedicada al sector del ciclismo. Concretamente, al de la zapatería especializada. Desde un pequeño taller en el barrio de Poblenou de Barcelona, la compañía fundada en 1945 hace zapatillas de ciclismo retro que se venden en puntos de venta de alrededor del mundo.

 

 

La apuesta de la moda por la bicicleta

A medida que el segmento del ciclismo ha ido aumentando su peso en el mercado y que, a pesar de su tecnificación, ha ido derivando a otros segmentos como el lujo o, incluso la ropa de calle, la industria de la moda también ha incrementado su interés en el deporte sobre ruedas.

 

Uno de los primeros en acercarse a esta práctica fue LVMH. El pasado diciembre, el conglomerado francés del lujo se hijo con la empresa italiana de bicicletas de lujo Pinarello a través de L Catterton, su brazo inversor. Después de la operación, la compañía ha seguido siendo gestionada por su consejero delegado, Fausto Pinarello, hijo del fundador homónimo. El grupo, con sede en Treviso, nació en 1977. Con un negocio diversificado más allá del ciclismo, las bicicletas de la marca tienen precios a partir de 10.000 euros.

 

Las adquisiciones en el sector han seguido también los últimos meses. El pasado junio, BasicNet, la compañía propietaria de Superga y Kappa, se hizo con la empresa de equipamiento deportivo Briko por un millón de euros. La empresa está especializada en cascos y gafas para ciclistas.

 

 

 

 

 

Por otro lado, Lululemon entró el mes pasado en el capital de 7mesh, una start up especializada en la fabricación de ropa para ciclistas de alto rendimiento. El acuerdo entre Lululemon y 7mesh contempla la colaboración entre ambas compañías para el desarrollo de colecciones de moda conjuntas. La start up trabajará para ello con la división de I+D de la empresa canadiense, Whitespace.

 

Otras compañías del sector que se han unido al ciclismo han sido Levi’s, que creó un tejano para hombre y mujer con características especiales para ir más cómodo en bicicleta. Le Coq Sportif, por su parte, tiene sus orígenes en este deporte aunque actualmente está estrechamente vinculada a él por fabricar el maillot ganador del Tour de Francia.

 

Las empresas de gran distribución deportiva, como es el caso de Nike y Adidas, también han intentado hacer líneas para practicar el ciclismo. Sin embargo, debido al alto grado de tecnificación necesaria, no han contado con el apoyo necesario para seguir tirándolas adelante. 

 

 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...