Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Sep 201702:47

Patrocina
Back Stage

Chengcheng Li (Barcelona Fang): “En China es fácil morir de éxito si no estás preparado”

Chengcheng Li es la responsable de Asia de la consultora Barcelona Fang, especializada en introducir productos de lujo occidentales en el mercado asiático y en ayudar a inversores asiáticos...
25 Jul 2013 — 04:55
Sarah García
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Chengcheng Li es la responsable de Asia de la consultora Barcelona Fang, especializada en introducir productos de lujo occidentales en el mercado asiático y en ayudar a inversores asiáticos a encontrar oportunidades en Europa. Li cree que las empresas españolas no deberían desembarcar en mercados como el chino sin el apoyo de un socio local adecuado. Además, destaca que los españoles no han sabido cultivar tan bien la marca país como otros europeos como los italianos y los franceses. En este sentido, Chengcheng Li ve en las empresas españolas de sectores como la moda, el gourmet o la tecnología mucho potencial para llamar la atención de los inversores chinos, que ahora aprovechan la crisis para buscar oportunidades de inversión en compañías europeas a un precio inferior al que hubieran pagado en el pasado.

 

Chengcheng LiPregunta: Carrera y Carrera, Natura Bissé o Tissa Fontaneda son tres ejemplos de empresas de lujo españolas que tienen en China a un importante mercado. ¿El consumidor chino busca marcas de lujo españolas?

Respuesta: Honestamente, la mayoría de los consumidores chinos no tienen una idea general de cómo son las marcas españolas. Para ellos Made in France es sinónimo de lujo y calidad, y Made in Italy sinónimo de tendencia y diseño. Sin embargo, Made in Spain no lo suelen relacionar con el concepto de lujo.

 

P: ¿Qué es lo básico que tiene que tener en cuenta una empresa española para entrar en China?

R: Ha habido varios intentos fallidos y por lo general el error se repite: entrar en el mercado chino por libre. Por este motivo, diría que lo básico que una empresa española debería tener en cuenta es encontrar el socio adecuado para desembarcar en China. Por otro lado, también aconsejaría hacer un ejercicio de autoanálisis: ¿puedo hacer frente a la demanda del mercado Chino? Porque también es fácil morir de éxito si no estás preparado.

 

P: ¿Vender la ‘marca España’ en China beneficia o perjudica?

R: No entiendo por qué motivo va a perjudicar. Dada la situación en la que nos encontramos en España, es más que recomendable salir a buscar nuevos mercados. Lo que ocurre es que los españoles, comparado con lo que han hecho los italianos y los franceses, no han cultivado tan bien la marca país como lo han hecho ellos. España tiene productos excelentes, un territorio fascinante y un patrimonio cultural y artístico increíble. Tenemos que empezar por creérnoslo.

 

P: Recientemente, China ha vivido el relevo al frente del gobierno. ¿Cree que es un buen momento para entrar en un país que está en transición política?

R: Precisamente el nuevo presidente Xi Jinping apuesta fuertemente por el sueño chino. Es decir, quiere potenciar la innovación, la sostenibilidad y el consumo interno, desvinculándose así de la etiqueta de fábrica del mundo. Esto llevará consigo un mayor bienestar para la clase media y una mayor apertura hacia el exterior. Todo esto facilita el trabajo de todas las empresas interesadas en exportar a China. El país sigue cambiando y la clase media cada vez es más potente. Un ejemplo de ello son los turistas. Hasta ahora eran mayoritariamente chinos con alto poder adquisitivo que hacían sus compras en Paseo de Gracia o Serrano. Ahora se empieza a ver también chinos de clase media, con poder adquisitivo, pero más moderados en su gasto.

 

P: Este nuevo ejecutivo ha puesto en marcha medidas para combatir la corrupción, que a su vez, afectan a las firmas de lujo. ¿Es una situación transitoria o cree que la época dorada del lujo en China ha terminado?

R: Al contrario, las firmas de lujo que sufren esta situación son las que típicamente han dominado el mercado, la mayoría de ellas pertenecientes a grandes grupos. Creemos que esto ayudará a marcas de excelencia más pequeñas a hacerse un hueco en el mercado chino y, por suerte, muchas marcas españolas coinciden con este perfil.

 

P: La cultura china y la occidental son totalmente opuestas en muchos aspectos. ¿Cómo afectan esas diferencias a la hora de introducir una marca en el mercado chino?

R: Ciertamente es difícil de contestar en pocas palabras. Quizás puedo ilustrarlo mejor con un ejemplo: los españoles pueden obsesionarse en alcanzar la perfección y mejor calidad en sus productos. Pero, ¿qué pasa si los consumidores chinos, además de la calidad, se fijan en otras cosas? El choque cultural es inevitable. En muchas ocasiones, es aconsejable readaptar el naming, el producto y los formatos de venta. El objetivo es posicionar la firma de la mejor manera en China sin perder su identidad de marca.

 

P: Un segmento de mercado como el del lujo tiene unas características propias que se exportan a todos los lugares del mundo. ¿Qué busca el consumidor chino cuando compra firmas de segmento alto?

R: Más que la calidad, compra el prestigio y la historia asociada a la marca. Y, con esto, su reconocimiento personal y posición social. Afortunadamente ya estamos superando la fiebre del logo por el logo. Los jóvenes pudientes son la generación Y, resultado de las políticas del hijo único. Ellos son un target informado y con experiencia en el lujo gracias a la apertura de los medios de comunicación, la llegada de Internet y la creciente disponibilidad de marcas occidentales en China. Saben lo que quieren y cómo conseguirlo.

 

P: La economía china ha ralentizado su ritmo de crecimiento en los últimos trimestres ¿cuál cree que será el futuro del mercado de los bienes de lujo en China? ¿Las marcas de moda internacionales, como las españolas, seguirán viendo al país como primordial en sus planes de negocio?

R: Hoy por hoy es imposible imaginar el panorama económico internacional sin China. Lo que ha ocurrido en los últimos años era desmesurado; es lógico que los mercados se estabilicen y se hagan maduros. A esto hay que sumar el hecho de que muchas empresas han dejado de producir en China porqué ya no es tan barato como lo era años atrás. En cualquier caso, pase lo que pase, ¿quién le va a hacer ascos a vender en el país más poblado del planeta?

 

P: No sólo las compañías españolas invierten en China, sino que cada vez más inversores chinos buscan oportunidades de negocio en España. ¿Qué buscan?

R: Lo que buscan los inversores chinos en España son proyectos con posibilidades a un precio más competitivo derivado de la crisis que sufrimos. Es muy triste ver como empresas con siglos de tradición están echando el cierre. Los inversores chinos valoran mucho las empresas con historia propia, y si a esto le sumamos el Made in Europe y los precios actuales, el cóctel es perfecto.

 

P: ¿Qué tipo de empresas son las que más atraen a estos inversores?

R: En realidad, cualquier proyecto con cara y ojos puede ser interesante. Empresas del sector de la moda, gourmet, tecnología, bodegas e inmobiliaria son los más solicitados. En este último hemos notado un creciente interés, sobre todo, desde que se ha puesto en marcha el nuevo proyecto de ley de apoyo al emprendedor, por el que además de una bonita casa en la costa, pueden conseguir la residencia en España.

 

P: ¿Existen empresas de moda por las que hayan mostrado interés?

R: Sí, hay varias empresas del sector de la moda en España con cierto renombre que están pasando por dificultades. Estas empresas son objetivo de inversores como los chinos.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...