Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201701:41

Patrocina:
h Back Stage

Benjamin Chau (HKTDC): “Hong Kong ha pasado de ‘hub’ de aprovisionamiento a ‘trendsetter’”

Benjamin Chau es el director ejecutivo de Hong Kong Trade Development Center (HKTDC). El organismo es responsable de Hong Kong Fashion...
11 Feb 2016 — 04:45
Iria P. Gestal
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Benjamin Chau es el director ejecutivo de Hong Kong Trade Development Center (HKTDC). El organismo es responsable de Hong Kong Fashion Week, uno de las mayores ferias de aprovisionamiento del continente asiático. En las últimas décadas, Hong Kong se ha posicionado, por un lado, como un hub para la producción en China y, al mismo tiempo, en balón de oxígeno para las marcas del lujo, que crecían a doble dígito en la región. Sin embargo, el escenario está cambiando y Chau reconoce que Hong Kong debe cambiar su modelo, aunque asegura que la ralentización de las ventas en la isla tiene que ver más con las dificultades económicas en Asia que con su papel como escaparate para el lujo internacional.

 

 

Pregunta: En las últimas décadas, cada vez más compañías occidentales de moda operan directamente con China continental, en lugar de recurrir a Hong Kong como un intermediario. ¿Cómo ha afectado esto a la industria de la moda de la región?HKTDC

Respuesta: Aunque cada vez operan menos confeccionistas en Hong Kong, esto no significa que la industria de la confección en la ciudad esté encogiéndose. En las últimas décadas, la mayoría de las empresas de confección han establecido su producción fuera de la región para reducir los costes operativos, pero Hong Kong todavía tiene una gran cartera de expertos en moda: desde el diseño, el márketing, las ventas y la distribución, hasta la legislación nacional e internacional.

 

P.: ¿Esto quiere decir que el papel de Hong Kong para la industria está cambiando?

R.: Sí, Hong Kong ya se ha transformado de una base para la producción a un trendsetter para la región. De nuestro estudio de las principales ciudades de China continental y otras ciudades asiáticas, los consumidores generalmente reconocen Hong Kong como uno de los principales trendsetters en estilo de vida en la región.

 

P.: ¿Qué significa esto para las compañías internacionales?

R.: Este papel convierte a Hong Kong en una plataforma ideal para el márketing y un escaparate para los proveedores internacionales para lanzar sus nuevos productos con la vista puesta en china continental y otros compradores y mercados asiáticos. Muchas marcas internacionales están estableciendo sus flagship stores en Hong Kong antes de explorar China continental u otros mercados asiáticos, como es el caso de H&M, Abercrombie&Fitch.

 

P.: Hong Kong es también un mercado clave para las marcas de lujo, pero en los últimos años esto ha comenzado a cambiar y algunas compañías han decidido ralentizar su expansión aquí. ¿Debe temer el lujo la caída de las ventas en Hong Kong?

R.: Las ventas de moda de lujo tienen una gran correlación con los ciclos económicos. Que hayan ralentizado su expansión en Hong Kong tiene que ver, en todo caso, más con las dificultades económicas en Asia, especialmente en el continente, que con un cambio de la actitud del consumidor hacia los productos o el rol de plataforma de entrada a Asia de Hong Kong.

 

P.: Entonces, ¿no ha cambiado la manera de consumir de los consumidores chinos?

R.: Naturalmente, los consumidores prefieren opciones que les ofrecen una mejor relación calidad-precio y son más reticentes a abrir la cartera para hacer compras  más extravagantes  ante la incertidumbre económica. Pero como todavía confiamos en la resilencia de los mercados emergentes y el potencial crecimiento de las clases medias y altas en China continental y los mercados asiáticos en el medio y largo plazo, Hong Kong continuará siendo clave como escaparate para el lujo internacional en Asia.

 

P.: ¿Cómo ha afectado esto al sector en China?

R.: Los cambios en la composición del mercado de consumo han dividido a las marcas en dos grandes grupos. Por un lado, las marcas de la gama más alta, que abordan a los grupos de consumidores con mayor poder adquisitivo y más preocupados por la calidad de las prendas y la experiencia de compra. Por otro lado están las marcas que adoptan una estrategia de mass market, como Uniqlo, Zara y H&M, que ofrecen moda de tendencia y asequible y que sobre todo atraen a los consumidores más jóvenes. Las ventas de fast fashion y el comercio online continúa creciendo.

 

P.: ¿Hay espacio para la moda local?

R.: Sin duda. Hong Kong también ha evolucionado hasta convertirse en una incubadora de marcas de moda, con un creciente número de marcas locales que son cada vez más populares no sólo en la ciudad, sino también en todo el mundo, como Episode, G-2000, Giordano, Mosiselle y Shanghái Tang, que tienen red de tiendas en otros mercados o Johanna Ho y Dorian Ho, que también operan en grandes almacenes como Selfridges, Harrod’s y Harvey Nichols.

 

P.: En aprovisionamiento, China tienen que enfrentarse ahora en nuevos competidores como Bangladesh, Vietnam o Camboya, con costes de producción más competitivos. ¿Cómo ha afectado esto a la industria del país y, en particular, a la de Hong Kong?

R.: Con la subida de los costes laborales, la apreciación del yuan y el endurecimiento de las normativas ambientales en China continental, cada vez más confeccionistas de Hong Kong y del continente han relocalizado su producción de los productos de gama más baja y masivos en otros países del Sudeste Asiático como Bangladesh, Vietnam, Camboya o Indonesia. De esta forma, China continental se está centrando más en los pedidos urgentes o los productos más sofisticados o de mayor valor añadido.

 

P.: ¿Es España un país estratégico para los confeccionistas chinos?

R.: Europa continúa siendo el mayor mercado de consumo del mundo y, por tanto, España es todavía un mercado estratégico para los productores chinos de moda.  En 2015, Hong Kong exportó ropa y accesorios por valor de 18.300 millones de dólares, de los cuales un cuarto fueron con destino a la Unión Europea. Grupos españoles como Mustang o Inditex también se aprovisionan aquí y España es actualmente el destino número 14 de las exportaciones de moda y accesorios por volumen.

 

P.: Uno de los temas más candentes en el sector es la sostenibilidad. ¿Cree que tiene cada vez más importancia para el sector?

R.: La preocupación por la sostenibilidad está siempre en aumento. La ropa hecha de fibras naturales está ganando popularidad entre los consumidores, especialmente en los mercados desarrollados. Los fabricantes de ropa también están acreditando cada vez más que cumplen con los requisitos de certificados como el OE Blended, OE 100 y el Global Organic Textile Standard (GOTS).

Patrocina:
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...