Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201700:24

h Back Stage

Alfaro 1926, tomando medidas a Alfonso XIII

17 Oct 2013 — 04:20
F. Marín-Camp
Compartir
Me interesa

Alfaro 1926, tomando medidas a Alfonso XIII

 

 

Con cuatro generaciones y más de ochenta años a sus espaldas, el comercio Alfaro 1926 sigue presente en el panorama multimarca madrileño. La historia empezó en un pequeño establecimiento de la Gran Vía, cerca del edificio de Telefónica, donde se vendían abanicos, paraguas y cinturones. Complementos que el fundador de la enseña, Hilario Alfaro Moreno, traía de Reino Unido y que no se encontraban en la capital de España.

 

No fue hasta principios de los años treinta cuando la tienda empezó a especializarse en camisería de hombre a medida, llegando a vestir al rey Alfonso XIII. Alfonso XIII. El mismo monarca acudía asiduamente a la tienda para que le tomaran medidas. Pero la historia de Alfaro 1926 ha pasado por momentos de todo tipo. Durante la Guerra Civil, el impacto de un obús obligó a la familia a cerrar el establecimiento de la Gran Vía, que se trasladó temporalmente a la calle Velázquez.

 

Cada generación que ha liderado la enseña ha aportado nuevas propuestas, siempre intentando llevar a Madrid las novedades del extranjero. Fue en la década de los setenta cuando la empresa familiar centró su atención en la moda femenina, la principal baza con la que juega.

 

Ha sido precisamente la especialización y el afán de innovación lo que ha permitido a Alfaro 1926 crecer en un momento en el que los establecimientos multimarca viven una crisis sin precedentes. Según Hilario Alfaro Lobera, que pertenece a la cuarta generación de comerciantes, este canal sigue ofreciendo muchas posibilidades. “La clave está en reunir un grupo de marcas buenas y cuidar la atención al detalle”, sostiene Alfaro.

 

La empresa está especializada en la confección de abrigos y complementos de piel y cuenta con un taller propio en Inca (Mallorca). Su confección, totalmente artesanal, se hace a medida para cada clienta. Los precios se sitúan alrededor de los 1.800 euros por un abrigo.

 

Para competir en el mercado, el secreto es ofrecer productos nuevos que nadie tenga, apunta Alfaro Lobera, que reconoce que la compañía se ha tenido que poner al día dejándose ver en las redes sociales. Para atender a sus clientes, Alfaro 1926 también dispone de una tienda online.

 

 

 

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...