Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Dic 201723:41

Patrocina
h Back Stage

Agatha Ruiz de la Prada: “Yo nunca he entendido al público, no sé lo que quiere”

27 Feb 2014 — 04:49
Lucía Pardavila
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Agatha Ruiz de la Prada continúa siendo en la actualidad una de las diseñadoras españolas con más proyección nacional e internacional. Tranquila, paciente y confiada, la diseñadora habla de licencias, de expansión a otros sectores y de “vida  internacional”. Para ella, que la semana pasada llevó sus colores y su vitalidad a uno de los espacios de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, es imprescindible pasar la crisis sola y, entre viaje y viaje, dedicar tiempo “a la pasarela que hace tiempo que ganó la partida de la moda en este país: Cibeles”.

 

Pregunta: ¿Cómo ve el mercado actual de la moda española?

Respuesta: Pues yo creo que llevamos ya un montón de años con el rollito (sic) este de la crisis y estamos ya todos cansados. Cansadísimos. Pero bueno... cosas como esta tontería (sic) [refiriéndose a su colaboración con el espacio Mercedes Benz en el Cibelespacio] te animan. Te hacen olvidarte un poco de la crisis y empezar a vivir en medio de todo esto... Yo la verdad es que no paro. Creo que estoy en uno de los periodos creativos más importantes de mi vida. Con muchos proyectos... Miles.

 

P.: ¿Cuál sería, en su opinión, una buena solución a los problemas que acusan algunas firmas españolas  con esta crisis?

 R.: Creo que lo más importante es que la gente empiece a tener un poquito de dinero y comience a comprar. Eso es lo más importante. No sé si hay que bajar impuestos... La verdad es que no tengo idea de cómo se tiene que hacer.

 

P.: Y para una empresa de moda como la suya, ¿qué aportan las colaboraciones con marcas de otros sectores?

 R.: Estas cosas las haces con muchísima ilusión. Yo estoy muy orgullosa y agradecida. Pero, bueno... aportan una alegría. Qué bastante es.

 

P.: Usted tiene ya experiencia en el mundo de las licencias  ¿Recomendaría este negocio a firmas que atraviesan dificultades?

 R.: Lo importante de una licencia es que sea rentable para las dos partes. Hay muchas que son un fracaso y la verdad es que no merece la pena tener fracasos... Entristecen mucho y te sientan muy mal. Por ejemplo, hay gente que lanza un perfume y no funciona... y se pega un susto de categoría. Hay muy pocos perfumes que funcionan al año. Pero la inversión es brutal. Es complicadísimo... Hay que poner mucho dinero y es difícil que funcione.

 

P.: ¿Y en otros mercados?

 R.: Todos los mercados son complicados. Pero depende del público. El público es muy caprichoso. Yo nunca he entendido al público. No sé lo que quiere.

 

P.: ¿Cómo ve la expansión en el extranjero?

 R.: Tiene que ser constante. Yo el 2 de enero me levanté y me fui a Finlandia. Llegué el día 5 y la semana siguiente me fui a Italia. Luego hice un desfile en Sri Lanka. Sólo en enero he hecho muchas cosas fuera de España, ¿verdad? [Consulta a su ayudante]; estuve en República Dominicana, también en Londres...  No paro. Por ejemplo, a mi última cita en Sri Lanka fue mi hija Cósima. Íbamos a ir juntas y al final fue sólo ella y lo hizo fenomenal. También he estado en Perú. ¡Eso es la vida internacional! Ahora vuelvo a irme a París y luego otra vez a Italia. Hago muchas cosas en Italia.

 

P.: Y de todos los mercados en los que está presente y que ha evaluado ¿Cuál es el más emergente? ¿Se decanta por Asia o diría que es Latinoamérica?

 R.: Yo diría que es Asia. Pero lo importante es que a mí me quieren más en Latinoamérica.

 

P.: ¿Quizá por el llamado carácter latino? 

 R.: No. Porque me conocen. O porque allí lo he hecho bien. Ahora voy a desfilar en Miami antes de volver al circuito europeo. La vida internacional es eso. Pero esto se hace durante años. El problema es que para eso también necesitas un poco de dinero y la gente aconseja exportar cuando menos dinero se tiene. Pero es que es muy caro.  Yo cuando tuve un poco de dinero ahorrado me compré la tienda de París, abrí la tienda de Milán y me compré la tienda de Nueva York. Ahora no sería capaz de hacerlo.

 

P.: ¿Cree que ese modelo pueden replicarlo las firmas actuales o los diseñadores más jóvenes?

 R.: No. No puedes abrir una tienda allí a no ser que tengas un dineral.

 

P.: ¿Qué opina de las compras y rescates?

 R.: Yo creo que para que te compren tienes que estar en un momento muy bueno. Porque si no te estás malvendiendo. Yo por ejemplo ahora no hablo con nadie de compras. Ni de nada. Porque lo que necesito es pasar esta crisis sola. Cuando vengan buenos tiempos ya veremos... Pero creo que, cuando estás en horas bajas, no es el momento de negociar con nadie. Hay que negociar cuando las cosas están bien; porque la gente lo primero que mira son los números. Si los números no son los esperados, estás jodido (sic). Pero yo soy muy paciente con mis números y con no perder ya considero que está todo fenomenal.

 

P.: Respecto a las pasarelas nacionales, ¿qué le parece la multisede? ¿Cree que es mejor Madrid, Barcelona o que habría que unificar?

 R.: Madrid hace muchísimo que ha ganado la partida. Me parece que Cibeles es un lujo y una maravilla.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...