Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Jun 202008:03

2017, doce meses a través de los titulares del negocio de la moda en España

El negocio de la moda cierra un año marcado por la caída de las ventas, las operaciones corporativas y los cambios en las cúpulas de las principales empresas del sector. 

29 Dic 2017 — 12:59
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

2017, doce meses a través de los titulares del negocio de la moda en España

 

El negocio de la moda se despide de un 2017 convulso en España. Pese un contexto macro de caída de las ventas y la continuada guerra de precios, el sector ha vuelto a seducir al capital y el ejercicio se ha cerrado con un nuevo récord de operaciones corporativas. Algunos de los protagonistas fueron Pronovias, que pasó a manos del fondo BC Partners, o Grupo Cortefiel, que convenció a dos de sus accionistas, CVC y Pai, para hacerse con el 100% de la compañía.

 

Los nichos también coparon gran parte de las operaciones: a lo largo de 2017 cambiaron de manos la moda sostenible de Ecoalf, el íntimo de TCN, el infantil de Tuc Tuc o el calzado de Merkal. Otras compraventas, en cambio, fueron operaciones de rescate, como las de Amichi y Caramelo.

 

Por su parte, los titanes de la distribución de moda en España evolucionaron de manera desigual. Mientras que Inditex continuó batiendo récords pese a aminorar su ritmo de crecimiento y reducir su margen, Mango entró en números rojos en 2016 y se deshizo de su sede corporativa para ganar liquidez.

 

 

 En El Corte Inglés, por su parte, continuó la puja por el poder entre las hermanas Álvarez y Dimas Gimeno, que quedó sin poderes ejecutivos después de que Jesús Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo fueran ascendidos a consejeros delegados. Los cambios en la cúpula directiva llegaron también a Inditex, que nombró un nuevo director general para Bershka tras el fichaje de Marco Agnolin por Diesel, y a Adolfo Domínguez que, tras un año sin consejero delegado, recurrió a talento interno y colocó al frente de la empresa a Adriana Domínguez, hija del diseñador y presidente de la empresa.

 

Mientras, la empresa impulsada por sus sobrinas, Bimba y Lola, ha estado muy activa mientras ultima la apertura de su capital. La compañía ató en 2017 su nueva sede en Nigrán (Pontevedra) y apuntaló su equipo de expansión con talento de Desigual.

 

Por otro lado, España fue el foco de atención de gigantes internacionales. Uniqlo puso por fin un pie en el mercado español, y OVS estrenó su concepto full format en el país. La otra cara de la moneda la protagonizaron compañías como Hakei, Ursulitas o Eshop, que bajaron definitivamente la persiana en 2017.

 

 

Enero

El año comenzó con el punto y final de dos compañías que ya habían sobrevivido a un concurso de acreedores durante la crisis pero que, en 2017, sucumbieron y bajaron finalmente la persiana: Hakei y Blanco.

 

 

 

La cadena madrileña completó su liquidación con el cierre de su última tienda y el despido de sus 818 empleados. Aunque Blanco cerró, el grupo de ingeniería civil Hipaldisa registró la marca New Blanco y emprendió un nuevo proyecto inspirado en la cadena de Bernardo Blanco. Hakei, por su parte, se acogió a la liquidación tras fracasar en la búsqueda de un comprador.

 

Otra de las malas noticias del arranque del año la protagonizó C&A. El grupo holandés, uno de los mayores de la distribución de moda, anunció el despido de 300 trabajadores en España y el cierre de 23 tiendas en el marco de un plan de reestructuración para ganar rentabilidad.

 

En cambio, otros grupos internacionales mantuvieron su apuesta por el mercado español, como Calzedonia o Alcott, al tiempo que las españolas continuaban su apuesta en el extranjero. Uno de 50 fue uno de los operadores más activos fuera de las fronteras nacionales, con aperturas en América y su desembarco en Sudáfrica. Scalpers, por su parte, estrenó tienda en Ámsterdam y Soloio impulsó su negocio en Latinoamérica.Además, Rosa Clará puso en marcha su primera tienda en Arabia Saudí. Otra empresa que se encuentra en plena expansión, Hawkers, apuntaló su estructura con oficinas en Hong Kong y Elche, y se adentró en relojería con el lanzamiento de Bratleboro. La otra cara de la moneda la protagonizó Agatha Ruiz de la Prada, que echó el cierre de su flagship store de Nueva York.

 

En el mercado español, Inditex comenzó a negociar el traslado de la sede de Bershka a la antigua Schott Ibérica en Sant Adrià, con el objetivo de acercar las oficinas al área metropolitana, como ya ha hecho con Stradivarius.

 

En enero también continuó el baile en las cúpulas de la moda. Grupo Cortefiel continuó armando su nuevo equipo con la incorporación de Marie Castellvi-Dépée como nueva directora general de la cadena Cortefiel, Perfumes y Diseño colocó provisionalmente a Pedro Trolez al frente de Delpozo y Ralph Toledano abandonó la presidencia de la división de moda de Puig.

 

 

Febrero

Febrero estuvo marcado por la expansión internacional de los grupos de moda. La madrileña El Ganso preparó un plan de 25 aperturas en 2017 y la italiana OVS trajo a España toda su artillería con la apertura en Madrid de su primer flagship store.

 

 

 

 

En el segundo mes del año, las compañías españolas comenzaron a revelar sus planes de expansión para el resto del año. Fue el caso de El Ganso, participada por L Catterton, que puso en marcha un proyecto de 25 aperturas tras crecer un 17% en 2016. Pepe Jeans, por su parte, impulsó su marca Norton con un flagship en Reino Unido y anunció su entrada en Madrid y Milán, mientras que Mascaró continuó apoyándose en Pretty Ballerinas para potenciar su expansión en el extranjero y llevó la cadena a Guatemala, Bolivia y Azerbaiyán.

 

Inditex, por su parte, introdujo Uterqüe en Rumanía y Kazajistán y Punt Roma puso en marcha sus primeras tiendas en Marruecos y Letonia. Pronovias también se volcó en los mercados internacionales con la apertura en Londres de su mayor tienda en Europa.

 

Por otro lado, las empresas extranjeras también continuaron volcadas en España. La italiana OVS plantó cara a gigantes como Inditex y Mango con la apertura de su primera tienda con toda su oferta, después de testar el país con su línea de moda infantil. Uniqlo, por su parte, confirmó su entrada en Barcelona siete años después de anunciar su entrada en el país, y O’Neill creó una filial para tomar el control de su negocio en el país. 

 

Los cierres, reestructuraciones, operaciones corporativas y fichajes volvieron a ser la tónica del sector en febrero. Blanco bajó la persiana de su última tienda, ubicada en el centro comercial Xanadú y el dueño de Lavand solicitó concurso de acreedores. Grupo Cortefiel, por su parte, redimensionó su red comercial en España en pleno proceso de transformación con el cierre de sus tiendas no rentables.

 

Por su parte, Bonnet à Pompon dio el pistoletazo de salida a una oleada de operaciones corporativas en moda infantil tras pasear a manos del fondo Euroirada. En paralelo, continuaron también los cambios en las cúpulas de las principales compañías del sector. Grupo Cortefiel siguió armando su equipo con la incorporación de un ejecutivo de la empresa para pilotar Fifty Factory, Mango amplió su comité ejecutivo para sumar a su responsable en Francia y Javier Ferrán abandonó el máximo órgano de gestión en Desigual.

 

 

Marzo

Más fichajes y más compraventas.  El negocio de la moda cerró el primer trimestre todavía muy activo, pese a que las ventas del comercio comenzaban a aflojar el ritmo. Inditex protagonizó, como cada marzo, la actualidad, con sus resultados de 2016, mientras que Ecoalf y Tuc Tuc cambiaron de manos.

 

 

 

El gigante gallego comunicó la evolución de su negocio en 2016, en el que elevó sus ventas un 12%, si bien encogió su margen. Más allá del gigante gallego, los protagonistas de marzo fueron Ecoalf y Tuc Tuc. La compañía de moda sostenible fue adquirida por el fondo con sede en Luxemburgo Manor Group, mientras que Tuc Tuc pasó a manos de Endurance Partners y adquirió a su vez una participación en Canada House.

 

El deporte protagonizó otra de las operaciones corporativas del mes: JD Sports y Sport Zone, propiedad del grupo portugués Sonae, crearon una joint venture en la Península Ibérica para plantar cara a titanes como Decathlon.  

 

De nuevo, los movimientos en las cúpulas marcaron la actualidad del sector. El Corte Inglés propuso a Jesús Nuño de la Rosa como nuevo consejero, José Manuel Albesa relevó a Ralph Toledano al frente de la división de moda de Puig y Rafael Domínguez de la Maza fue nombrado subdirector general de Mayoral.  A escala internacional, el directivo español Manel Adell se incorporó al consejo de Amersports, Zalando fichó a un ex Inditex y Mustang para gestionar su aprovisionamiento en España y Diesel descabezó su filial española tras concentrar en Italia la gestión para todo el sur de Europa.

 

La moda internacional también continuó su ofensiva en el país con nuevas aperturas: la línea de moda masculina de Oscar de la Renta escogió el mercado español para su desembarco europeo, Benetton puso rumbo a las 300 tiendas en el país y Antony Morato abrió un flagship store en la calle Fuencarral.

 

Por otro lado, Adolfo Domínguez cerró sus oficinas en Madrid y Manufacturas Saycars, la matriz productiva de Forecast, entró en concurso de acreedores.

 

 

Abril

En abril, las crisis llegaron al entorno digital: Amazon decidió echar el cierre a BuyVip y Eshop, propietario de Mamuky y El Armario de la Tele, entró en concurso de acreedores. Las operaciones corporativas del mes estuvieron protagonizadas por Caramelo, Muroexe y Dogi.

 

 

 

La compañía gallega fijó su precio de venta en 400.000 euros, aunque finalmente la operación o se cerró hasta finales de año. Por su parte, la textil Dogi engordó su tamaño con la compra del tejedor QTT, la start up Muroexe dio entrada a su capital al fondo Entrecanales para impulsar su crecimiento y Dolores Promesas comenzó la búsqueda de un socio.

 

En el cuarto mes del año, los cambios en las cúpulas volvieron a ser protagonistas. Uno de 50 fichó a dos ex L’Oréal y Kiko, Carrera y Carrera nombró un nuevo consejero delegado y Kappa, que trasladó su sede en el país, nombró también un nuevo responsable para España. Borja Zamácola, por su parte, dejó la Neck&Neck para incorporarse a un fondo estadounidense.

 

España siguió conquistando a la moda extranjera y empresas como Diane Von Furstenberg, Sandro, Guess y Dsquared2 abrieron nuevos establecimientos. Otros grupos, como Primark o Decathlon, presentaron sus resultados en el mercado español. El gigante del low cost creció un 17% y el grupo deportivo lo hizo un 4% y rebasó los 1.600 millones de euros. Superdry, por su parte, superó las treinta tiendas y puso rumbo a los veinte millones de euros en ventas y CWF redefinió su estrategia en el país tras cambiar de responsable para la filial. Por otra parte, Li&Fung echó el cierre a su negocio de aprovisionamiento en el mercado español pero introdujo su división de licencias.

 

En cuanto a los grupos españoles, Inditex puso en marcha en la Castellana de Madrid el mayor Zara del mundo, Mango retomó su ofensiva en Colombia, Camper, por su parte, llevó a Nueva York su concepto Camperlab. En industria, el hilo eco de Seaqual, la joint venture de Ecoalf, Antex y Textil Santanderina, echó a andar con un plan de producción global.

 

 

Mayo

Mayo estuvo marcado por los resultados anuales de compañías como Adolfo Domínguez o Grupo Cortefiel, en pleno cambio de rumbo. Además, el fondo Endurance Partners se hizo con el 100% de la compañía catalana de moda de baño TCN.

 

 

 

Adolfo Domínguez volvió a números rojos en 2016 (el año anterior lo salvó por la venta de

su local en Paseo de Gracia) pero elevó sus ventas un 4,35%. También Grupo Cortefiel disparó sus pérdidas por el impacto de su reestructuración, y encaró el break even para 2017. Shana e Intropia, por su parte renegociaron su deuda con la banca. En cambio, Dogi redujo sus números rojos en el primer trimestre y creció un 50% y Liwe Española elevó sus ventas un 1,25%.

 

La operación corporativa del mes estuvo protagonizada por Endurance Partners, que se hizo con la catalana TCN, mientras JD Sports tomó el 67% de Sprinter. La compañía de calzado Páez, por su parte, captó 1,5 millones de euros de un family office de Guatemala.

 

Los ejes prime españoles volvieron a estar activos. El Corte Inglés amplió su centro de Paseo de la Castellana, Kenzo desembarcó en Serrano y Kiabi relevó a H&M en Paseo de Gracia. La italiana Calzedonia superó los 250 millones de euros en el país, Carpisa se volcó en España con una inversión de diez millones de euros y Asics amplió sus oficinas, mientras Etam nombró un nuevo responsable para España. La moda española hizo sus maletas en mayo. Inditex extendió su presencia en Oriente Medio de la mano de Alhokair y Tous puso en marcha una filial en Shanghái. Piel de Toro y Hawkers se volcaron en Latinoamérica y Mango volvió a entrar en Estados Unidos.

 

Las cúpulas del sector cambiaron en mayo. Mango reforzó su área de producto con el fichaje de Justicia Ruano, mientras Delpozo y Neck&Neck nombraron nuevo director general. Gocco prescindió de Félix de Iturriaga diez meses después de su nombramiento.

 

 

Junio

Los resultados trimestrales de Inditex, la apuesta de la moda internacional por España y, de nuevo, las crisis, protagonizaron la actualidad del negocio de la moda en junio. La nota negativa la pusieron Amichi, que buscó in extremis un comprador, y Larrana, que se acogió a la liquidación.

 

 

 

Inditex cerró el primer trimestre de su ejercicio con un crecimiento de 14% y un aumento de su beneficio del 18%. La empresa mantuvo una evolución positiva de su margen bruto, tras encogerlo en el cierre de 2016.

 

El tono negativo lo pusieron Amichi, que emprendió la búsqueda in extremis de un comprador, y Larrana, de moda infantil, que entró en liquidación. En cambio, Don Algodón regresó a la moda tras cambiar de manos y Comdipunt volvió a los orígenes con el lanzamiento de una plataforma b2b.

 

En el sector del calzado, Mtng Experience, el grupo propietario de Mustang, se reforzó en moda con la compra del 100% de We Are United, y Tino González emprendió una nueva etapa tras salir de los juzgados. Por su parte, la start up Zatro trasladó sus oficinas para hacer frente a su crecimiento con miras a alcanzar el break even en 2018.

 

Las cúpulas de la moda continuaron reordenándose en el cénit del año. Mientras Gocco colocó a José María Ruiz, ex Juguettos y Telepizza, como nuevo director general, Juan José Sáez-Torres, director de márketing de El Corte Inglés, dejó el grupo tras un año en el puesto. Hawkers, por su parte, fichó a un ex de Apple para dar su salto al retail. Camper incorporó a un nuevo director financiero y Loreak Mendian perdió a su directora general. Además, Versace ascendió a su responsable en España al frente del sur de Europa.

 

España atrajo a las compañías extranjeras el sexto mes del año. La estadounidense 7 For All Mankind abrió filial tras pasar a manos de Delta Galil, mientras que Esprit trasladó su sede para hacer frente a su nueva etapa en el país. Nike, por su parte, también hizo las maletas y se instaló en el centro de Barcelona. Además, Louis Vuitton anunció la puesta en marcha una nueva fábrica en Cataluña y Amazon captó proveedores de Inditex para poner en marcha sus marcas propias.

 

Por otro lado, Skechers, Brandy Melville, New Yorker y Pandora pusieron en marcha nuevos establecimientos en el país; el gigante chino Shanghai Silk desembarcó en España con Lily y Victoria’s Secret empezó su expansión con tiendas a pie de calle. En Madrid, H&M subió la persiana de una tienda Cos en Fuencarral y SMCP abrió un flagship de Claudie Pierlot.

 

 

Julio

Julio concentró las dos operaciones corporativas más importantes del año: la venta de Pronovias y Grupo Cortefiel.  Además, Adolfo Domínguez completó su cúpula de viejos conocidos con una nueva directora general mientras que en El Corte Inglés continuaron los movimientos internos.

 

 

 

El grupo de moda nupcial Pronovias pasó a manos del fondo BC Partners por 550 millones de euros, mientras que CVC y Pai se hicieron con el 100% de Grupo Cortefiel. Además, Eurazeo adquirió Iberchem por 270 millones de euros y Dogi continuó creciendo a golpe de cheque con la adquisición del interproveedor Busmatex

 

En Adolfo Domínguez, el diseñador volvió a encomendarse a la familia para afrontar una nueva etapa y nombró a su primogénita, Adriana Domínguez, nueva directora general. Suárez, por su parte, fichó talento de la cosmética y nombró a Anne Delmas, ex The Body Shop, como nueva directora general. Under Armour, en cambio, apostó por talento de la competencia e incorporó a un ex Nike y Asics como nuevo responsable de España. En El Corte Inglés continuaron los movimientos y la puja de poder: el juez rechazó el regreso de Ceslar al consejo y Leopoldo del Nogal abandonó la compañía.

 

Las empresas españolas continuaron con su expansión con retail tanto en el mercado nacional como en el extranjero. Fue el caso de Pikolinos, que abrió en Barcelona, Décimas, que subió la persiana de una tienda Invain en Madrid, o Muroexe, que, puso en marcha su primera tienda después de la entrada del fondo de Entrecanales. Por otro lado, Albion 1879 asumió la distribución de Gola y Vespa en España, Xti puso en marcha un plan de expansión que contempla abrir 65 tiendas en tres años en Colombia, Deporvillage lanzó una marca propia y Mustang inyectó 2,4 millones de euros en su negocio de retail.

 

En el extranjero, Grupo Cortefiel desembarcó en India con Springfield y Women’secret de la mano de un socio local y Rosa Clará, que reorganizó su cúpula, entró en seis nuevos mercados. Grupo Mascaró continuó apoyándose en Pretty Ballerinas para su desarorllo internacional y llevó la cadena a Tel Aviv.

 

 

Agosto

Mango protagonizó agosto al presentar sus resultados anuales, en los que entró en números rojos. También registró pérdidas Privalia, que comunicó sus primeros resultados tras pasar a manos de Vente Privee. Ursulitas puso en este caso la nota negativa al echar definitivamente el cierre.

 

 

 

Tres titanes de su sector en España presentaron resultados anuales en agosto: Mango, El Corte Inglés y Privalia. La cadena catalana cerró el ejercicio 2016 con unas pérdidas de 61 millones de euros, un resultado que atribuyó al impacto de la divisa y el plan de transformación de su red de tiendas, así como la inversión en establecimientos de grande superficies.

 

Por su parte, el grupo de grandes almacenes elevó su resultado neto un 2,4%, elevó sus ventas un 1,9% y aprobó la incorporación al consejo de Jesús Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo, directivos de confianza de las hermanas Álvarez. Privalia, en cambio, regresó a números rojos en el año de su traspaso a Vente Privee, pese a haber elevado su facturación un 14%. Por su parte, la start up de calzado Ursulitas, que contaba entre sus inversores con Rosa Tous o Manel Jadraque, puso fin a su trayectoria por falta de financiación.

 

En cuanto a los fichajes, la protagonista del verano fue Berta Escudero, que regresó al sector como consejera delegada de El Ganso. Bestseller, además, colocó al responsable de Jack&Jones al frente del negocio en España.

 

Las operaciones corporativas tampoco descansaron en el mes más caluroso del año: el fondo Sherpa Capital se desprendió del 3,4% del capital de Dogi, que pasó a manos de Trinity Place, e Inditex compró Indipunt, su mayor proveedor en Galicia.

 

 

Septiembre

Los fichajes coparon la actualidad del negocio de la moda en el arranque del curso escolar. Mientras Costas Antimissaris, Luis Monserrate y Estanislao Carpio fueron los protagonistas de los movimientos en la cúpula, Bershka copó titulares al poner su primer pie en Estados Unidos.

 

 

 

Tras el fichaje de Berta Escudero por El Ganso en agosto, otros dos directivos del negocio de la moda regresaron al sector en septiembre. Estanislao Carpio, ex Adolfo Domínguez, fichó por Mtng Experience (matriz de Mustang) como director general, y Costas Antimissaris, quien había sonado como su sucesor en la compañía gallega, se puso al frente de Douglas para pilotar la nueva etapa de la empresa en España.

 

Otro ejecutivo de larga trayectoria en el sector, Luis Monserrate, abandonó Pepe Jeans para incorporarse a la china Alibaba como nuevo responsable de moda de su plataforma Aliexpress. Además, Abel Núñez abandonó la dirección de la filial española de Celio, David Kervyn salió de Equivalenza y Castañer relevó a Domingo Barrachina con talento de Tous.

 

También en septiembre, Inditex presentó sus resultados semestrales, en el que frenó el aumento de sus ventas comparables, con un alza del 6%, aunque mantuvo un crecimiento sólido tanto de su facturación como de su beneficio, con subidas del 11,5% y del 9%, respectivamente. Una de las cadenas del grupo, Bershka, fue también protagonista en septiembre al desembarcar en Estados Unidos con un pop up store en Nueva York, convirtiéndose así en el tercer concepto de la compañía gallega en operar en el país.

 

En el terreno de las operaciones corporativas, Amichi pasó a manos de Black Toro y Caramelo salió de nuevo a subasta para dar entrada a tres nuevos candidatos. Además, Grupo Cortefiel emitió bonos por valor de 600 millones de euros, Pompeii salió al mercado para levantar un millón y Montefibre recibió una inyección de trece millones de euros para impulsar su crecimiento.

 

La evolución de las empresas extranjeras en el mercado español fue desigual en septiembre: mientras que Topshop se replegó en el país con el cierre de todas sus tiendas, Lacoste tomó el control de su negocio en España y Aéropostale puso un pie en el país de la mano de la valenciana October.

 

 

Octubre

La puja de poder en El Corte Inglés llegó a su cénit en octubre, cuando el grupo nombró dos nuevos consejeros delegados, dejando así sin funciones ejecutivas al presidente, Dimas Gimeno. Además, un grupo de cosmética salió al rescate de Caramelo e Inditex continuó conquistando Portal de l’Àngel.

 

 

 

El grupo de grandes almacenes ascendió a Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa, ambos cercanos a las hermanas Álvarez, a consejeros delegados. Del Pozo liderará el área de negocio y Nuño de la Rosa estará al frente de la gestión corporativa.

 

Otro de los protagonistas del mes fue Caramelo, que finalmente pasó a manos de la compañía vallisoletana de cosmética PostQuam por 505.000 euros. Otra compañía que fue rescatada, Kling, recibió un nuevo espaldarazo de sus inversores, que inyectaron dos millones de euros en la empresa. En cambio, Hakei desapareció definitivamente del mercado tras fracasar en la búsqueda de un comprador.

 

En Hawkers, Alejandro Betancourt comenzó el proceso de profesionalización de la cúpula un año después de liderar la ronda de cincuenta millones de la compañía ilicitana, y Endruance Partners colocó a una ex Van de Velde al frente de TCN unos meses después de hacerse con el 100% de la empresa.

 

Compañías internacionales como Thomas Sabo o Esprit reforzaron su apuesta por el mercado español con nuevas aperturas, mientras que el titán Inditex se hizo fuerte en la calle más cara de España para abrir un local comercial, Portal de l’Àngel, con la apertura de una tienda de Oysho en el local que antes ocupaba la histórica Mercería Santa Ana, que se trasladó a una calle cercana. Otro local histórico que planeaba su cierre fueron las galerías Bulevard Rosa, situadas en Paseo de Gracia, que bajarán la persiana en 2018.

 

Además, la catalana Dogi, especializada en tejido elástico, anunció el traslado de su sede a Madrid ante la escalada de la tensión política en Cataluña, y Bimba y Lola apuntaló su equipo de expansión a las puertas de abrir su capital.

 

Por otro lado, Liwe Española y Sociedad Textil Lonia dieron a conocer la evolución de sus ventas: la murciana creció un 9% hasta julio gracias al tirón de Italia, mientras que la gallega estancó sus ventas en 2016, pero impulsó su beneficio un 15%.

 

 

Noviembre

El undécimo mes del año volvió a ser convulso en el negocio de la moda. El Black Friday, una jornada ya asentada en España, dio un alivio a las ventas del sector, aunque a costa del margen.  A escala micro, el protagonista fue el grupo de calzado Merkal, que pasó a manos de OpCapita.

 

 

 

Las cúpulas del sector también se tambalearon en penúltimo mes del año. Mientras Clemente Cebrián volvió a la dirección de El Ganso un año después de su salida de la empresa que cofundó, Andrés Tejero dejó su cargo como vicepresidente y consejero delegado de Pronovias tras la venta a BC Partners y Emiliano Suárez salió de la compañía familiar de joyería.

 

Adidas, por su parte, colocó a su responsable para España a la cúpula global, nombrando como sustituta a Marta Río, Intropia nombró a Nicolás Suárez nuevo director general y Bimba y Lola fichó un ex Desigual para pilotar su expansión internacional. Grupo Cortefiel, por su parte, fichó a un ex Mango y Hugo Boss como nuevo responsable de diseño de hombre para Cortefiel y Pedro del Hierro para acelerar su reposicionamiento.

 

Por otro lado, Adolfo Domínguez presentó sus resultados del primer semestre, en el que redujo a la mitad sus pérdidas mientras que Grupo Cortefiel cerró el primer semestre con un beneficio bruto de 85,4 millones de euros, frente a los 36,4 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

 

Los grupos internacionales continuaron apostando por el mercado español: Uniqlo subió la persiana de su segunda tienda en Barcelona, Chaumet abrió filial en España y Converse, OVS, Brandy Melville y Pandora pusieron en marcha nuevos establecimientos en el país.

Inditex fue otro de los principales actores de noviembre.

 

Zara dejó Badalona tras cerrar en el centro comercial Màgic, mientras Pull&Bear aceleró su expansión en Colombia con dos aperturas y creció en el mercado español a golpe de macrotiendas. Tino Gonzalez, por su parte, emprendió un nuevo plan de crecimiento a tres años. La otra cara de la moneda la protagonizaron Dreivip, que solicitó concurso de acreedores, y la gallega Viriato, que volvió a salir a subasta tras presentar su liquidación.    

 

 

Diciembre

La actividad en el negocio de la moda no descansó en la recta final del año: aperturas, fichajes y una nueva operación corporativa protagonizaron el último mes de 2017 en el sector en España, con compañías de todos los tamaños como protagonistas.

 

 

 

En diciembre se produjo uno de los bailes de sillas más relevantes del año, con la salida de Marco Agnolin, director general de Bershka, de la cadena para incorporarse a Diesel como consejero delegado. Antonio Flórez, directivo histórico del grupo, le sustituyó al frente del concepto de moda joven. Mango también reordenó su cúpula con la incorporación de Juan Marcos Ledo, ex Parfois, como responsable de expansión, mientras que Tony Batlló asumió la dirección de franquicias. También hubo movimientos en el equipo de Adolfo Domínguez, que incorporó a la economista Maite Aranzábal, ex Cortefiel, a su consejo de administración tras la salida en noviembre de Juan Manuel Fernández Novo.

 

En el sector inmobiliario, Mango se deshizo de su sede en Palau Solità i Plegamans (Barcelona), aunque continuará ocupándola en régimen de alquiler, y Bimba y Lola ató la suya para 2020 en la localidad pontevedresa de Nigrán.

 

Los titanes del retail continuaron apostando por la apertura de tiendas de referencia: Decathlon se reforzó en el centro de Madrid con dos nuevas aperturas, JD Sports se instaló en la Puerta del Sol e Inditex continuó conquistando Portal de l’Àngel con una nueva tienda de Bershka.  Por su parte, Grupo Cortefiel anunció una inversión de cincuenta millones de euros, de los cuales 25 millones se destinarán a la puesta en marcha de 500 nuevas tiendas en cinco años.

 

En cuanto a operaciones corporativas, Sita Murt pasó a manos de los inversores catalanes Jordi Martí Taulé y Guillem Junyent Argimon para asegurar su continuidad y la start up MAM Originals abrió su segunda ronda de financiación.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...