Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201720:25

h Back Stage

2011, el año en que la moda colgó el cartel de "en venta"

29 Dic 2011 — 12:00
Custodio Pareja
Compartir
Me interesa

Durante los últimos doce meses los grandes grupos de inversión han fijado su objetivo en la moda. El ejercicio 2011 ha sido un año en el que las compraventas de firmas de moda se han reactivado y, como resultado, muchas firmas de lujo han cambiado de mano. Jimmy Choo, Brioni, la puja por Hermès de LVMH o la incursión de un nuevo actor, como los grupos de inversión asiáticos, en el baile de inversiones han hecho de 2011 el año de las compraventas de empresas de lujo.

 

La coyuntura económica ha sido una traba en la carrera de muchas firmas y una oportunidad para grandes grupos con ganas de invertir en moda. Muchas marcas han necesitado ser compradas para poder seguir hacia adelante y muchas compañías inversoras han visto en ellas una oportunidad para convertirse en grandes grupos de lujo y poder así imitar a conglomerados como LVMH o PPR.
 
LVMH y Hermès
Hermès ha sido el objeto de deseo de LVMH, liderada por Bernard Arnault, durante todo el año.  El grupo, propietario de firmas como Louis Vuitton o Christian Dior, ha logrado aumentar su participación en la compañía hasta un 22,3%, logrando así más protagonismo y decisión dentro de la maison Hermès.
 
Las intenciones de Arnault en un principio eran amistosas, ya que quería colaborar con los directivos, pero las familias propietarias de Hermès se opusieron en rotundo y plantaron cara al gigante de lujo. Hermès ha creado un holding para controlar más del 50% del capital de la compañía; LVMH ha replicado con la compra de más acciones.
 
Puig y Jean Paul Gaultier
Puig, que posee en su cartera enseñas como Paco Rabanne, Nina Ricci o Carolina Herrera, se hizo durante el pasado mayo con el 45% de la compañía de Gaultier, que hasta entonces era propiedad de Hermès, en una operación valorada en 30 millones de euros.
 
Esta adquisición confirmó el deseo de Puig por retomar su estrategia de convertirse en un grupo de firmas de lujo, algo que comenzó en 1969 con la compra de Paco Rabanne. Las firmas que posee Puig crecen en la actualidad un 25% cada año.
 
Labelux Group: Jimmy Choo y Belstaff
De TowerBrook Capital Partners a Labelux Group pasando por la salida de Tamara Mellon, su fundadora . Si alguna firma ha sufrido cambios en su estructura empresarial durante este último año, esa ha sido Jimmy Choo.
 
La compañía TowerBrook Capital Partners vendió el pasado mayo la firma de calzado a Labelux Group. El grupo inversor pagó alrededor de 500 millones de libras (598,8 millones de euros) por la compañía liderada entonces por Tamara Mellon.
 
Esta adquisición significó un paso adelante para la compañía Labelux Group en su carrera por convertirse en un grupo de lujo. Labelux Group es propietario de firmas como Bally y Solange Azagury-Partridge, además de la recién adquirida Belstaff, compañía que el grupo compró el pasado junio por 110 millones de euros.
 
PPR y Brioni
Gucci, Yves Saint Laurent, Balenciaga o Stella McCartney. PPR se posiciona como la competencia más directa para grupos de lujo como LVMH. La empresa, liderada por François-Henri Pinault, se hizo en noviembre con la totalidad del capital de la firma italiana de prêt-à-porter masculino Brioni.
 
La compra, que aún no ha sido aprobada, se hará material durante el primer trimestre de 2012. Aunque se desconoce el precio de la operación, la compra podría estar valorada en cerca de 350 millones de euros.

 

Asia, un nuevo actor en la compraventa de lujo
Los protagonistas asiáticos en este año de compraventas en el sector del lujo han sido Neo-Concept Group y Li&Fung, dos grupos chinos que empiezan a tomar un gran protagonismo dentro de la escena del mundo de la moda.
 
Neo-Concept Group fue la primera empresa asiática en hacerse con el control de una marca española. El grupo fijó sus objetivos en la compañía catalana Basi , que en febrero cerró el traspaso de sus enseñas a la compañía china Siu, filial especializada en retail de Neo-Concept Group, un productor textil con una plantilla de más de 3.000 personas.
 
El grupo asiático Li&Fung, con sede en Hong Kong, también ha sido uno de los protagonistas indiscutibles del año. En marzo, el grupo de capital chino se hizo con el control de la firma de calzado de lujo Robert Clergerie.
 
En junio de este año, Li&Fung cerró la compra de Loyaltex Apparel, Collection 2000, Exim Designs, TVMania y Hampshire Designers, que cuentan con una facturación anual conjunta de 740 millones de dólares (515,3 millones de euros).

Además, Li&Fung es propietaria de las licencias para el mercado chino de Bluemarine, Moschino, Paul Smith o Trussardi, entre otras firmas de lujo.

Alpstar Capital y Farrutx
Durante los últimos doce meses, España también ha jugado, en menor medida, en esta liga. La firma de calzado Farrutx emprendió en mayo una nueva etapa: el fondo suizo Alpstar Capital se hizo con el cien por cien de la marca. La compañía pasó a manos de Vert Inversiones 2010, una sociedad creada por Alpstar Capital.
 
Atlas Capital y Tino González
Atlas Capital Equity decidió realizar durante este año su primera apuesta por el sector textil con la compra del 40% de la cadena de zapatos de bajo coste Tino González a través de una ampliación de capital. Esta operación supuso una inyección de fondos por un valor de 15 millones de euros.

Con esta compra, la marca Tino González iniciará un plan de desarrollo para alcanzar 150 establecimientos en 2014, con la apertura de entre 15 y 20 tiendas al año.

KA International y Maison Decor
Tras ser comprada por el fondo Sherpa Capital, la compañía KA International, antigua Kilo Americano, adquirió en octubre a la empresa española Maison Decor, especializada en artículos de decoración y textil para el hogar.

KA International se ha marcado el objetivo, con esta compra, de adaptar la imagen de Maison Decor a la de la firma KA.  “La unión de ambas empresas genera una excelente dimensión para obtener sinergias, economías de escala y acceso a proveedores”, aseguró la empresa compradora en octubre.

Barcel Euro y Shana
El ejercicio 2011 no sólo ha sido un año de compraventas empresariales en el sector del lujo, sino que también ha habido tiempo para fijarse en empresas más jóvenes y que se dirigen a un público de un poder adquisitivo menor. Este es el caso de Shana .

La compañía de bajo coste, fundada por el empresario Julián Imaz, recibió a un nuevo socio en su accionariado el pasado julio.  Barcel Euro, hólding inversor del empresario catalán Manel Torreblanca y su esposa Liliana Godia, adquirió el 30% de Comdipunt, sociedad que agrupa las cadenas Shana y Friday’s Project.
 
Privalia y Dress for Less
Otro actor importante en este baile compraventas ha sido el negocio online. Privalia ha sido una de las compañías españolas dedicadas en exclusiva al ecommerce que se ha decidido a comprar empresas de otros países para introducirse en nuevos mercados.
 
La compañía, liderada por Lucas Carné, se hizo con la empresa alemana Dress for Less. La operación se llevo a cabo tras su última ronda de financiación, que supuso una nueva inyección de capital de 88 millones de euros por parte de General Atlantic, Highland Capital Partners, Index Ventures e Insight Venture Partners.Asia, un nuevo actor en la compraventa de lujo
Los protagonistas asiáticos en este año de compraventas en el sector del lujo han sido Neo-Concept Group y Li&Fung, dos grupos chinos que empiezan a tomar un gran protagonismo dentro de la escena del mundo de la moda.
 
Neo-Concept Group fue la primera empresa asiática en hacerse con el control de una marca española. El grupo fijó sus objetivos en la compañía catalana Basi , que en febrero cerró el traspaso de sus enseñas a la compañía china Siu, filial especializada en retail de Neo-Concept Group, un productor textil con una plantilla de más de 3.000 personas.
 
El grupo asiático Li&Fung, con sede en Hong Kong, también ha sido uno de los protagonistas indiscutibles del año. En marzo, el grupo de capital chino se hizo con el control de la firma de calzado de lujo Robert Clergerie.
 
En junio de este año, Li&Fung cerró la compra de Loyaltex Apparel, Collection 2000, Exim Designs, TVMania y Hampshire Designers, que cuentan con una facturación anual conjunta de 740 millones de dólares (515,3 millones de euros).
 
Además, Li&Fung es propietaria de las licencias para el mercado chino de Bluemarine, Moschino, Paul Smith o Trussardi, entre otras firmas de lujo.
 
Alpstar Capital y Farrutx
Durante los últimos doce meses, España también ha jugado, en menor medida, en esta liga. La firma de calzado Farrutx emprendió en mayo una nueva etapa: el fondo suizo Alpstar Capital se hizo con el cien por cien de la marca. La compañía pasó a manos de Vert Inversiones 2010, una sociedad creada por Alpstar Capital.

Atlas Capital y Tino González
Atlas Capital Equity decidió realizar durante este año su primera apuesta por el sector textil con la compra del 40% de la cadena de zapatos de bajo coste Tino González a través de una ampliación de capital. Esta operación supuso una inyección de fondos por un valor de 15 millones de euros.

Con esta compra, la marca Tino González iniciará un plan de desarrollo para alcanzar 150 establecimientos en 2014, con la apertura de entre 15 y 20 tiendas al año.

KA International y Maison Decor
Tras ser comprada por el fondo Sherpa Capital, la compañía KA International, antigua Kilo Americano, adquirió en octubre a la empresa española Maison Decor, especializada en artículos de decoración y textil para el hogar.

KA International se ha marcado el objetivo, con esta compra, de adaptar la imagen de Maison Decor a la de la firma KA.  “La unión de ambas empresas genera una excelente dimensión para obtener sinergias, economías de escala y acceso a proveedores”, aseguró la empresa compradora en octubre.

Barcel Euro y Shana
El ejercicio 2011 no sólo ha sido un año de compraventas empresariales en el sector del lujo, sino que también ha habido tiempo para fijarse en empresas más jóvenes y que se dirigen a un público de un poder adquisitivo menor. Este es el caso de Shana .

La compañía de bajo coste, fundada por el empresario Julián Imaz, recibió a un nuevo socio en su accionariado el pasado julio.  Barcel Euro, hólding inversor del empresario catalán Manel Torreblanca y su esposa Liliana Godia, adquirió el 30% de Comdipunt, sociedad que agrupa las cadenas Shana y Friday’s Project.

Privalia y Dress for Less
Otro actor importante en este baile compraventas ha sido el negocio online. Privalia ha sido una de las compañías españolas dedicadas en exclusiva al ecommerce que se ha decidido a comprar empresas de otros países para introducirse en nuevos mercados.

La compañía, liderada por Lucas Carné, se hizo con la empresa alemana Dress for Less. La operación se llevo a cabo tras su última ronda de financiación, que supuso una nueva inyección de capital de 88 millones de euros por parte de General Atlantic, Highland Capital Partners, Index Ventures e Insight Venture Partners.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...