Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Empresa Franc Marín-Camp. Berlín

Zalando rompe las reglas del ecommerce: el grupo estudia distribuir sus marcas propias en Asos y Topman

Zalando da un nuevo giro en el negocio de la moda online. La compañía alemana de ecommerce, que en los últimos años ha lanzado una quincena de marcas propias, podría llegar a distribuir las firmas de mayor valor añadido en las tiendas online de sus competidores Asos y Topman. Esta estrategia, que rompe con las reglas establecidas hasta ahora en la distribución de moda, se encuentra en fase de estudio y es sólo uno de los proyectos que el gigante berlinés planea para 2016, tal y como ha podido saber Modaes.es.

 

Tras crecer un 33,6% en 2015, rozando los 3.000 millones de euros de facturación, la compañía está llevando a cabo una apuesta decidida por sus enseñas propias que pasa por introducirlas más allá de Zalando. La estrategia no es nueva. Los artículos de marcas como Anna Field, especializada en calzado y que el grupo alemán posee a través de su filial zLabels, ya se encuentran en la tienda online de Yoox, propiedad del gigante del lujo Yoox Net-a-Porter Group.

 

 

La alianza del grupo con ambas empresas británicas permitiría a Zalando apuntalar su presencia en un mercado maduro como Reino Unido, que en la actualidad copa un peso discreto dentro de las cuentas de la compañía. En paralelo, la empresa fundada por David Schneider Robert Gentz situaría sus marcas a golpe de click de los usuarios de otras tiendas online. Esta estrategia podría constituir también el paso previo al salto offline de la compañía a través de tiendas multimarca con presencia física. 

 

Las marcas propias de Zalando se diseñan y producen a través de la filial del grupo zLabels, dirigida por Jan Wilmking y Christian Baier. La sociedad se encarga de marcas como Kiomi, Friboo y Zalando Essentials, entre otras. Estas enseñas generan, según la compañía, el 19% de sus ingresos: más de 560 millones de euros en 2015.

 

Zalando nació como marketplace en 2008 e inició el desarrollo de sus marcas propias en 2013. Hoy, estas firmas copan un 20% en la categoría femenina y alrededor de un 15% en la masculina. En el pasado ejercicio, las ventas totales del grupo alcanzaron 2.958,2 millones de euros gracias al impulso registrado en todos los mercados donde opera, mientras que el beneficio antes de impuestos (ebit) se situó en 107,5 millones de euros, un 3,6% más que el año anterior. El negocio de Zalando se completa con el desarrollo de tiendas monomarca de grupos como Gap o Topshop.

 

El grupo berlinés de ecommerce ha lanzado una quincena de enseñas propias en los últimos años

 

El grupo, que cotiza en bolsa desde 2014, cuenta con dieciocho millones de consumidores activos. Este año, Zalando tiene previsto invertir cerca de 180 millones de euros para afianzar su crecimiento, dejando abierta la posibilidad de fusiones y adquisiciones, que requerirían una inversión aparte.

 

Entre sus últimas inversiones está su entrada en el capital del saló berlinés Bread&Butter, que en 2014 se acogió al equivalente alemán del concurso de acreedores. Zalando prevé relanzarlo con una nueva edición este próximo otoño que servirá, a su vez, para anunciar la entrada en Europa de un nuevo grupo de moda que iniciará sus operaciones en el continente de la mano de la compañía.

 

Fundado por Rocket Internet, el grupo también se ha reforzado con nuevos centros tecnológicos en Dublín y Helsinki, los primeros de Zalando fuera de Alemania. En su país de origen, la compañía planea un nuevo centro en Lahr (Baden-Wurtemberg) y ahora se prepara para estrenar unas nuevas oficinas en Berlín.