Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Cosmética Modaes

Avon recortará su plantilla en más de 1.000 empleados para hacer frente a su situación financiera

Avon despedirá a 1.500 empleados. La compañía estadounidense de cosmética ha confirmado que prescindirá de más de un millar de sus trabajadores y abandonará los mercados de Corea del Sur y Vietnam como parte de un importante plan de reestructuración anunciado el pasado noviembre.

 

La empresa, que sufre una complicada situación financiera tras ver cómo sus ventas se han reducido en los últimos meses en sus mercados clave, ha estimado que el último paquete de medidas de la reestructuración le supondrá un desembolso de entre 80 millones de dólares (61,69 millones de euros) y 90 millones de dólares (69,40 millones de euros) antes de impuestos.

 

Este recorte se suma a otros cambios que la compañía ha llevado a cabo este año. El más importante, la sustitución de Andrea Jung como presidenta de la compañía. La directiva, encargada de liderar a la empresa en su expansión internacional, será relevada cargo en enero de 2013 por Sheri McCoy, nombrada consejera delegada el pasado abril.

 

Avon decidió separar los cargos de presidente y consejero delegado en diciembre de 2011, tras tomar la decisión de apartar a Jung de la gestión de la compañía y sólo mantenerla como asesora senior. Su nuevo contrato con Avon tiene una vigencia de dos años, hasta abril de 2014.

 

Jung fue apartada de su cargo de consejera delegada tras varias decisiones que han llevado a Avon a una posición poco favorable, que van desde poner en marcha reestructuraciones que no resultaron hasta caídas de la rentabilidad, pasando por una investigación para determinar si empleados de Avon infringieron leyes estadounidenses de soborno para poder entrar en nuevos mercados.