Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra Política de cookies.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Dic 201610:37

Ha nacido una nueva potencia del ecommerce para el sector moda

 

A estas alturas es más que sabido que el ecommerce es una de las vías más prolíferas de una empresa de moda. Pero muchas empresas se pierden en lo global e incluso hacen lo mismo que su competencia. Por ejemplo, si la empresa Carolina Herrera se va a México, pues algunas empresas se apuntan al carro, si los informes de las consultorías de moda indican que México es lo más codiciado en este momento y que se conseguirá buenas ventas, pues eligen esa dirección. Claramente cada empresa de moda es libre de elegir donde se expande, pero muchas veces no se actúa con la suficiente astucia, para golpear  primero.

 

Con esto se quiere decir que ir a mercados que van a ir todos, está muy bien, pero no es ninguna novedad. Sin embargo si te introduces en un país que no es muy usual y obtienes muchas ventas, tiene su merito y su recompensa, porque eres uno de los primeros en llegar y esto permite ganar más cuota de adeptos a una marca. En la conferencia de la última Barcelona Fashion Summit, Luis Bassat indicaba que hay que diferenciarse, que hay que lograr cambios, en fin, hacer cosas distintas, y para ilustrar lo que indicaba mostro el famoso video del atleta olímpico Dick Fosbury, que gracias a su nueva forma de saltar, ha permito alcanzar más altura a los futuros atletas de este deporte olímpico.

 

Volviendo a la moda, y sobre todo al sector digital, hay que tener en cuenta que los países que están desarrollándose, que aun están conociendo lo que la tecnología les permiten hacer,..etc son más propenso a amar el mundo online. Esto todo viene porque hace unas semanas se indicaba que África se ha incorporado al boom de la tecnología, y les está encantando comprar online, y sobre todo desde dispositivos móviles.

 

Como pasaba en los pueblos de China, en África hay muchos sitios que no hay las carreteras adecuadas, que hay que viajar muchos kilómetros para llegar a un centro comercial, que muchos si tienen para comprar un móvil, pero no tienen para adquirir un coche. Por este motivo el ecommerce ha emergido y subido como la espuma.

 

Para los africanos es mucho más fácil y atractivo comprar online que tener que ir a un centro comercial o desplazarse hasta la ciudad para adquirir su ropa.

 

Hay que recalcar que a pesar de que son un país novato en el ecommerce, los usuarios son bastante exigentes. Aprecian mucho la experiencia de compra, la buena logística, la facilidad de pago, la incorporación de las características y medidas de los productos, que se visualice perfectamente en el móvil...

 

Para justificar el porqué de este boom, hay que indicar que la clase media de África ha crecido en un 20% y va in crescendo. Es un continente con economías en desarrollo, y uno de esos avances que ha permitido el rápido crecimiento del ecommerce, es el aumento del acceso de banda ancha, con lo que permite que muchas personas puedan comprar desde internet.

 

El consumidor africano es muy consumista y le encanta los dispositivos móviles. Aunque no es una empresa de moda, la empresa de utensilios de lujo Yuppiechef ha detectado la enorme oportunidad que es abrirse camino en el mundo online en África. Los propietarios de esta marca certifican que África es un enorme potencial y todos van a querer ser los primeros en actuar en este continente.

 

Se prevé que en 2025 más del 50% de la población africana dispondrá de Internet, con lo que se estima que las compras online ascenderían a 75 millones de dólares.

 

Un ejemplo de tienda online que ya está ganando mucho dinero en ese continente es Jumia, que ha generado 28 millones en ventas el año pasado, y que la ropa es de los productos que más vende sin lugar a dudas. Además apuntan un dato bastante revelador, y es que los consumidores africanos aman las marcas europeas, les encanta su confección, colorido y calidad.

 

De todos los países de África el top tres es Nigeria, Sudáfrica y Kenia. El crecimiento es tan rápido que el año pasado la tasa de crecimiento global en África del ecommerce estaba en un 16.8 % y en los inicios del 2016 ya están a un 25.6%.

 

Todo esto constata que dentro de muy poco África como otros países que están en desarrollo son más fieles y adeptos al ecommerce, por lo que hay que atrapar estas oportunidades y no solo ir por el camino común y de siempre. 

...